jueves, 3 de marzo de 2011

SIN LUGAR A DUDAS...



En mi deseo por encontrar la verdad revelada, de empaparme de toda ciencia infusa que libere mi esclava y embotada mente empeñada en seguir las sendas de la racionalidad, de nutrirme espiritualmente de las palabras y sus conceptos cuando estos provienen de la inspiración divina, de acudir a quienes pueden facilitarme el don sobrenatural de la clarividencia sobre aquellas cuestiones que quedan establecidas como hechos ciertos e irrefutables, una vez mas,  he visitado el didáctico y nunca bien ponderado blog de nuestro ingeniero católico favorito para ponerme al corriente de su erudición teológica y aprovechar sus acertadas y didácticas enseñanzas.

Porque la verdadera ciencia  no se halla en aquellas cosas que son metódicas y universalmente probadas a través de serios y rígidos protocolos de comprobación empírica, no. La verdadera ciencia es la que emana de la revelación divina a través de los textos sagrados, la tradición de los santos padres, el dogma establecido como verdad irrefutable y de aquellos transmisores humanos cuya probada santidad de entrega a la voluntad del Hacedor les hace merecedores de ser fieles transmisores de la gracia recibida en la contemplación cierta y absoluta de los hechos sagrados tal como acontecieron.

En esta ocasión, nos ofrece la verídica historia de cómo María, la madre de Jesús, el hombre-dios, la que fue fecundada por una de las tres personalidades divinas, mas bien conocida por “el palomo”, no solo no muere como cualquier mortal, sino que es llevada a los cielos en cuerpo y alma. Ascendida a los cielos, nos dice la enseñanza católica, aunque hoy día el termino correcto, por moderno, seria la de “abducida”.

Nos recuerda primeramente, nuestro teólogo particular, que María es una mujer normal y corriente como otras, pero con un pequeño detalle diferencial: que se la llevaron los ángeles derechita al cielo sin tener que morirse primero. Como se puede apreciar, un detalle sin importancia.

Y esto es así porque a los representantes eclesiásticos les repugnaba que quien tuvo en su vientre nada menos que un dios, que no solo no fue penetrada por un varón de su especie para quedarse preñada, sino que la concepción se produjo gracias a la intervención de la ingeniería genética divina, y que además conservo su himen intacto después de haber parido para que no quedaran dudas de su necesaria virginidad, no iba a estar manchada por el pecado original de nacimiento por un lado y después, por otro,  su cuerpo se pudriría una vez muerto. Así que al órdago de diferenciarla del resto de los mortales en cuanto a la exención de la culpa original congénita, le añadimos el disparate aun mayor de evitarle pasar por la decrepitud física y la consecuente muerte, siendo abducida físicamente a los cielos como solución mas acorde con su categoría de madre de dios.

Pero antes de meterse en harina, acudiendo a la autorizada visión de una de estas santas que tienen “wi-fi” directo con el ser supremo y que te cuentan la verdad, toda la verdad y nada mas que la verdad, que para eso se lo transmite el mismísimo Jesucristo en persona, nuestro “teo-geniero” se permite hacernos unas advertencias que agradecemos de todo corazón, porque gracias a esas recomendaciones quedamos mas avisados de la profundidad de sus observaciones.

Nos dice, con sus propias palabras:

“Recordemos que, si morimos antes del fin de los tiempos estaremos (condenados o no) en alma en el mas allá. Pero, tras el fin de los tiempos, volveremos a tener un cuerpo humano (sin taras, pero cuerpo al fin y al cabo). Tanto los condenados como los que no. Los condenados sufrirán con un cuerpo material (pensar bien en este extremo y extraer consecuencias), y los que se salven, también disfrutarán de la Gloria eterna con un cuerpo material (reflexionar este punto con detenimiento).”

Gracias a esta invitación de reflexionar con cuidado sobre estas realidades venideras estamos en mejores condiciones de considerar las consecuencias que se derivan de los dos extremos de supervivencia que se darán al final de los tiempos, cuando tengamos otra vez el cuerpo de carne que anteriormente se pudrió bajo tierra. Y además sin taras. Vamos, ni una sola peca (como la chica del chiste que se fue a confesar y el cura le pregunto: ¿Pecas, hija?... Y la chica le respondió: ¡Hasta en el culo, padre!). Bueno, pues decía, que esos cuerpos perfectos, según nuestro “inge-ologo”, tiene dos destinos extremos: O el sufrimiento eterno de estar quemándote constantemente en las calderas infernales, o el también eterno orgasmo que la Gloria bendita proporciona a sus inquilinos. Asi que a seguir sus recomendaciones y a reflexionar con detenimiento en que es lo que mas nos conviene. O tener por toda la eternidad el cuerpo lleno de ampollas de tanto quemazo, o por el contrario sentir eternamente el gustirrinin de tanto disfrute celestial.

La diferencia esta clara, así que estáis advertidos.


http://jjtieneblog.blogspot.com/

17 comentarios:

Gangrol dijo...

Con este tema de la "resurrección de la carne" me surge una duda existencial profunda...

¿Qué pasa con los donantes?

Cuando muera, yo tengo escrito que se done todo cuanto sea posible de mi cuerpo (que vista mi "buena vida", no creo que sea mucho... pero bueno).

Como es evidente, yo me pudriré en el infierno... pero... ¿y si mis órganos van a parar a un "santurrón"? ¿Sufrirán esos órganos por haber pertenecido a un hereje confeso? ¿Sentiré en las calderas del infierno (o en las vitrocerámicas... que es tiempo de modernizarse) la "gloria padre" al estar mis órganos en plena dicha orgásmica celestial?

No creo que pueda dormir hoy por la noche por culpa de estas dudas...

Un Saludo Felino
Miau
Pd.- No sé porqué le dan tanto bombo a la "ascensión" de la virgen... si todos saben que se la llevaron de vuelta al planeta Raticulín... "está escrito"

Isaak dijo...

A ver, Gangrol, que yo ya estoy curtido en estas lides. Es fácil. Todo se retrotrae. Tú no donas un riñón. En realidad, lo estás prestando. San Receptor recuperará su riñón original, y el tuyo retornará a integrarse en tu anatomía.

Yo sólo espero que en reparto, con el lío de trozos de aquí y de allá, se confundan de churra y me asignen la de Rocco Sigfredi, por lo menos... porque pienso ir al cielo, o al menos recurrir la sentencia hasta agotar todas las vías. Si he de llegar al tribunal estelar de Raticulín o Andrómeda, llegaré.

Un dios tan chapucero tiene que tener alguien por encima, y a ése es a quien hay que cantarle las cuarenta y chivarle el lío de religiones que ha montado su recadero en la tierra. Me apuesto que al final, con el follón y el papeleo, absuelven hasta al Gadafi.

Isaak dijo...

Espero haberlo escrito bien. Mira que si me dan la de Rocco Varela... la ostia... a ver quién le quita el óxido.

Lo que realmente me preocupa es que pasa con el alma de los enfermos de alzheimer mientras persiste la enfermedad. ¿La dejan en barbecho? ¿se la quitan y luego se la devuelven al cuerpo glorioso, ya que el terrenal se hace añicos con la pérdida de enlaces neuronales?

Me lío con este asunto.

Alfonso dijo...

A ver Isaak, intento aclararte algún aspecto de estas tan interesantes reflexiones filosóficas-teológicas en la que nos hemos envuelto. Vamos a ser la envidia de la grey católica que se asome por estos pagos.

Hay que diferenciar entre alma y mente.

El alma tiene tres cualidades: memoria, entendimiento y voluntad, que residen en sí misma, como si fuera un simple contenedor. Y para ponerlas en práctica necesita del concurso vehicular de la mente. Si ésta se deteriora las cualidades del alma quedan sin poder ser expresadas. Es como una radio que no sintoniza porque está estropeada. O sea, que de alguna manera, queda en barbecho, si, a la espera del cuerpo nuevo, sin tara, que volverá a recuperar las potencialidades perdidas del alma.
Que Dios no es tonto y para que te enteres de lo que te espera te da un cuerpo recién estrenado para que sufras hasta más no poder.

Pero, yo me pregunto: Bien, soy capaz de visualizar el sufrimiento físico que puede ocasionar estar quemándote vivo constantemente. Pero, ¿el gozo de la gloria a qué se parecerá, en términos físicos?

Dejo la pregunta a disposición de los señores y señoras teólogos/as para que aporten su grano de arena a tan importantes y transcendentales cuestiones.

ANITA dijo...

Yo también me he preguntado ante la duda de volver con el cuerpo fisico sin taras en que estadío de mi vida se trasformará. Si cuando tenía 20 años con senos firmes y voluptuosos y nalgas prietas pidiendo guerra, sin patas de gallo y ni rastro de ojeras con los dientes como perlas y sin dolores de rodillas. O en otro caso si llego a abuelita sin taras pero con toda la fuerza de la gravedad atrayendo mis tetas hacia el suelo pero sana claro. Son dudas normales antes tanta descripción.
Porque para tener un cuerpo 10 y llenarme de ampollas del calor y tenga que hacer felaciones al diablo (puagggg) prefiero tener las nalgas de la mula francis y orgasmos celestiales con un ángel de 80 años.
Toda metáfora convertida en expresiones terrenales es estúpida sin saber aún como será el fin de los tiempos nada mas que por escritos interpretados a cada cual de una manera pero si coincidiendo en amenazas para acojonarnos.
Lo de la virgen me extraña porque según he leído y he creído entender en una parte relatan como vio su cuerpo resplandeciente su alma y el cuerpo tumbado placidamente, igual no lo interpreté bien pero da a entender falleció como todo el mundo, no se igual me lío un poco, no es fácil comprender tantas cosas, ni siquiera como llegaré a fin de mes como para ponerme ahora a pensar en cosas tan complicadas señores.
Mi idea como Gangrol es donar mi cuerpo a la ciencia, y si me hacen cachos y me meten en formol, tiene que ser un quebradero de cabeza para el que le toque recomponerme.
En fin seguiremos viviendo como nos dejen y cada cual se deje ser abducido como le plazca.
Abrazos señores

Isaak dijo...

Bien, Gangrol, aceptemos pues "mente" como el interface entre alma y mundo sensitivo, exterior.

La pregunta primordial, entonces, quedaría así (juer, parezco yo el gallego...): ¿porqué se le ha concedido a Chuck Norris el cuerpo glorioso en primera y única convocatoria? ¿porqué se le exime de esperar al juicio final para obtener la versión 1.0 como al resto de los mortales?

Isaak dijo...

Anita, otra descripción como la que has hecho de tus 20 años, y apuesto a que nos vamos a echar todos a llorar contigo, lamentando la pérdida XDDD

ANITA dijo...

JAJAJAJ Isask si hasta lloro yo cuando lo pienso jajajja.
Espero no causar ninguna erección a los eruditos que nos muestran la resurrección carnal porque al final votan por venirse conmigo a chuparsela a satanás, joer que bestia soy a veces jjajajja.

Isaak dijo...

Chupársela a Satanás debe ser parecido a un sorbete de anchoas con roquefort!! [aunque me apuesto algo a que no es tan distinto de lo que se cuece bajo alguna que otra sotana XDDDD]

¡basta de guarrerías!

ANITA dijo...

JAJAJAJJAJA

Gangrol dijo...

Pandilla de degeneraooos....

pues no sé yo... lo de chupársela a Satanás... a "según" el satán que toque.

Que (en mi caso concreto) si me toca un Satán como el de la película "Al diablo con el diablo" (interpretado por Liz Hurley)... pos como que no le haría el feo XD (como diría Pablo Carbonell... "Hay, que gustito pa mis orejas"

...

A todo hay que verle el lado positivo XD

Además... si el cielo es como lo pintan... a mí que me busquen en el infierno. Después de todo si todo lo que es divertido es pecado, el cielo será un coñazo, y menuda juerga que se tienen que correr los de ahí abajo ;)

Y sobre lo de Chuk Norris. Te respondo con una frasecilla de las suyas:

"Dijo Dios, ¡Hágase la Luz!
y contestó Chuck Norris... ¡Pídelo por favor!"

Un Saludo Felino
Miau

ANITA dijo...

Oyes pos tampoco es pa tanto jajajjjjaja al final acabamos pidiendo a quien chuparsela jajajaj joer

Isaak dijo...

No sé... yo estoy en una edad en la que me apetece probar cosas nuevas... ya hemos probado cuerpo de Cristo ¿porqué no la polla de Satanás? ¡eso sí que tiene que ser la hostia! XDDDD

Josefo el Apóstata dijo...

Os recuerdo, queridos y querida, que habéis empezado hablando de la resurección de la carne y de la ascensión de la virgen... y habéis acabado con la polla de satán, pasando por los sorbetes de debajo de las sotanas... jajajajaja
Esto último me ha recordado un chiste-bestia:
> Mamá, mamá: el profesor de religión tiene el pito como una antxoa.
> ¿Cómo, muy pequeña?
> No, muy salada

Alfonso dijo...

¿Para esto escribo yo una entrada sobre las eruditas enseñanzas de nuestro (ahora también "holístico") inge-ólogo favorito sobre la abducción de la virgen en cuerpo y alma a los confines de Raticulín? ¿Para que acabéis hablando de tetas tersas, muslos como columnas, nalgas como pelotas de bronce, chuparle la polla a Satanás, y llega el otro y cuenta un chiste sobre que a los curas les sabe el piticlín a anchoas... y un montón de guarreridas más...?

¡¡¡Es que no tenéis remedio, coño!!!... ¡¡¡Así como cojones os vais a convertir a la verdadera fe, con esa boca, digo con esos dedos que aprietan las teclas que no hay que tocar... ¡¡¡Herejes!!!...¡¡¡Pandilla de degenerados!!!...

Aprended de nuestro catoliquísimo Juanjo, que ya me ha insinuado que, con suerte, ante de que la palme, a lo mejor, su dios se acuerda de mi y me concede la gracia de la salvación. Que no desespere, que cosas más raras se han visto...

Ahora ha vuelto con otra de sus obsesiones: Las Ciencias Ocultas. Que es pecado, según insiste, pero lo que le gusta regodearse en él.

Es que no hay nada como que te prohíban una cosa para hacer luego lo contrario.

Isaak dijo...

Como diría Ofelia, la secretaria del Súper de Mortadelo: "¡oigh! ¡ha dicho "polla"!"

A ver si cuidamos un poco el vocabulario, hombre... aprended de las iglesias, que se refiere a sus fieles como "miembros"...

ANITA dijo...

Mea culpa que empece lo siento hemos caído en la mas oscura perversión jjjajaa ahora comprendo porqué una vez JG me dijo que tenía el demonio metido en el cuerpo jajajajjjaja.
Josefo tienes mucha razón jaja y tu chiste genial jajaj.
Alfonso este tema ha traído a nuestras mentes pensamientos muy muy ......... jajjjajjaaj.
Y bien que aprendemos somos miembros Isaak yo miembra jajajja