domingo, 12 de febrero de 2012

MARIONETAS DE UNA ENTELEQUIA




"Ellos vienen con malas intenciones, no con deseos de aprender algo que los pueda ayudar a salir de la confusión en la que están." (http://logos77.wordpress.com/2012/02/09/que-harias-una-historia-para-reflexionar/#comment-7480)

Logos77, tu prepotencia basada en la ceguera del fanatismo religioso exclusivista que te anima es deleznable.

Vive tu vida, convencida de tu unión con tu dios personal y deja de juzgar de una vez a los demás. ¿No dijo tu "maestro" no juzguéis y no seréis juzgados? Pues en ese aspecto incumples desagradablemente y de forma constante su precepto. Lo sabes tú y lo saben todas las personas que se pasan por aquí. Pero, claro, estás tan paranóicamente obsesionada de que eres la depositaria de la verdad absoluta y que tienes bula divina para despreciar a los demás porque piensan diferente a ti que nunca verás la viga en tu ojo.

Si existe un dios, tú, por mucho que quieras y por convencida que estés nunca estarás en su mente, en su forma de juzgar y de obrar. La simpleza de la "exégesis teológica" al respecto es clara: Una mente finita y limitada como la humana no puede jamás aprehender, comprender, y mucho menos transmitir, las ideas absolutas provenientes de un supuesto ser absoluto, sea cual sea el nombre que le queramos dar, por lo tanto no cabe infabilidad alguna en la transmisión de ese "pensamiento divino".  Eres una persona más, como otras tantas miles que históricamente se han erigido en "interpretadores de la voluntad divina", y que, en este caso, aprovecha este medio para hacer tu personal y muy maniqueo apostolado. 

No insultes más la inteligencia de los demás con lo de que "son de mente cerrada", pues tenemos la inteligencia tan abierta al cosmos como la puedes tener tú y lo interpretamos con las herramientas que la formación y capacidades intelectivas nos permite,  tan válidas y tan eficaces para nuestra estabilidad de comprensión emocional como pueda ser la tuya o la de cualquiera. No necesitamos tu lástima y conmiseración, así como la amenaza de que si no pensamos como tú estamos condenados al infierno, convencida de que nuestros nombres ya están escrito en el libro de los proscritos, como muchas veces has dicho. Repito que si existe un dios regidor del comportamiento humano no creo que sea tan mezquina como tú, ya que, probablemente, en su supuesta omnisciencia tendrá muy en cuenta el grado de honestidad que cada cual puso en su interpretación de la realidad que le circundaba, al margen de que se haya leído la biblia mil veces, o no lo haya hecho nunca.

Estoy harto de tanto "redentor" y "redentora" aficionado que constantemente me recuerde qué he de hacer, o no hacer, para "salvarme". Estoy harto de que congéneres míos, con los mismos defectos y las mismas virtudes que pueda tener yo, me amenacen constantemente con aquellos castigos que sus calenturientas y fanatizadas mentes crean e imaginan en nombre de cualquier religión. Estoy hasta las narices de tantos "suplantadores divinos" que juegan a portavoces y transmisores de presuntas verdades reveladas, sean védicas, bíblicas, coránicas o de cualquier otro libro exclusivo manejado por cualquier religión, que han servido históricamente para entontecer por el miedo y fanatizar la actitud de esclavos ideológicos que han reprimido a sus semejantes hasta el extremo de haber matado por ello (la Biblia está llena de esas matanzas ordenadas por el mismo dios que adoras).

Estoy hasta los cojones de gentes que, por no poder soportar la mediocridad insufrible en la que han vivido acaben autoconvenciéndose de que un día les iluminó el espíritu santo, empiezan a mirar moralmente por encima del hombro a los demás como si ellos estuvieran ya en fase angélica, se erigen en religiosos sabelotodo interpretando a su antojo los pasajes de unos antiguos relatos llenos de cuentos y leyendas como si de un manual de instrucciones se tratase, critican y refutan cuestiones científica que ni siquiera entienden, tachen a los demás de pecadores, inmorales, cerrados de mente, faltos de inteligencia, etc. y se atrevan a darme instrucciones de lo que tengo que hacer para ganarme la eternidad en el cielo porque el que está en la oscuridad, en el error, en el pensamiento equivocado soy yo. O sea, he de darle la razón absoluta y hacer exactamente lo que me dice a una persona por el mero hecho de que esa misma persona se autoproclama en interpretadora y valedora de la única y verdadera voluntad divina. Así, por las buenas...

Logos77, es muy posible que atendiendo a tu constante falta de honestidad manifiesta no publiques esta intervención. Esta clase de debates no te interesan porque la mayoría de la gente tiene la "funesta" manía de pensar por sí mismos y tu fanatizada y sectaria mente no permite darles publicidad, tú sólo estás por la labor de intentar comerles el coco a los demás pero sin que te repliquen de la manera que yo (y otros, pues me consta) lo hago.

No me importa que no lo publiques en tu blog porque lo voy a poner de entrada en el que colaboro y que ya conoces: "Ducha de Sermones": http://duchadesermones.blogspot.com/

Mucha gente que nos visita suele echarle un vistazo a tus alucinantes entradas, así que la "publicidad" la tienes garantizada.

Que el unicornio del que habla la Biblia te bendiga.

7 comentarios:

ANITA dijo...

Tu comentario no lo publicará pero otros si, no había a llegado a ver tantos de una sentada diciendo que está muy mal de chota.
En fin una predicadora que se lo cree tanto que no deja de soltar toda clase de sancedes e incoherencias religiosas.
Es para estar hasta los cojones y hasta el mismo arco del triunfo, pero como ella dice, estos ateos nos pone a prueva la fe y seguro que su Dios lo tendrá en cuenta.
Irá al cielo seguro pobrecita.

Imaginario dijo...

Anita y Alfonso

Es tan solo pura fachada, deja pasar comentarios para calmar su insana conciencia o para dar una falsa imagen a sus lectores.

Un debate más o menos serio y educado entre Luima y Main ha sido censurado y cortado de raiz.

Main se ha puesto en contacto conmigo y pronto lo publicare en mi blog.

Un saludo y a seguir desenmascarando a esta fanática religiosa y mentirosa compulsiva.

Imaginario dijo...

Olvidaba mencionar la entrada concreta
http://logos77.wordpress.com/2012/01/27/la-religion-de-un-gran-numero-de-personas-la-evolucion-darwinista/

Un saludo

Johnny dijo...

En verdad pensáis que est@ "persona" cree en algo???

Es como todos, utiliza la religión, como terapia, ni mas ni menos.
De esta manera, conece a personas que tienen sus mismas inquietudes, pero se la pela todo lo que pueda significar una religión que desconoce por completo. (como casi todos)

ANITA dijo...

Imaginario cuando lo publiques avisa

Alfonso dijo...

Que si, Johnny, que hay gente así, han dividido la realidad y se aferran a su esquizofrenia como si no hubiese otra cosa. Y no es una terapia, es una patología.

He podido ver en mi vida casos de personas cuya obsesión religiosa, excluyente de cualquier otra alternativa, ya no digo racional, sino la de ser un creyente moderado que no renuncia a la aceptación de la pluralidad de ideas y de conocimiento totalmente desquiciados, pues la vejez y los clichés estereotipados del prejuicio religioso han terminado por perturbar cualquier atisbo de racionalidad en ellas.

Cuando hacía 2º de Filosofía, llegada las vacaciones de semana santa, fui invitado por un grupo de condiscípulos, novicios franciscanos, a pasar la festividad en el monasterio de Guadalupe. No teniendo otra cosa mejor que hacer y ante la expectativa, entre otras cosas, de poder contemplar en directo los cuadros de Zurbarán expuestos en la capilla del monasterio, me fui con ellos. Lógicamente quedaba exento de acudir o participar de cualquier evento u oficio religioso. Recuerdo que, entre risas, esa fue mi condición. Eso me permitió poder vagar a mis anchas por todo el recinto. En uno de esos paseos por el claustro del convento me percaté de la presencia de un fraile ya mayor en actitud aparentemente meditativa, con la punta de los dedos apoyados en su barbilla viendo como se movían sus labios musitando algo. Me acerqué con sigilo para no ser visto y tratar de enterarme qué era lo que musitaba porque me pareció que si estaba rezando la expresión de su rostro era un tanto extraña por el aspecto desencajado que tenía. Por fin pude acercarme lo necesario para escuchar frases como: "me voy a condenar", "he ofendido a la virgen y no tengo perdón", "no quiero ir al infierno" y cosas parecidas, todo ello acompañado de un temblor facial como expresión del horror mental que estaba padeciendo. Enseguida me di cuenta de que el pobre hombre no estaba bien de la chaveta y sus obsesiones religiosas le habían conducido a esa situación de desequilibrio. Lo comenté con los compañeros de estudio, como digo novicios próximos a profesar, y me explicaron entre risas que el tal fraile había sido un eminente y respetado profesor, pero que desde hacía algún tiempo se le había ido la hoya obsesionado con que había pecado contra la virgen María y que se iba a condenar irremediablemente al infierno.

Ellos se rieron mucho con la cuestión, haciendo bromas y chanzas al respecto, pero yo veía desde fuera de la influencia religiosa los mecanismos mentales que habían llevado a aquella persona a esa actitud de postración mental y me hizo reflexionar seriamente. Les pregunté a aquellos chicos aspirantes a frailes: ¿Y no teméis que a vosotros os pueda pasar lo mismo?... ¡Noooo, que vaaa, nuncaaa !... ¡Lo que pasa es que se le ha cruzado algún cable... cosas de la edad!...

Si, nosotros teníamos, 18, 19, 20 años, a lo sumo, y aquel pobre hombre esquizofrénico quizá rondara ya los 80 años. Me vino a la cabeza la imagen del viejo fraile cuando tenía nuestra edad riéndose de algún viejo fraile de entonces que también hacía cosas raras por los claustros. Han pasado unos cuarenta años, espero que ninguno de aquellos antiguos compañeros de estudios esté ahora vagando por los pasillos y claustros de cualquier convento con la mente destrozada por haberse dedicado toda la vida a ver el mundo por un agujerito.

Saludos.

Alfonso dijo...

"logos77 dijo...
Imaginario,

Si te produce nausea leer mi blog ¿por qué lo lees?

Me parece que algo de él te debe gustar cuando sigues leyendo.

Bueno, tengo que reconocer que mi blog es muy interesante, seguramente uno de los más interesante de la red porque presenta evidencia de la existencia de Dios, alguien en quien todos creen aunque no lo admitan.

Sigue leyendo porque quizás algún día recibas luz y puedas entender.

Saludos

14 de febrero de 2012 18:56"

Troll, a partir de esta intervención dejaste de ser Logos77. Si no es así demuéstrame lo contrario pudiendo acceder a tu blog desde el nick. ¿A que no puedes?...