sábado, 2 de abril de 2011

"Nos da pena que Vigo sea una de las ciudades con menor devoción", lamentan

La organización de la Semana Santa reclama la ayuda de jóvenes creyentes.

Lo que para unos es una pena, a otros nos llena de esperanza. No cundirá el ejemplo, me temo, pero al menos es una luz en las tinieblas.

2 comentarios:

Alfonso dijo...

Ya, hasta ni su dios quiere que hagan procesiones, pues según el obispo Dorrego (uyyyy, por poco) los dos últimos años les ha llovido.

Qué súplica más patética, dios suyo...

ANITA dijo...

Ohhhhhh que penita pollllll Diosssssssss.
Eso ayuda ayuda y a llevar huevos a las Clarisas que mientras hacen pastas rezan para que no llueva, por lo menos aquí donde vivo.