lunes, 26 de diciembre de 2011

¿QUIÉN DESACREDITA A QUIÉN, O A QUÉ?


¿Por qué pasan los evolucionistas tanto tiempo hablando de un Ser en el que no creen e intentando desacreditar a la Biblia?



Me hacía esa pregunta hace un rato. Tiene mucha gracia porque resulta que no creen en Dios, y por lo tanto “dicen” que no creen en la Creación del mundo por Dios. Miren los colores de esta mariposa, es espectacular y es un testimonio de la creatividad de alguien muy superior a todo lo que conocemos. ¿Creen que esta mariposa ha aparecido por arte de magia? Esto es lo que piensan estos soñadores los cuales se pasan la vida escribiendo artículos contra los creacionistas. No solo eso sino que solo el pensar que la Biblia pueda llevar razón en cualquier tema de ciencia es algo insoportable para ellos.

No, sra. Logos77, la que cree que la mariposa apareció de repente por arte de magia es usted, gracias al “chasquido” de dedos y al “abracadabra” de ese extraño mago celestial que ustedes se han inventado; porque de existir algún dios nada tendría que ver con la ridícula caricatura antropomorfa que ustedes han creado para satisfacer sus anhelos y deseos personales. La formación de la vida, la evolución y desarrollo de las especies a través del tiempo tiene otros métodos y caminos más naturales para ir desenvolviendo toda la gama de posibilidades, como así la ciencia, repito, la ciencia, que no la Biblia, y sus indudables protocolos y métodos de investigación han venido estableciendo.

Ahora bien, ¿qué hacen personas inteligentes y cultas gastando tanto tiempo en Internet buscando cómo desacreditar la Biblia? ¿Tiene esto algún sentido?

Las personas inteligentes y cultas no tratan de desacreditar los libros de la Biblia porque ya sabemos lo que son: escritos milenarios, recopilaciones de otros mitos anteriores, redactados por culturas ajenas a la nuestra, manipulados y modificados a lo largo de la historia para adaptarse a los intereses creados de los poderes establecidos en las diferentes épocas, que tienen el mismo valor cultural que los de cualquiera de los libros pretendidamente “sagrados” que en el mundo son.

Las personas inteligentes y cultas a quienes queremos desacreditar son a los fanáticos y fanáticas religiosos de pensamiento único como usted, que desprecian la reflexión crítica, la capacidad de razonar con independencia de cualquier influencia política o religiosa y que repudian el progreso social y la libertad individual.

Las personas inteligentes y cultas no nos sentimos ovejas de ningún rebaño, sometidos a trasnochados preceptos dogmáticos y a las absurdas leyes de un supuesto dios, extravagante, violento, caprichoso, cascarrabias, injusto, misógino y, sobre todo, asesino.

Las personas inteligentes y cultas sabemos del peligro potencial que supone que la gente que basa su norma de vida en un adoctrinamiento ciego y seguidista de los absurdos y estrafalarios preceptos de un solo libro comporta. La historia del cristianismo está lleno de esos nefastos ejemplos: Del poder omnímodo de una institución que reprimió, encarceló y masacró a miles de personas durante decenas de generaciones simplemente porque no se amoldaban a las exigentes imposiciones de su degenerado clero, cuyos denigrantes autos de fe fueron dirigidos por fanáticos biblistas que eran tan fundamentalistas doctrinalmente como lo es usted, aunque no sea católica.

Ese es el “sentido” a su interrogación. ¿Religiones y seguidores? Todas las que quieran, las creencias son libres. Pero como prácticas personales e intransferibles. Quien quiera que crea lo que desee, pero que no obligue a los demás, a través de prácticas proselitistas, a hacerlas creer bajo pena de castigo eterno. Es por eso que yo, y tantos como yo, nos movilizamos, no contra las creencias en sí mismas, sino contra los borregos adoctrinados que intentan adoctrinar a su vez a todos los demás.

Desde luego bajo el punto de vista de cualquiera que pueda ser imparcial, no lo tiene. Yo no creo en el espagetti volador pero no pierdo el tiempo hablando de tal personaje porque sé positivamente que no existe. Tengo demasiadas cosas interesantes que hacer para perder el tiempo de esa forma. Pueden leer este blog buscando artículos o comentarios sobre el espagetti volador y no los van a encontrar. Realmente lo que estas personas hacen es algo asombroso y digno de ser estudiado.

No lo ha pillado sra. Logos77. Ni siquiera ha entendido el remedo y la sátira hacia su imaginario dios que representa el “espagueti volador”. Si de creer se trata, se puede creer en cualquier cosa, de ahí que a quien se le ocurrió la idea de un dios así representado podría haber inventado cualquier otra quimera como personaje supuestamente divino. Así que no me extraña que no crea en el “espagueti volador”, nadie cree en él, es sólo un sarcasmo.

Aunque usted dice: Yo no creo en el espagetti volador pero no pierdo el tiempo hablando de tal personaje porque sé positivamente que no existe, esta afirmación podría ser aplicable a cualquiera de los centenares de dioses establecidos y que fueron adorados por multitud de culturas a lo largo de la historia. ¿Cree usted en Alá, Zeus, Odín, Manitú, etc.? ¿No, verdad?, pues lo mismo podemos decir de su dios, Jehová. Es usted atea de todos los demás dioses, menos de uno, el suyo.

Como yo no soy imparcial interpreto esta actitud de la única forma sensible. Aunque ellos no lo sepan, esta gente son marionetas de un personaje que los manipula y los lleva a buscar la manera de contrarrestar las enseñanzas de Dios. Tienen una misión, y sin darse cuenta ellos mismos se delatan al igual que su misión. Cada dos o tres artículos que escriben, uno es en contra de alguien en quien no creen o de Sus seguidores. ¿Cómo interpretan ustedes esto? Es realmente digno de estudio.

Yo iba a escribir lo mismo para definirla, pero se me ha adelantado… :-D

¿Acusa usted de marionetas a quienes no se rigen por norma religiosa alguna, ni están sujetos a preceptos morales antinaturales provenientes de un dios para el que todo es pecado y te condena al fuego eterno si te pasas un milímetro de sus mandamientos, como es el caso de ustedes?

¿No será que realmente la obsesión es suya? ¿O es que no arremete constantemente, post tras post, contra los que usted considera ateos, impíos y pecadores? ¿No es cierto que se le pone la risa de conejo cuando incesablemente nos está recordando lo mal que lo vamos a pasar eternamente una vez la hayamos palmado y nos encontremos delante de su dios?    

Parece una obsesión que no pueden controlar. Tienen que hablar constantemente de algo que no creen. Alguien los dirige y la pasión que demuestran no hace más que confirmar nuestra afirmación: son agentes impulsados y manipulados por fuerzas mayores. No son libres, están obsesionados.

Déjese de conspiranoias dirigistas que esos argumentos están muy manidos y pasados de moda, y ya no impresionan a nadie. Aplíquese lo que dije más atrás: Ninguno de nosotros se callará hasta que ustedes no hagan los mismo, y denunciaremos sin descanso sus tabarras de paranoias proselitistas. Practique usted su religión, en su casa y en sus templos y dejen a los demás en paz porque no tenemos ninguna necesidad de creer en dioses tan extraños y contradictorios. De ese modo, verá con seguridad como los dimes y diretes cesan. Ni ustedes tienen ninguna misión, ni el mundo les necesita.   
   
Todo en este mundo tiene una razón de ser. Todo tiene una causa. Nada sucede al azar, esos son cuentos de niños. Sabemos que todo lo que se hace en este mundo tiene un diseñador, un arquitecto, un ingeniero, etc. etc. Cada día tenemos que trabajar si queremos que las cosas marchen como deben. Si queremos que haya pan a la hora de comer, necesitamos un panadero. Si queremos ponernos ropa limpia, más vale que alguien la ponga en la lavadora, y sobre todo, que haya alguien lo suficiente inteligente para diseñar la lavadora. ¿Cómo pueden personas cultas e inteligentes llegar a la conclusión que las cosas se hacen solas? ¿Alguno de ustedes ha visto alguna vez aparecer algo por arte de magia, sea a cámara lenta o a toda velocidad?

Como ya dije más arriba, parece ser que sí, que usted acepta la aparición de la mariposa de la foto y su complejidad biológica como surgida por arte de magia. Y no fue, según usted, ni a cámara lenta ni a toda velocidad, sino al instante: su dios pensó en esa mariposa en concreto y ¡ale op!, la mariposa se hizo. Y así los centenares de miles de especies de animales y plantas que en el mundo han sido, son y serán. Todo hecho en un instante. No, perdón, en un instante no, en seis días de 24 horas, tal como la Biblia nos enseña. Ya, de paso, le planteo una pregunta: Según el Génesis la luz fue creada antes que las “lumbreras”, es decir el sol, la luna y las estrellas. Si el sol, la luna y las estrellas son las que realmente dan la luz que separa la noche del día, ¿de dónde venía la luz primeramente creada? ¿Creó su dios, primero, una gran linterna que iluminase el universo mientras se le ocurría crear el sol, la luna y las estrellas con el único exclusivo cometido de iluminar la tierra?

Como esto es del todo irracional, no hay otra conclusión posible que la mencionada. Estas personas no pueden pensar por sí mismas y solo siguen un script.

Exactamente lo mismo que se podría decir de usted. Sólo que su script es del todo conocido: se llama Jehová.

No olvidemos que los darwinistas creen que NADIE + NADA = TODO. No olviden esa fórmula porque es la ecuación de la teoría de Darwin.

¿Esa es la fórmula de los darwinistas? Por un momento creí que estaba definiendo el creacionismo bíblico.

¿Puede alguien aqui creer que esa preciosa mariposa no tiene diseñador? No, amigos mios, la Biblia dice que Dios hizo todo lo que vemos DE LO QUE NO SE VEÍA.

Así es como lo hacen los magos, Logos77, aparentemente crean cosas que antes no se veían, como sacadas de la nada.

Sin embargo, el evolucionismo sostiene que todo lo que vemos es porque antes, durante centenares de millones de años, había evolucionando, cambiado y adaptándose al medio. Ahí están los fósiles para corroborarlo. Pero, si, ya sé, la ciencia a usted no le gusta, porque los resultados y conclusiones de la ciencia no están en la Biblia. Y si la Biblia no habla de ello, no existe.


PD. ¡Ah!, sra. Logos77, si lee usted este blog, y le apetece, puede opinar lo que quiera, aquí nunca será censurada como sistemáticamente hace usted cuando recibe alguna opinión que se le "atraviesa".

8 comentarios:

Imaginario dijo...

Pues si Alfonso, los creacionistas son de vergüenza ajena.

Saludos

Adela dijo...

Os deseo un muy Feliz Año Nuevo de corazón.

ANITA dijo...

Adela cuanto tiempo el espiritu navideño está contigo y has venido ha desearnos Feliz año nuevo porque claro imaginarás que felicitarnos la navidad no procede.
Vienes con tu nombre sin enlace lástima no podemos visitarte para decirtelo en tu casa, ya que abriste nuevo blog y lo cerraste a cal y canto de nuevo cuando leíste que nos daban la dirección nueva temerosa de que los "malos" te visiten de nuevo. En fin tu misma Feliz año nuevo para ti también.

Adelo dijo...

Si es que esta adela es buena porque es buena, cojones. Hombre, yo te desearía para este año un colico nefritico leve y que te dieran a elegir entre rezar y tomar diureticos. Y que te coja en cataluña, para darle emocion. Si la fe mueve montañas, una piedrecita de nada esta chupao.

Alfonso dijo...

Adela, cariño, aunque tú no te lo creas y pienses que cumples sinceramente con tus sentimientos de amor a todo mundo, y más a los descarriados que andamos por estos pagos, deseándonos un feliz año, lo tuyo, sinceramente, es de un desliz hipócrita que raya el cinismo típico del retorcimiento católico militante.

Te visité en tu nuevo blog y estuve leyendo los ripios poéticos que salen de tu inflamado corazón. Muy bien, cada uno se expresa como quiere y puede. ¿Alguien se metió contigo? ¿No, verdad? Sin embargo bastó que alguien por aquí dijese que tenías un nuevo blog (porque como buena ratona católica que eres sigues visitándonos, pues en el fondo te va la marcha) y lo cerraste de manera que no pudiéramos entrar no vaya a ser que se colara algún vaho de azufre, o se le ocurriese escribir alguna cosa horrenda a la caterva de demonios que, según tus congéneres, estamos a este lado de la blogosfera.

Pues nada, buena mujer, si no se acaba antes de año, como preconizan algunos, que este 2012 sirva para que tu conversión al catolicretinismo alcance cotas de santificación sin precedentes.

Alfonso dijo...

Por cierto, Adela, se me olvidaba.

Tu nuevo blog se llama (según tengo ya inútilmente en favoritos)"Nada te turbe", parafraseando así la poesía atribuida a la llamada santa de Ávila, Teresa de Jesús, cuando decía aquello de:

"Nada te turbe,
Nada te espante,
Todo se pasa,
Dios no se muda.
La paciencia
Todo lo alcanza;
Quien a Dios tiene
Nada le falta:
Sólo Dios basta.
Eleva el pensamiento,
Al cielo sube,
Por nada te acongojes,
Nada te turbe", etc. etc.

Pues es lo que decimos: Mera palabrería en las intenciones, pero la misma reacción mezquina en las acciones. Porque tu "turbación" fue total cuando viste que pudiéramos acceder con nuestras impías zarpas a tu inmaculado blog.

Y esos pensamientos e intenciones ofenden, amiga mía.

Nada te turbe... ¡Ja! ...

Adela dijo...

Estas equivocado Alfonso, ese blog no es mio y no pasa nada, me esperaba esto. Igual os deseo lo mejor.

Alfonso dijo...

Pues para no ser tuyo, sino recuerdo mal, en la página principal o portada, había una gran fotografía tuya de tu cara en escorzo, con una caída de pestañas a lo poetisa soñadora que no dejaba dudas sobre la autoría de los escritos y otras fotografías del mismo corte.

De todos modos, efectivamente, que no pasa nada, ¿qué va a pasar? Uno hace lo que quiere con lo suyo, que para eso es el "amo del perro", como se suele decir.

¿Cómo se compaginan tus frases "el blog no es mío" y "me esperaba esto"?

Yo te lo diré: El blog, fuese tuyo o no, disponías líbremente de él ¿no es así? La prueba es que en cuanto te enteraste de que teníamos acceso al mismo diste el portazo y lo cerraste dejándolo en exclusiva para tus píos amigos. Fuese tú, o no, quien manejara el teclado del ordenador para hacerlo. Y "el me esperaba esto" corrobora lo anterior: Sabías de antemano la lógica reacción de quienes, en principio, no tenían otra intención que la de visitarte y leerte con discreción, sin meter ruido, porque por muy descreídos que seamos tenemos la misma vergüenza torera que puedes tener tú o cualquiera. De la misma manera que tú, y centenares de personas más, se pasan por aquí, leen lo que hay y no comentan nada. Hay un contador que así lo va marcando.

Yo también te deseo lo mejor. A pesar del prejuicio y el desprecio que tal actitud representa. Y lo peor es que no tenías motivos previos.