miércoles, 1 de septiembre de 2010

APARICIONES "LAICAS" 3ª PARTE

Aqui me teneis, cuando las nieves del tiempo solo plateaban mis sienes. Han pasado algo mas de 15 años y las nieves del tiempo me dejaron ya toda la cabeza y la barba blancas. Este era el chiringuito que tenia montado en mi casa, a modo de laboratorio de experimentacion. Mas de una vez mi mujer me encontro dormido con los "bichitos" pululando por la pantalla. La pobre mal soportaba mis experimentos. Pero solo es la autosugestion quien te puede hacer daño, no las "entidades" supuestamente externas. Como decia un profesor de Ontologia, cuando estudiaba Filosofia en Salamanca, a quien apreciaba mucho: "Quien tenga una mente medianamente equilibrada entre la razon y la imaginacion nunca vera fantasmas ni se le aparecera la Virgen". Y tenia mucha razon, y eso que no era santo.

Y aqui estoy en plena conferencia sobre estos asuntos, invitado por un ayuntamiento (de izquierdas, claro, porque los de derechas no se meten en estos berenjenales) Aunque, tambien, porque los meapilas prohibicionistas suelen ser muy minoritarios y no tienen incidencia en la vida publica (salvo los Benitos, Roucos y Cañizares, claro que sobre su grey)

Esta imagen puede que asuste a la factoria catolica si se asoma por el blog. Como podeis ver es el mismisimo diablo "in person". Pa mear y no echar gota, vamos. :-DDD

Portada del libro de la experimentadora brasileña Sonia Rinaldi que me pidio utilizar alguna de mis imagenes.


He tenido que hacer otra entrada, como tercera parte, porque no me permitía el sistema poner más fotos. De todos modos, tampoco quiero “atiborraros”. Creo que como muestra es más que suficiente para que os hagáis una idea de cuales fueron los resultados obtenidos en aquellos años de experimentación en estas técnicas. Quizás, cuando me jubile, las vuelvo a retomar de nuevo que para entonces ya dispondré de todo el tiempo del mundo… :-))) ...


En, todo caso, quedo mas a la espera de poder contestar o aclarar cualquier cosa que queráis preguntarme al respecto, que liarme yo a parrafadas. Si os apetece, claro.


Pues ya pueden ver nuestros amigos del “club aparicionista” que, en ese sentido, les gano por goleada. Y son imágenes que no admiten dudas.


Estas cosas en el fondo les atrae, a pesar del acojonamiento que les entra por culpa de los prejuicios religiosos, y por la jodida manía de atribuir al diablo todo lo que no entra aparentemente dentro de sus estrechos y limitados segmentos doctrinales. Y, mirad, que a fin de cuentas son personas que creen ciegamente en toda clase de seres extraordinarios. La panoplia iconográfica cristiana y en especial la católica esta llena de toda suerte de entidades extraterrenas y sobrenaturales. Y si eso es asi ¿por qué no puede haber otras entidades a caballo entre la percepción sensorial inmediata y ese más allá supuesto donde ubican a todo su ejército espiritual?


¿Y por que tiene que ser necesariamente malo todo lo que se salga de sus limitados cánones de creencias? Tengo claro que porque ellos lo digan no es, ni por lo que, interesadamente, la iglesia católica ha mantenido durante siglos, queriendo ser exclusiva, sin competencia alguna.


Bueno, no os canso más. Ahí quedan algunas fotos más que quería publicar en la entrada anterior y que el sistema no me permitió.

26 comentarios:

ANITA dijo...

No se ni que decirte de lo asombrada que estoy.
Estos artículos son geniales. Estoy disfrutando como una enana.

Alfonso dijo...

Anita, celebro que te gusten. Y mas si de alguna manera tenias ya interes por estas cosas.

No se me habia ocurrido hablar de ello porque ya se que son temas controvertidos y, porque en principio, no tenia ninguna "necesidad" de sacarlos ya que hace bastantes años que no me dedicaba a estas practicas. Pero la idea surgio, como sabes, por toda la tabarra de las fotos y los videos de apariciones virginales de nuestros queridos y aguerridos amigos, como si fueran actas ante notario de la actividad celestial en la que ellos creen.

Pero, bueno, como ya habras podido leer en los post de la anterior entrada donde interviene el catoliquisimo Juanjo, para el son almas en pena de lo mas infimo del purgatorio que vagan por la Tierra y que nos llaman la atencion para que recemos por ellas, etc., etc. Asi que resulta que se me llenaba la casa de los espiritus de pobres difuntos pecadores a ver si les echaba una manita para dirigirlos hacia la luz. Y yo sin enterarme.

Un beso guapetona.

Isaak dijo...

Está visto, se trata de "católicos extremos". Brujería, espiritismo, SM, y posiblemente un largo etcétera que tumba confesionarios.

Juanjo, tener "una ingeniería", o cualquier otra especialidad, no constituye garante ni de sabiduría ni de educación, por no hablar de inteligencia o capacidad de raciocinio. Así que como aval personal me temo que te va a puntuar poco, por no decir nada.

La sabiduría consiste en callar cuando se ignora, y no cerrar puertas cuando se sospecha.

Si no te preguntas, si no dudas de lo que crees haber aprendido, acabarás -suponiendo que no sea ya demasiado tarde- como un burro en una noria.

Los cismas de la Iglesia han sido consecuencia, precisamente, de haber incorporado a una doctrina que inicialmente era simple y convincente, una ingente cantidad de dogmas, parafernalias y fantasías por los que muchos pensadores de siglos pasados llegó un momento en que se negaron a pasar.

Hoy por hoy, cualquier Iglesia Cristiana refleja con mucha más fidelidad el Cristianismo original que como lo hace la Católica.

No sé dónde está la verdad, Juanjo, lo único que sé con certeza es que no se encuentra en tu Iglesia.

Isaak dijo...

Anita, también me lo estoy pasando en grande con los reportajes de Alfonso. Lo peor es que no dejo de darle vueltas a la cabeza buscando una explicación... sensata.

Alfonso dijo...

Tu reflexión, Isaak, me ha hecho acordarme de una ridícula y estéril discusión mantenida por nuestros "hermanos separados", como no, en el blog del catoliquísimo ingeniero, sobre si la comunión se ha de tomar con la mano o en la boca. Según iba leyendo, tanto la entrada como las intervenciones, me parecía haberme sumergido en las sesudas disquisiciones medievales sobre aquellas cuestiones pueriles relativas al sexo de los ángeles, o si Cristo tenía callos, o no, de tanto andar, por decir una tontería digna de debate entre los doctos sabios de la iglesia. Lo he de buscar de nuevo para que tengáis acceso a la entrada y comprobéis las hondas preocupaciones que sobre la hojarasca católica de todos los tiempos tienen sus actuales y modernos seguidores. Igual hago una entrada en este, su blog.

Alfonso dijo...

Olvidé comentar, Isaak, tu última intervención.

Dices que estás tratando de buscarle una explicación sensata a estos resultados extraños. Yo llevo ya unos 20 años haciéndolo y no acabo de racionalizar el por qué. Y seguro que la tiene. Y te puedo asegurar que he estudiado a fondo el comportamiento de la evolución formativa de las imágenes, llegando a entender su proceso, pero... la causa primera que lo origina, con ese componente de "intencionalidad" que lo hace interpretable a nuestra observación, es lo que se me escapa. Habría que recurrir a la posibilidad de una "manipulación" proveniente de "inteligencias" no visibles a nuestros sentidos, como apunto en muchos de mis escritos sobre el tema. Pero entiendo que una suposición no demostrada no resuelve el origen del problema. Es lo que pasa por no tener fe. Y no me refiero solo a la religiosa, que esa si, tiene respuestas para todo.

Saludos.

Juanjo dijo...

Isaak, yo sólo hablo de lo que conozco. Y cuando hablo de temas de ciencia créeme (ten fe en mi) que sé de lo que hablo y mucho. Las cuestiones de fe son tema aparte. Y lo que tenéis que hacer vosotros es tener mas respeto.

Alfonso, a una "suposición no demostrada", se la llama conjetura. En ciencia utilizar conjeturas no es malo. En matemáticas de hecho hay conjeturas famosas como la de Poincaré:

http://jjtieneblog.blogspot.com/2010/06/la-existencia-de-dios.html

La utilización de conjeturas, ayuda a dirigir el progreso científico y a centrar las ideas. Es un acto de Fe presente en que un problema hallará solución racional futura. Es una simbiosis perfecta entre Fe y Razón. Así que, ánimo, conjetura que no es malo.

Isaak dijo...

No sé, Alfonso. La inteligencia ha de tener, necesariamente, un soporte químico, biológico. La energía no puede ser inteligente. La mecánica, en general, ha desarrollado aparatos que registran ondas que quedan fuera de nuestro ámbito de percepción, tanto en forma de luz, sonido, electromagnetismo, incluso detectores de partículas exteriores como los rayos cósmicos.

A cualquier inteligencia le resultaría cada vez más difícil pasar desapercibida mientras comparten nuestro mismo espacio.

Ésto, aunque parezcan afirmaciones tajantes, no son por mi parte más que elucubraciones, pues no soy ingeniero ni experto en ciencias físicas, aunque sí un aficionado persistente.

Vista la tónica general de las imágenes, los arquetipos que nos implantan desde pequeños nos lleva a identificarlos con "entes", espirituales o materiales paralelos.

Yo preferiría enfocar la búsqueda de una posible explicación a reminiscencias, residuos ondulatorios dispersos que son recogidos y representados de alguna forma.

Al contrario que otros, no recibo confidencias de ningún dios por lo que, ya de entrada, dejo claro que mis reflexiones son personales y posiblemente equivocadas.

Son muchos los aspectos del saber humano que podrían intervenir en la explicación de este fenómeno, desde las matemáticas pluridimensionales a la física cuántica y las relativamente recientes teorías sobre el comportamiento del espacio y el tiempo.

La cosa no va a resultar fácil.

Isaak dijo...

Ahí está el quiz de la cuestión, Juanjo. Que la Fe admita que su método es la conjetura. Que en todas y cada una de las premisas que conducen a conclusiones teológicas, existe un factor de riesgo muy elevado o, dicho estadísticamente, un alto porcentaje de probabilidades de que ocurra un error en el desarrollo de la conclusión.

Puedo tener fe en tí, Juanjo, desde luego, siempre y cuando te hagas acreedor de ella. Me han enseñado a dudar, que no negar taxativamente, de modo que no puedo entregar mi confianza a la veracidad de una conclusión si los elementos que conducen a ella no resultan, según mi criterio, ciertos.

Tiene que ver con la instrucción personal, la intuición y la libertad.

Así como los herbívoros, sin saber una palabra de química, saben qué plantas les perjudican y cuáles las alimentan, a los seres humanos les salta la alarma cuando les explican un hecho y en sus antecedentes hay lagunas que podrían modificar el resultado.

Y la seguridad con que la teología pretende determinar la realidad resulta contraproducente con la metodología y nivel de certeza de los elementos que utiliza para ello.

Conjeturas y elucubraciones, las que quieras, pero siendo conscientes que lo son.

Saludos.

Alfonso dijo...

Las reflexiones que haces, Isaak, las comparto plenamente, pues yo también he elucubrado en ese sentido. La física actúa a través de determinadas leyes que no pueden alterarse simplemente porque se desee que ocurran efectos cuyas causas contengan un componente mágico o sobrenatural. Insistir en ese aspecto aunque sea bajo el condicionamiento religioso no deja de ser un contrasentido de alteración de las mismas. Lógicamente el religioso replicara que Dios puede alterar el curso y comportamiento de esas leyes. Aunque siempre me he preguntado que que necesidad tendrá Dios de hacerlo y, sobre todo, para demostrar que. ¿No basta la fe? Pues todas las demás pruebas de la omnipotencia divina sobran. Siempre he pensado que si verdaderamente existe un dios creador no le hace falta tener que estar dando pruebas de su omnipotencia a sus criaturas, alterando las leyes físicas que fueron creadas para que se desenvolviesen en un espacio-tiempo determinado.

Tengo el convencimiento de que todos los milagros, mensajes, apariciones y demas hechos extraordinarios que se le atribuyen a Dios han sido invenciones humanas, a traves de un autoengaño eficaz para mantener controladas las conciencias. Los interesados fines forman parte de la misma Historia.

Johnny dijo...

Seguro que la loca del candil saca un post para contradecir de algun modo todo lo que pone en este jajaja

Porque lo triste de todo, es que sigue leyéndonos jajaja

Un saludete a todos, por fin ya estoy en casa jeje

Isaak dijo...

¡¡Jooooohnny!! muchacho, que cualquiera diría que te habían raptado las ruedas de Ezequiel, illo. Un abrazo, y rebienvenido. Lo de la "loca del candil" me ha hecho reir, pero también me ha despertado una cierta tristeza.

Se la ve tan feliz
la loca con su candil
con sus ángeles bondadosos
vista perdida, asomada
como siempre al puente
agarrada a su pretil
como quien sujeta la muerte.

Isaak dijo...

Es mucho más lo que ignoramos que lo que sabemos, Alfonso. Lo peor es quien pretende situarse en una posición dominante fingiendo ser portador de una verdad improbable.

Alfonso dijo...

Hola Johnny, encantado de saludarte.

Te contesto al estilo de Isaak, que me han hecho gracia sus versos dedicados a nuestra guerrera favorita:

Pues no creo que caiga esa breva
y la loca del candil,
en un arrebato piadoso,
arremetiendo como un oso
a replicar se atreva.

Decía mi abuelo que de poetas y locos todos tenemos un poco.

Por lo demás, Isaak, es muy cierto que ignoramos más que sabemos. Pero como tú dices el peligro reside en pretender saberlo todo porque se sienten portadores de una verdad revelada. Decía Carl Sagan que la única verdad sagrada es que no existen verdades sagradas. Y estoy de acuerdo con él.

Eesta mañana mientras me dirigía al curro venía escuchando en la radio la noticia del nuevo libro del astrofísico Stephen Hawking, donde descarta a Dios como creador del universo en función de los nuevos conocimientos de la ciencia sobre esta materia.

Evidentemente, todos los religiosos del mundo ya han puesto el grito en el cielo, y nunca mejor dicho. A partir de ahora será un científico despreciado por los que están seguro de todo, gracias a las revelaciones divinas que se reciben a través de ignorantes histéricos que solo dicen chorradas. Porque hay que ser muy, pero que muy idiotas para tragarse que semejantes gilitonterías provengan de la inteligencia divina.

Como dice Hawking, si Dios tuviera que revelar verdades de carácter universal utilizaría a los científicos mejor preparados y con un conocimiento amplio de las leyes físicas. Si no, es perder el tiempo, porque sólo sirve para fanatizar otras mentes supeditadas al fanatismo entreguista a cualquier idea que, cuanto más descabellada, mejor.

ANITA dijo...

Nuestro espiritu está perdido
Confesar vuestros pecadetes
Que estamos abueletes
Lo ha dicho un testigo
De este mundo perdido
Vendrá un gran castigo
Y la edad no perdona
Ni al mismísimo Maradona

Me apunto juas juas

Isaak dijo...

jajajajaja Anita... no se os pueden dar ideas... ¡qué malos, poldiosss!

trátalos con bondad
virgensita impoluta
jode mejor a Berlusconi
que es más hijoputa

Isaak dijo...

Alfonso, lo de Hawking, aunque no lo reconozcan e intenten defenestrar su vida y obra, va a ser un buen golpe para las religiones monoteístas en general.

Siempre se jactan de que los científicos se obnubilan, asombrados, llegados a determinado punto, y se encuentran con dios.

Pues esta mente teórica y prodigiosa, como teóricos son los teólogos, ha llegado a una conclusión y ésta no se puede obviar.

Además ha sido muy inteligente, como cabía esperar. No ha negado la existencia de dios alguno. Simplemente ha dejado claro que la creación de la materia no se debe a él.

Que oportuno, ¿verdad Juanjo? Creo que este Sr. ostenta en su currículum algo más que una ingeniería de provincias...

ANITA dijo...

Isaak no hay mejor incentivo que un empuje poético sale la vena jajajajja.

Alfonso dijo...

Lo que sucede, amigos y amigas, es que el que se siente tocado por el dedo divino no echa en cuenta o valora el conocimiento cientifico de aquellas personas que prescinden de intervenciones divinas para explicar el universo. Juanjo y su camarilla del "clan de los elegidos", como ellos se llaman asi mismos, han tenido la "gran suerte" de haber sido dotados del don de la Fe que, naturalmente, es gracia gratuita que Dios les concede. Y si Dios no ha querido "fijarse" en otros, por muy inteligentes que sean, pero para ellos. O se justifican diciendo que no estamos "abiertos" a la gracia de Dios y bla, bla, bla...

La "gracia" de Dios no es otra cosa que la autosugestion en la que se ven envueltos que los hace irracionalmente fanaticos de esa idea. Necesitan estar inmersos en ese concepto de lo numinoso, del alma entregada y abandonada a la voluntad de un ente que los supera, con la esperanza puesta en una vida perdurable en su presencia. Muy bonito, si. Pero nada mas. ¿Certeza? Ni ellos la tienen por mucho que quieran convencerse. Y es asi, porque a pesar de todo, tienen atisbos de racionalidad. Aunque la combatan negandola.

Isaak dijo...

En efecto. Hasta el más sugestionado tiene crisis. Si no, que le pregunten a Teresa de Calcuta. Sus crisis de fe morrocotudas no eran si no esa sospecha, derivada de la racionalidad y la observación, de que dios, o no existía, o se hacía el remolón más de lo deseable.

Dicen que los caminos de dios son inexcrutables.

Se excusan en la aparente complejidad del problema para escabullirse de la obligación de demostrarlo, aunque sea mínimamente. En realidad, no es más que un bucle de mentiras.

Lo esencial, en realidad, no es invisible a los ojos, al menos no a todos.

¿Qué hay de sobrenatural, inexplicable o invisible, en el hecho de que alguien asegure que ve a un ser suprahumano diariamente a las 6:45?

Los psiquiátricos están repletos de personas que padecen idéntica sintomatología, aunque visualizan entes, en cada caso, diversos en función de sus fobias o sus filias.

Lo de siempre.

Juanjo dijo...

Espiritistas tecnificados
Vuestra mente está confusa
A falta de sabiduría
Tenéis ciencia infusa
de córdoba un genio
De hospitalet un dotado
Un mamporrero de almodovár
Un trío condenado
en el infierno se van a quemar

Juanjo dijo...

El señor Hawking tiene un problema con Dios. Debe ser cosa de la ELA. Es comprensible, no se lo reprocho. También es verdad que como científico hace muchos años que no se le conoce un trabajo digno de interés, excepto las boutades y libros, que eso sí, vende mucho porque escribe muy bien.

Pero decir que los viajes en el tiempo no existen porque sino estaría esto lleno de turistas del futuro, es cuando menos poco científico.

Su último libro: "el universo en una cáscara de nuez" (Crítica, Planeta) tiene unos dibujos muy chulos.

Juanjo dijo...

Con tu definición de la gracia de Dios , Alfonso, vas a dejar pequeño a Santo Tomás.

No sé que decirte. Las gracias de Dios, existen. Pero si tu no crees que exista Dios, es difícil añadir algo.

Hay muchas personas, entre las que me incluyo, que tras muchos años de alejamiento de Dios, de indiferencia, incluso de negación pura y dura, de repente comprendes que estás radicalmente equivocado.

Esto no tiene que ver con el miedo a la muerte, la incultura, debilidad psicológica u otras razones, que vosotros, que habéis recibido duchas de sabiduría laica y alternativa proponéis.

En mi caso os puedo decir que no. No soy viejo (no tanto como vosotros). No estoy enfermo, de hecho ni siquiera recuerdo la última vez que tuve una gripe. Aunque pensáis lo contrario, no tengo problemas mentales ni psicológicos. Estuve 25 años penando y actuando como si Dios no existiera y ni tenía problemas antes ni los tengo ahora.

No sé si un testimonio particular sirve para algo, pero bueno.

Juanjo dijo...

Isaak:

Me ha llamado la atención tu frase:

../..
Lo peor es quien pretende situarse en una posición dominante fingiendo ser portador de una verdad improbable
../..

Fíjate que yo jamás he pretendido tener posición dominante en nada. No domina quien quiere sino quien puede. Pero no es mi caso.

Pero me ha llamado la atención la última parte: "una verdad improbable". Es decir que admites una posibilidad (pequeña) de la verdad improbable sea Verdad con mayúsculas. Tienes que volver a leer a Pascal.

Isaak dijo...

Juanjo, claro que hablo de "verdad improbable". Claro que es necesario, sobre todo cuando no se tiene certeza, dejar puertas abiertas a otras realidades.

Hawking, sin ir más lejos, tampoco ha dogmatizado la no existencia de dios. Sólo le ha relevado, según su criterio, de la dura y complicada tarea de demiurgo.

Si algo distingue a un agnóstico es precisamente ese componente de humildad, de "reconocer que no se sabe". No puedo hablar de dioses, no puedo hablar de lo que no conozco. Pero tampoco voy a caer fácilmente en la trampa de creer ciegamente en quienes, sabiendo del tema tanto como yo, se han tirado a la piscina inventando, describiendo y escribiendo una serie de historias simplistas y maniqueas más propias de Hollywood que de un ámbito serio de estudio.

Si algún día comprendo, veo o intuyo algo que me haga cambiar de opinión, seré el primero en rectificar. Cuando nací, la goma de borrar ya estaba inventada. Éso prueba que la gente ya se equivocaba antes.

Pero mantener falsas esperanzas (no lo digo por tí, sino por los teologúmenos que se pasan la vida entre libros pretendiendo dar respuesta, siempre subjetiva por más que se empeñen, a preguntas que nadie se plantea) con propósitos que no quedan en absoluto claros, es un síntoma de deshonestidad que invalida cualquier posible realidad a la que se acercase.

Nunca he dicho que Dios no exista. Y si lo he dicho, ha sido en un contexto digamos, discutible.

Sí afirmo, a título personal, que no existe Alá, ni Yaveh ni la Trinidad Católica.

Se trata de entidades literarias que, de existir, sería conveniente desterrar.

Alfonso dijo...

No hace falta dejar pequeño al llamado doctor seráfico para saber que dice el catecismo al respecto del galimatías de la trinidad cristiana. También, supongo, que me sirvió de algo la licenciatura de Filosofía y Teología en la Pontificia de Salamanca a primeros de los setenta.

La afirmación, o la negación, como valores absolutos de un ente transcendente y omnipoderoso, no caben en el entendimiento humano, por lo tanto si existe o no un dios creador y sostenedor de todo lo que es, no lo se. Y digo no lo se por ser honesto conmigo mismo. De lo que si estoy convencido, Juanjo, es que ese dios, de existir, no se parece en nada a los que oficialmente han creado, cada una a su manera, todas las religiones del mundo.

Tu testimonio particular, Juanjo, lo tengo ya muy visto. Tuviste la “suerte” de ser sometido a una acción de choque, estilo Saulo de Tarso, que te ha convertido en lo que eres ahora. Tu eso lo atribuyes a la gracia divina que puso su dedo sobre ti. Pues muy bien, con tu pan te lo comas y que te aproveche. Conmigo lo intentaron los Cursillistas de Cristiandad, cuando yo era muy joven. Y, si, es cierto, muchos de los que asistieron a aquel cursillo se “convirtieron” fulminantemente y aun conozco a alguno que sigue en ello, y puedo decirte que no envidio su estado actual de prepotencia cretina y furibundez católica. Precisamente fueron ellos, por su comportamiento intransigente en lo religioso y por otras cosas de lo que en su momento me hice eco en mi blog, los que consiguieron, con toda la intencion del mundo, porque no pudieron “convertirme” a mi, que la mujer a la que amaba con toda mi alma me rechazara porque la sometieron a una presion psicologica atroz y le metieron el miedo del demonio en el cuerpo, la afirmación constante de que yo estaba endemoniado, Así que digo, fueron ellos los que me “vacunaron” para los restos. Así que guárdate tu testimonio porque me lo conozco demasiado bien. Mi testimonio de vida, entonces, que poco les importo. Las ilusiones de futuro forjadas después de dos años de noviazgo, el intrusismo personal y descarado que supuso “convertir” a mi querida novia en lo que ahora sois vosotros, el daño afectivo y moral que eso supuso por habernos arrancado de un idilio que a nadie ofendía, sin ningún tipo de piedad ni miramientos porque tus conmilitones de entonces, inspirados naturalmente por la gracia divina, así lo quisieron, repito, me dejaron muy a la claras a donde lleva el fanatismo de una fe irracional y sin sentido.

Tengo muy claro que Dios no es lo que predicáis. Como tengo muy claro de que si existe, su comprensión y misericordia esta muy por encima de vuestras miserias y alambicamientos doctrinales.

Te digo lo mismo: No se si un testimonio particular sirve para algo. Aunque, en realidad, no tengo ninguna necesidad de justificarte nada.