miércoles, 21 de diciembre de 2011

El universo está diseñado, quién lo diseñará, el diseñador que lo diseñe buen diseñador será...



Jolimu presenta evidencia del Diseñador el cual nació en Belén, de Judea y se llama JESUCRISTO (Juan 1:10)

Señoras y señores lectores/as ocasionales de este blog, dejen ya de buscar la razón última de la existencia de todo cuanto es. No se atormenten más con dudas y vacilaciones. Destierren de sus mentes los fantasmas del inconcreto y falaz relativismo que corroe, confunde y corrompe lo que es claro y diáfano por naturaleza.  Tienen ante ustedes las exclusivas evidencias de que este universo y lo que contiene ha sido creado, formado y diseñado por un dios que queda perfectamente explicado a través de la ciencia infusa que mentes tan afortunadas y preclaras como las de Logos77 y Jolimu el cielo ha tenido a bien regalarnos. El dedo divino señala donde quiere y el soplo del espíritu elige, para nuestro conocimiento y salvación, a aquellos/as sus profetas y profetisas, que cree oportunos, para guiar por la única y auténtica senda del conocimiento a tantas almas descarriadas que viven y se mueven en la oscuridad más ignota y profunda, incapaces de vislumbrar la luz de la gloria del diseñador que les capacite a ser copartícipes de tan grandes dones revelados.

Agradecemos, por tanto, que a Logos77 se le haya encendido la bombillita divina y haya rescatado de su propio blog el clarificador y definitivo argumento que hace un año el gran Jolimu expuso al mundo para dejar bien a las claras lo equivocados que estamos, regalándonos una de las reflexiones más esclarecedoras que los siglos han visto sobre la certeza del diseñador más fetén de todos los tiempos: Dios. Bueno, mejor dicho, su dios, el auténtico, no lo confundamos con cualquier otro dios porque entre el elenco divino hay mucho advenedizo suelto.

Así que, ateos, agnósticos, librepensadores, creyentes sin iglesia, creyentes de otras confesiones, alienígenas en general, mediopensionistas y demás fauna humana que no tenéis claro qué fue antes, si el huevo o la gallina, no busquéis más, dejad las dudas y su amarga ponzoña a un lado, no os apesadumbréis ante las carencias de las ciencias empíricas, éstas no son nada comparado con la asombrosa y determinante deducción exegética de quien está directamente inspirado por la más alta instancia existencial.

Gracias, gracias por tan apabullantes y definitivos argumentos… por la gloria de mi mare… digo, del diseñador.

Jolimu sobre La Gloría del Diseñador


Podrías explicarme de dónde sale la fuerza que sustenta el Universo, los pentatrillones de toneladas que flotan en el espacio? Porque el Big bang no lo explica; es presentado como una gran explosión y luego se argumenta sobre lo que nadie comprobó.
Di que sí, Jolimu. A ver, ¿quien estaba presente en el momento en que se produjo la fluctuación cuántica de la nada que dio origen al Big Bang? Nadie. Sin embargo, el diseñador y su gloria estaba allí, eso lo sabe todo el mundo, por eso es tan fácil de deducir que si no es por la acción de un dios que estaba aburrido con la nada y le dio por “diseñar” cosas no habría ni universo, ni ná de ná.
Y la gravedad tampoco explica nada; el hombre solo ha podido comprobar su existencia, pero no su causa.
Por supuesto. La ley de la gravitación universal es una mariconada que se le ocurrió a un matemático con pocas luces y muchas ganas de enredar. Donde se ponga una “ley de atracción inteligente” (de diseño, no faltaba más), que se quite tanta especulación sobre la atracción de los cuerpos proporcionalmente a su masa y demás zarandajas. Si te caes por una escalera y te rompes la crisma ha sido por culpa de esa manía que tiene el diseñador universal de ir dando empujoncitos a la gente. Bueno, ya lo dijo su hijo, que a la vez es el padre, o sea también dios, siendo también hijo del otro yo divino, el espíritu santo, todo ello en un rocambolesco juego de divinos incestos: “Ni un solo pelo de tu cabeza se moverá si no es con el consentimiento de mi padre”. Pues imaginaos lo que será para mover los “pentatrillones de toneladas que flotan en el espacio”… ¡Ahí es ná!...
Perdóname, pero hay 25 órbitas diferentes; astros con trillones de toneladas de peso, perfectas cada una, venciendo la fuerza de atracción de astros mayores porque permanecen fuera de su campo de acción. Pensar que salieron del azar, comenzaron a orbitar por azar, y se sustentan así por azar, es cualquier cosa menos científico.
Lo de las 25 orbitas diferentes, seguramente, nuestro divinamente inspirado Jolimu, se refiere a las 25 esferas y sus cuerpos celestes que, según él, rotan alrededor de la Tierra, siendo ésta, tal como afirma, en otros inspirado escritos, el centro del universo. Está claro que esa certeza sólo le puede venir por inspiración divina. Que suerte que tiene, el jodío…
Y tiene toda la razón, lo realmente científico no es que los soles y planetas del universo giren por azar, sino que el diseñador del universo, en su omnipotencia, maneje los astros del mismo modo que el malabarista del circo hace girar en el aire varias pelotas. Y no me digáis que no es una imagen preciosa: contemplar como el diseñador inteligente, creador de todos los cuerpos del universo, se los va pasando de mano en mano, haciéndolos girar.
Como si viéramos al azar hacer prodigios cada día. Es que resulta irracional, vaya. Se niega lo que se ve, y se especula sobre lo que no se ve.
Totalmente de acuerdo contigo, Jolimu. Aquí el único que hace prodigios es tu glorioso diseñador y no un azar de poca monta cualquiera. Es que a los que tenemos la funesta manía de pensar y consultar los logros de la ciencia a lo largo de la historia, nos entra tales ataques de irracionalidad que nos negamos a ver lo que es evidente a todas luces. Y por eso especulamos sobre lo que no se ve. Sin embargo, al glorioso diseñador lo vemos todos los días y  nos emperramos en creer que sus divinas intervenciones es mera especulación de religiosa irracionalidad. Es lo que tiene no estar en sintonía con el diseñador inteligente, que no nos enteramos de la misa la media.
Por otra parte: ¿Chapucero un Programador capaz de crear con solo 4 letras biológicas millones de programas distintos, garantizando la vida desde el embrión, desarrollo, mantenimiento, y hasta la muerte?
¿Chapucero un Creador capaz de generar con solo 4 letras biológicas, solo en el caso humano, un Programa con 6,4 mil millones de bits de información, perfectamente secuenciados, perfectamente regulados, con interruptores biológicos, con la confección de 10000 proteínas diferentes, previendo incluso su reposición, para crear y mantener vida casi desde la nada?
Ya ves, al diseñador divino sólo le costó seis días hacerlo. Y desde entonces han pasado sólo 6.000 años, y todas las cosas, animales, plantas y nosotros mismos, seguimos con el mismo aspecto que el primer día. Pero es lo que tiene vivir en el error cuando nos empeñamos en llevarle la contraria a tu dios bíblico: que no hacemos caso de su palabra y nos empeñamos en darle a la Tierra unos “añitos” más para que le de tiempo a que toda esa maravilla que llamamos vida tenga el espacio temporal necesario y evolucione hasta llegar a conseguir esos logros bioquímicos tan complejos. Con lo fácil que es para un dios chasquear los dedos y ¡voilá! crear un universo entero en un plis plas, como así ha sido. Ya lo dije antes: a irracionales no hay quien nos gane…
¿Acaso tú o algún conocido tuyo podría hacerlo mejor? ¿Algún Nóbel lo mejoraría? Hermano, si algo he visto como factor común en la defensa evolutiva, es la carencia de humildad. Es como si todos fueran cortados por un mismo patrón.
Así es, hermano, así es… Los que nos empeñamos en sostener la evolución como causa de la interacción de los cambios y modificaciones universales es que somos de un soberbio que asusta. Y no nos damos cuenta de la actitud recta y humilde, además de plenamente verídica, de los que sabiamente sostenéis que la Tierra es el centro del universo, que éste gira alrededor de la misma, que el diseñador inteligente a quien adoráis como auténtico e increado dios hizo para su gloria el universo en seis días de 24 horas, que de una tacada se sacó de la manga todas las decenas de miles de especies animales y vegetales, que son actualmente tal cual como eran en el principio, que en un gesto de amor inenarrable nos creó a su imagen y semejanza, que nos hizo libres para después esclavizarnos con preceptos morales hasta el absurdo, que como nos tocábamos la pilila y hacíamos marranadas con el sexo opuesto nos envió azufre primero y un diluvio universal después para empezar de nuevo, que como la cosa no volvió a salirle bien se mató así mismo en su segunda persona divina cuando, repito, se le ocurrió bajar a la Tierra en forma de hombre-dios porque éramos más pecadores que el copón, que dejó constituida una iglesia que en cuanto tuvo poder se dedicó a masacrar a los mismos que antes les masacraban a ellos. Y como lo tenían todo tan clarito, y por aquello de que un buen cristiano no está cortado por el mismo patrón tal como afirmas, a diferencia que un vulgar ateo evolucionista, en casi 1.600 años de historia han surgido hasta el presente más de 40.000 confesiones cristianas que dicen ser cada una de ellas la fiel garante del pensamiento del hombre-dios muerto por crucifixión al que adoran. ¿Puede existir mayor diversidad?
Os dejo, y no os canso más por mi parte, con los sabio argumentos que vienen a continuación ya que se explican solos por sí mismo, sin falta de ayuda, para que al finalizar su lectura no os quede ninguna duda sobre las evidencias del diseñador que nació en el portal de Belén pero mira como beben los peces en el río…
No vale la pena seguir insistiendo sobre lo que la inspiración del diseñador inteligente crea por sí mismo en el adelantado espíritu de Jolimu.
Sinceramente, yo, después de tan aleccionadora exhortación no me queda ninguna duda sobre las fantásticas realidades que este evangélico de “pro” expone sobre la creación del mundo, el universo entero, el infinito y más alla…
El que no sepa verlo… será porque no llevará las gafas bien puestas. O necesita ir al oculista. Al oculista inteligente, por supuesto.
Ya sé que la presión de perder las subvenciones es mucha, pero deberían controlarse un poco, ser un poco menos soberbios, ególatras y vanidosos. Cuando no se puede desmentir una realidad que atenta contra lo que les han propugnado, la solución no debe ser la ofensa; eso no es ético.
Con respecto al terreno de las ideas, y contestando tu planteamiento sobre los cánceres, te diré que la causa de la muerte es el pecado. Y eso estaba en los planes de Dios; si conocieras la vida en el espíritu, lo verías de otra forma: la muerte solo es una puerta abierta hacia otra dimensión. Todos moriremos y todos debemos sufrir nuestra propia muerte; solo que algunos se van antes que otros. Pero el que se vaya, si ha sido buena persona, te aseguro que estará en un sitio mejor que este; ha sido un afortunado, su sufrimiento fue premiado.
Dios lo tenía planeado; cuando Adán le falló en desobediencia, dictó su sentencia: “Muriendo, morirás”. Eso es lo que aparece en el Bereshit 2:17, la tradición judía con la que Jesús enseñaba.
Al hacer la traducción al griego, para crear el libro ‘Génesis’, el hombre dio otra prueba más de lo autosuficiente que se cree. Al ver ese “muriendo, morirás”, y no poder darle explicación desde la inteligencia y conocimientos humanos, tradujeron lo que les dio la gana: “De cierto morirás”.
Pero, hoy, con el conocimiento de la genética, sabemos que ‘morimos según se muere nuestro ADN’, tal como sentenció el propio Dios: “muriendo, morirás”.
La muerte, el sufrimiento, son etapas por donde todos tenemos que pasar para entrar en la otra dimensión. Según lo hagamos en vida física, iremos a un sitio u a otro del mundo espiritual; yo quiero estar en el que Cristo tiene preparado para los fieles. No sé tú; pero deberías empezar a mirar con otra óptica, por el bien de tu alma.
A partir de aquí a Jolimu se le va la olla y vuelve a repetir las parrafadas de los pentatrillones de toneladas que flotan en el espacio del principio. Igual es Alzheimer inteligente, a o algo así…
Podrías explicarme de dónde sale la fuerza que sustenta el Universo, los pentatrillones de toneladas que flotan en el espacio? Porque el Big bang no lo explica; es presentado como una gran explosión y luego se argumenta sobre lo que nadie comprobó.
Y la gravedad tampoco explica nada; el hombre solo ha podido comprobar su existencia, pero no su causa.
Perdóname, pero hay 25 órbitas diferentes; astros con trillones de toneladas de peso, perfectas cada una, venciendo la fuerza de atracción de astros mayores porque permanecen fuera de su campo de acción. Pensar que salieron del azar, comenzaron a orbitar por azar, y se sustentan así por azar, es cualquier cosa menos científico.
Como si viéramos al azar hacer prodigios cada día. Es que resulta irracional, vaya. Se niega lo que se ve, y se especula sobre lo que no se ve.
PUBLICADO EN 
·                                 UNCATEGORIZED
ON +00002010-12-27T02:06:40+00:0031000000BMON, 27 DEC 2010 02:06:40 

3 comentarios:

Imaginario dijo...

Lo ves, ya te lo dije, que al final Logos77 y Jolimu nos demostrarían que estamos profundamente equivocados… tu, yo y toda la gente normal de la Tierra, incluidos los científicos que pasan su vida entera estudiando en sus respectivos campos.

Ante la prueba irrefutable de los pentatrillones, las 25 orbitas perfectas, y que Dios dijo en el libro dictado por Él “muriendo, morirás” (descripción exacta de la estructura del ADN y el mecanismo las mutaciones –pecado original-), no queda mas remedio que rendirse a la evidencia…

Jolimu, Logos77 y los creacionistas son inmensamente estúpidos y de una mentalidad tremendamente infantil.

Que Mi Unicornio Rosa (por fe) e invisible (por lógica) te ilumine hermano.

Bendiciones

Alfonso dijo...

Hola Imaginario.

Mira que llevo conociendo a fanáticos religiosos toda mi vida, que conozco los mecanismos de influencia psicológica que opera en la transformación de las voluntades de esta gente, que puede ser similar a cualquier otra paranoia de exclusivo y entregado seguidismo a una causa o una idea, pero con todo y con eso no me acostumbro a creer que la estupidez fundamentada en la estulticia asumida más supina pueda llevar a las personas que, en principio, han recibido un mínimo de formación intelectiva, a esos grados de negación de las evidencias más fundamentales y contrastadas. Y todo por no contradecir lo que ellos llaman palabra de un dios, revelación directa de la sabiduría divina a los humanos, a través de otros humanos.

Las creencias, la fe, la esperanza y demás sentimientos de índole sobrenatural, en esencia, no tienen por qué ser negativas al psiquismo humano. Cada uno de nosotros elabora aquellos aspectos externos e internos de lo que entiende por realidad y la conforma a sus expectativas de vida, dotándose de ese modo, por diferentes que sean las ideas que se manejen, una mejor calidad de vida interna. Pero ese trabajo personal de conocimiento interno para adecuarlo a una vida equilibrada es una cosa y otra las aberraciones doctrinarias que se derivan de la asunción literal y dogmática de ciertas interpretaciones extraídas de supuestos libros y hechos revelados.

Como dijo Carl Sagan la única verdad sagrada es que no existen verdades sagradas. El mayor grado de estupidez humana es dar por sentado, sin ningún género de dudas, la certeza de que toda nuestra vida, palabras y hechos están regidos por las directrices de los dioses de turno cuya voluntad ha quedado perfectamente expuesta en una amalgama de narraciones totalmente absurdas. Eso es palabra de dios porque otros hombres dijeron que así lo era, repitiendo el mismo aberrante sonsonete a las actuales generaciones que a su vez también les dirán lo mismo a las siguientes.

Repito, cuesta creer que haya gente con dos dedos de frente que puedan ser tan fanáticamente gilipollas. Si realmente existe un dios infinitamente sabio tiene que estar horrorizado de las tonterías tan tremendas que sus seguidores hacen en su nombre.

Bendiciones, hermano Imaginario. Que el santo prepucio del divino infante que nació en Belén te colme de felicidad y parabienes.

ANITA dijo...

Pero cuantas gilipolleces juntas se pueden escribir de un plumazo.
Haciendo de magos de cientificos espirituales, me cuesta pensar que a estas alturas y con la ciencia en la mano con demostraciones a lo largo de los años de investigación, estos dos se lo cargen todo de un plumazo. Y cuesta creer que se pueda ser tan imbecil para creerselo.
Ir leyendo sus divagaciones cientificas de pro cristiano y comprobar que la picha se la hacen un lio grande es para partirse la caja de risa. No se que hacen los cientificos la verdad que no ven esto y les ponen una demanda criminal estelar jajajaja.
Hasta se permiten el lujo de hablar de genetica, mas vale se hicieran mirar sus genes no vengan de otro planeta y aún no lo sepan.
Realmente patetico el dialogo que se traen los descubridores de la existencia no me jodas.