viernes, 3 de septiembre de 2010

La Ciencia arrincona a Dios.


No albergo el menor interés en que Dios no exista. Muy al contrario. Soy de los que desean fervientemente que alguien lo demuestre de una vez por todas, y encontrar así un sentido humanizado a tanta sinrazón. 

Pero, a pesar de mis deseos, parece que la realidad y el sentido común circulan por derroteros bien distintos.

Aquí os dejo un artículo del ABC de hoy, que tentado estoy de copiar y pegar en su totalidad ante el temor de que sea eliminado. Me ha parecido magnífico.
Fotografía: ABC


13 comentarios:

Johnny dijo...

Dios parece ese matón de colegio que se acaba haciendo bueno. Al principio apodera a todos, y todos le tienen miedo, pero poco a poco, en cuanto uno le planta cara, ya no sabe donde meterse y al final, termina por ser alguien que no tiene cabida en un lugar donde él dominaba todo.

Siempre es el mismo cuento, cuando antaño había algo que no tenía explicación, recurrían a la mano de dios/es para explicarlo, pero según pasaron los siglos se fue quedando encargado de dar esa explicación a algo mas reducido.

Parece que ahora se centra en el buen hacer y el alma de las personas, ya que no hay explicación posible para ello.

Eso sí, parece que todavía hay ciertos curitas que intentan defender la “creación” frente a la evolución. Si no, que se lo pregunten a Isaak, que seguí su debate como si del club de la comedia se tratase jajaja.

Y luego los incultos son los que no creen, si es que...

Isaak dijo...

Tu primer párrafo es de arte y exposiciones, Johnny.

Y ahora, sin más dilación me voy de "ejercicios espirituales", así que estaré aproximadamente un mes sin leeros.

Sed buenos y no os dejeis abducir, mientras tanto.

Besos y abrazos sabiamente repartidos.

ANITA dijo...

Como siempre la pelea ciencia y religión.
De donde venimos quien nos creó.
Desde hace mucho se quiere demostrar que Dios es un invento de unos listos. Pero tampoco se puede demostrar lo contrario, que os lo digo yo que hasta la ciencia tiene hecha la picha un lío gordo. El caso que estamos aquí ¿verdad? Os pario una madre como a mi y la vamos a cascar cuando toque y despareceremos de la faz de la tierra. El libro igual lo pillo por curiosidad igual hasta me condeno mas oye.
Nacemos y morimos esa es la gran verdad.
Nos moriremos todos hasta los que compran velas y nos ven abuelos, ya se muere cualquiera a cualquier edad queridos.
Anoche de copas son las ferias medievales, vemos a una pareja amiga por allí, saludos. Y esta mañana me entero que el marido de mi amiga le dio un pinchazo en el pecho y allí mismo calló muerto, un puto infarto no pudieron hacer nada por él. Esto si es una puta realidad.
Perdón estoy jodida ya es el segundo que se me va en poco tiempo.

Juanjo dijo...

Anita, eres un ejemplo de sabiduría. Lo digo en serio, sin acritud ni doble sentido. Mi pésame por la pérdida.

Hay una verdad cierta como dices, y es que algún día la palmamos. Es un hecho trascendente. Un misterio, ante el cual hay que posicionarse. Como es la única verdad absoluta que tenemos los humanos, no cabe otra que adoptar una postura.

Yo no creo que exista una pelea entre ciencia y religión. Stephen Hawking es un científico ateo, pero hay otros como este:

http://jjtieneblog.blogspot.com/2010/06/la-existencia-de-dios.html

que son muy religiosos y rezan todos los días. Y a mi modo de ver, éste es mejor científico que el señor Hawking.

Yo también leeré el libro cuando lo publiquen en España. Tengo todos los libros de Hawking. Es un excelente escritor aunque está muy torturado física y anímicamente.

Juanjo dijo...

Isaak. Que te vaya bien en tu retiro. Y no olvides lo que te he dicho. Ponte a bien con Dios, que no tienes edad. Mira lo que ha contado Anita, un pinchazo, un infarto fulminante y en cuestión de segundos...adiós.

ANITA dijo...

Juanjo te agradezco el pésame. No soy ningún ejemplo de sabiduría ni mucho menos, el existir y dejar de existir todos sabemos que es lo único cierto de esta vida y demostrado, no queda ni jastranca.
Dios es usado para la conveniencia de unos y abuso de otros da igual el nombre que le ponga cada tipo de religión. Siempre se ha jugado al miedo y al pecado y se dan unas normas que la mayoría de las veces no cumplen quien mas las predican (generalizo). No me creo que exista o existiría alguien tan castigador como nos quieren desde hace siglos creer. La bondad está reñida con todo eso. La poca elasticidad ante situaciones cotidianas y manejarme la vida no cuadra. Nos han educado en unas normas que no siempre son correctas ni ejemplo de vida y de hay no se sale, la iglesia no es tolerante y no creo en ella. Y menos en la gente que me dice que mi vida es regular y que tengo que poner en calma el espíritu, lo tengo muy tranquilo y si un día amanezco y es el último será porque me toca , si me lleva un huracán no será porque Dios lo ha querido,porque eso si tiene explicación científica, por poner un ejemplo.
La ciencia siempre ha querido demostrar todo precisamente por eso, porque es ciencia y su misión es justificar todo lo que nos rodea.
Dios ha sido su misión imposible a mi forma de ver y al revés igual,rebatir a la ciencia para demostrar que Dios está detrás de todo.
Y tampoco se puede demostrar, que dejaran unos escritos donde explican todo, traducido a antojo de conveniencia ¿quien aprendió primero a traducirlos?. Pues tampoco encaja. Hay mas pruebas de que existió Napoleón y no lo conocimos nadie de los venimos aquí.
Tampoco niego que no exista algo grande, ni que se necesite creer en algo y aferrarnos a que esta vida no puede terminar si mas en una caja.
La fe de cada uno es tan diferente que juntando muchas opiniones salía una nueva religión.
Se está abusando del nombre de Dios.
La ciencia tiene la misión y los hombres la inteligencia de intentar explicar de donde venimos. Pero créeme que entre mis prioridades no está saber como y cuando se creó el mundo. Total estoy aquí y como he dicho antes un día dejaré de estarlo.
Si nos ponemos a pensar sinceramente es difícil tragarse que de repente de la nada salió alguien y en siete días creó el mundo. Suena a cuento, y también es difícil pensar que venga de un mono y mira que son feos los jodios. Pero si está demostrado que la evolución existe y eso es mas cierto que otra cosa.
Son muchas dudas,¿que nos creemos?
Son dos palabras, FE Y PRUEBAS.
Cada uno crea lo que quiera, siempre he pensado que si uno hace lo justo y no se dedica a joder a quien lo rodea da igual crea en Dios o no.
No por darse golpes en el pecho se es mejor persona.
He visto el enlace que dices, ya conocía a este hombre por las noticias, es un genio matemático pero ¿como se demuestra la existencia de Dios matemáticamente?, eso no lo leí. Pero ves como cambia la cosa cuando alguien es un genio y sus creencias son diferentes. Por eso decía que hasta la ciencia tiene hecha la picha un lío.
Como se demuestra con números su existencia.
Hay una gran necesidad de saber la verdad.
Si es cierto que después de la muerte sabremos hay que morirse para saber y lo mejor que nadie vuelve a contarlo. Con la fácil que dormir tranquilo sin pensar estas cosas para reafirmamos en algo. Tan simple como vivir la vida sin molestar al prójimo y veremos que pasa después, de los malos se encarga la justicia que también ha veces falla y mucho.
Y por último ;decir que hay que ponerse a bien con Dios que no tienes edad a Isaak y poner el ejemplo de lo que le ha pasado a mi amigo, no es de buen gusto.

Isaak dijo...

Yo siempre estoy a bien con Dios, Juanjo. Doy limosnas, soy honesto, sincero, guapo, intento practicar el bien sin mirar a quién, hago todos mis enjuagues bucales y no me pierdo un capítulo de "entre fantasmas". Ningún dios podría pedirme más.

He visto morir, éso sí, a mucha gente de, aproximadamente, tu edad. Y tengo conocidos vivos que duplican la mía.

El fin llega de forma inesperada, y no respeta sexo ni edad, aunque sí suele entretenerla la condición. Como dice mi madre, para morirse sólo es necesario un requisito: estar vivo.

Además, no la temo. Cada uno tiene sus creencias y teorías y yo no iba a ser menos. Ningún dios me va a mandar al infierno y, si lo hace, es que no merecía mi aprecio. Un dios tan arbitrario que me incluya en el mismo saco que a Franco o Jack el Destripador, no merece ser tenido en cuenta.

Con dioses así, tan pueriles, burocráticos y pedigüeños, hagas lo que hagas no dejararán de sentirse enrabietados e insatisfechos con la actitud de uno.

Son dioses malcriados que siempre te pedirán más y más. No me imagino enfrentar la eternidad sin otra cosa mejor que hacer que la contemplación beatífica de la eternidad o, como mantenía Tomás de Aquino, en el goce visual del tormento de las almas condenadas al infierno.

Ahora, vivo, no soporto ver escena real o teatral en la que se torture a una persona de cualquier forma. ¿Cómo voy a disfrutar con ello después, cuando se supone que me he ganado el "Cielo" por ser bueno buenísimo?

A no ser que Tomás y su maestro, san Alberto Magno, hayan echado morbo e imaginación a la cosa y la situación diste muy mucho de ser como describen.

Tú dame hueco que yo, en teniendo hueco... yo ya veré...

Isaak dijo...

Fe de ratas:

Donde dice "contemplación beatífica de la eternidad"

Debe decir "contemplación beatífica de la divinidad"

Alfonso dijo...

Dime Juanjo:¿Qué haces tu para ponerte a bien con Dios? Mas que nada lo digo por si puedo aprender algo del protocolo de relación necesario para que Dios pueda ser lo mas receptivo posible a mi demanda y no me castigue. ¿Por que ese es el gran temor?, ¿no? Y por eso le pedimos que este a bien con nosotros, para que no se enfade y nos mande al infierno. Como, según parece, tú le conoces bien y sabe sus gustos, a lo mejor me podrías orientar sobre que he de decirle exactamente y de esa manera estar seguro que aquello que le diga sea de su agrado y no meta la pata.

Te pregunto todo esto porque pensar con la propia cabeza es un deporte peligroso en el seno de las religiones, y eso suele ofender a Dios. Por eso nos decían en el catecismo que doctores tiene la iglesia que lo sabrán responder. Ya hemos visto, por ejemplo, como antaño se condenaba a gente a la hoguera a reos que invocaban a Jesucristo, y los que encendían la hoguera eran precisamente los representantes oficiales de Jesucristo. Pero sus ideas religiosas eran algo diferentes y el choque de ambos fanatismos convertía en cenizas a uno de los discrepantes. Y claro, a mi me gustaría saber exactamente de parte de quien esta Dios, en que lado de favor se encuentra.

Cuando alguien dice a otro como consejo, “que ha de ponerse a bien con Dios”, se supone para que el receptor del consejo se salve mediante ciertas practicas piadosas, esta dando por su puesto que Dios esta de su parte, que le da la razón y, en definitiva, es el otro el equivocado. Y esta equivocado porque en su supuesta relación con Dios hace y dice cosas que no están en “sintonía” con las apetencias de Aquel a quien el dador del consejo conoce bien, sin dudas ni vacilaciones, seguro de su Pensamiento e Intenciones.

Que suerte tienes, Juanjo, que te puedes permitir el lujazo de tener a Dios siempre de tu lado, y que te pone en disposición de erigirte en abanderado de sus deseos.

Pues, con todo y con ello, no se por que me da la espina de que Dios pasa bastante de tanto doctor y doctorcito que no hacen mas que presumir de saber cual es su santa voluntad. Y que, a lo mejor, le apetece mas experimentar que es lo que hay en el interior de cada persona, mas que fijarse en las manifestaciones rituales externas creadas por los que dicen ser sus representantes.

Yo no se si estaré a bien con Dios, pero si puedo asegurarte que estoy a bien conmigo mismo. Y si es cierto, como dice el Evangelio, que somos templos del Espíritu Santo, esa aceptación interior de uno mismo, en su compleja y completa integridad, es muy posible que pudiera estar en sintonía con esa “chispa” de “divinidad” que se nos atribuye a todos los seres humanos. Por eso, Juanjo, nunca recomendare a nadie “que se ponga a bien con Dios”, simplemente porque las apariencias engañan. Tanto por lo aparentemente mucho, como por lo aparentemente poco.

ANITA dijo...

Isaak y Alfonso vosotros si sois sabios.
Si no hay mejor cosa que decir verdades.

Alfonso dijo...

Anita, es solo sentido comun. Para "sabios", ellos. Como podras comprobar en la proxima entrada, que publicare en cuanto este condenado ordenador que va como quiere me deje.

Un beso, guapisima.

Oceanida dijo...

A Dios no se le puede arrinconar, eso no va a pasar nunca.

Alfonso dijo...

No se trata de arrinconar Dios, Oceanida. Ya he dicho varias veces que si de verdad existe un Dios padre misericordioso, creador de todo lo que es, ese Dios no esta representado por ninguna de las religiones que en el mundo son, incluida la catolica. Simplemente porque esos dioses son simples caricaturas antropomorficas que han hecho sus diferentes seguidores, adaptandolo a sus interesadas creencias.

Y a esas caricaturas de dioses iracundos y vengativos, dispuestos al castigo porque no comprenden ni conocen la condicion humana en su integridad son a las que combato.

Creo, que si realmente existe un Dios independiente de las etiquetas humanas, que tratan de definirlo, estara mas cerca del que duda y lo busca en su pureza, que del que esta completamente convencido de que el Dios existente sin apelacion es el que su iglesia tiene perfectamente "catalogado".

Y creo que me entiendes.

Un saludo.