domingo, 3 de abril de 2011

Una brillante observación.

"ESPOSO MÍO, OBSERVO QUE, CON FRECUENCIA, TU DIOS TE REVELA AQUELLAS COSAS QUE MÁS TE FAVORECEN." AIXA, 3ª ESPOSA DE MAHOMA

10 comentarios:

Alfonso dijo...

Exactamente como a todos los iniciadores de religiones. Se erigen en profetas máximos colocándose en la cúspide de la conexión de sus dioses y los demás mortales. Sólo ellos tienen la facultad de interpretar la voluntad divina. Los demás, meros acólitos y ejecutantes de las órdenes que recibe de lo alto.

Mahoma, que si tiene existencia histórica, fue un brutal asesino que no dudó en matar a familiares próximos con tal de que no le hicieran sombra, y exterminar a todo aquel que no se sometiera a los dictados de Alá. En ese sentido, el Corán lo deja bien claro, y sus adeptos repiten una y otra vez como papagayos. El versículo 5 del sura 9 dice: "Mata a los infieles donde los encuentres". El 12 del sura 8: "Yo sembraré el terror en los infieles y vosotros cortadles las cabezas". El 37 del sura 5: "A los que le hacen la guerra a Alá y a su profeta mátalos, crucifícalos, córtales las manos y los pies". El 4 del sura 47: "Cuando encuentres infieles mátalos y haz con ellos una carnicería"...

Palabra de Alá.

Alfonso dijo...

Os dejo la dirección de un vídeo de youtube donde interviene la mujer árabe que critica al Islam, donde dice verdades como puños.

http://www.youtube.com/watch?v=lcD4_c6ax7U&feature=related

Lluis M dijo...

Lista esa Aixa...

Las citas de tu comentario me han recordado el brutal -y cínico- "¡Matádlos a todos, Dios reconocerá a los suyos!" que se atribuye a un cruzado, legado papal o algo así, metido en faena contra los cátaros.

Recuerdo un corto de dibujos animados en el que dos ejércitos armados con espadas y lanzas, enfrentados en el campo de batalla y todos con cara de miedo y sin ninguna gana de lanzarse sobre el otro, hacen caso omiso de las arengas de los respectivos oficiales. ¡Por el Rey! ...y nadie da un paso adelante. ¡Por la Patria! ...y nada. ¡Por vuestros hijos! ...y como si oyesen llover. Finalmente, y desesperados, los oficiales de uno y otro bando hacen un aparte, parlamentan entre ellos y vuelven a sus posiciones. Entonces gritan: ¡Por Dios!, y entonces sí, entonces se lanzan unos contra otros sin ninguna vacilación.
Aquellos oficiales habían entendido lo que es una idea-fuerza.

Lluis M dijo...

Tenéis el reloj fuera de hora o es que estáis en Stockton o por ahí? :)

Alfonso dijo...

Ese hecho histórico que citas, Lluis M, ocurrio en 1209, cuando el legado papal Arnoldo Amalrico con un ejército de asesinos le puso sitio a Beziers, baluarte de los albigenses occitanos (no, cátaros, aunque también se los cargaron) con la exigencia de que le entregaran a 200 de los más conocidos de esos herejes que allí se refugiaban, a cambio de perdonar la ciudad. El legado papal Amalrico era un monje cisterciense al servicio del Papa Inocencio III. Los ciudadanos de Beziers decidieron resistir y no entregar a sus protegidos. Cayeron sobre la ciudad y con católico celo se entregaron a la rapiña y el exterminio. Ante la pregunta de como distinguirían a los ortodoxos de los albigenses, Amalrico respondió: "Matadlos a todos que después el Señor verá cuáles son suyos." Y así, sin distingos, herejes y católicos por igual iban cayendo todos degollados. En medio de la confusión y el terror muchos se refugiaron en las iglesias, cuyas puertas los invasores fueron tumbando a hachazos, pasaban al interior cantando el "Veni Sancte Spiritus" y emprendían el deguello. En la sola iglesia de Santa María Magdalena masacraron a siete mil sin perdonar mujeres, niños y viejos. "Hoy, Su Santidad (le escribía esa noche Amalrico al Papa Inocencio III) veinte mil ciudadanos fueron pasados por la espada sin importar el sexo ni la edad".

Albigenses o no, los veinte mil eran todos cristianos. Y así ese papa criminal que llevaba el nombre burlón de Inocencio lograba matar en un solo día y en una sola ciudad veinte veces más correligionarios que los que mataron los emperadores romanos en la llamada "era de los mártires" a lo largo y ancho del Imperio Romano.

Isaak dijo...

Ya lo dice el refrán: no te acostarás... sin haberte levantado primero ;-D

Me sonaba la frase, pero no conocía los detalles. TY

Y otra cosa: creo que nunca lo he dicho, pero cuando uso una foto suelo enlazarla con la web de donde la he tomado.

Lluis M dijo...

déu n'hi do, Alfonso.

ANITA dijo...

Lo raro sería lo contrarío.
Si no favorecen a los que se ponen el nombre de lideres no podrían comer el tarro al resto. Sabia frase ¿sabéis si también se paso por la piedra a la esposa?

ANITA dijo...

Lluis lo del reloj me pasa a mi en mis blogs y no he sido capaz de cambiarlo para que coincida la hora real con los comentarios.
Pero tampoco en cosa relevante.

Alfonso dijo...

Anita, te dejo esta dirección, de las muchas que puedes encontrar en Internet sobre Mahoma, para que veas como era este "angelito" de Alá.

http://perso.wanadoo.es/laicos/x883-Mahoma.pdf