martes, 5 de abril de 2011

Dialoguemos todos, pero mandamos nosotros.

JORGE JUAN FERNÁNDEZ SANGRADOR. Director general de publicaciones de la Conferencia Episcopal Española


«La Biblia es un lugar de encuentro de todas las culturas, todo un referente»

«Lo mejor de todo es el diálogo abierto entre creyentes y no creyentes»


Pero cuando el entrevistador le hace la pregunta del millón:

"-¿Qué le parece la versión de que todo lo que cuenta la Biblia son historias inventadas? 




-Eso se debe a posturas preconcebidas. Hay una postura cultural que no es contra la Biblia como libro histórico sino contra la iglesia y las confesiones religiosas. Son posiciones antirreligiosas. En ese sentido, es una opción a tener en cuenta. Por eso también la importancia del «Atrio de los gentiles» para dialogar entre creyentes y no creyentes. Lo mejor de todo es el diálogo abierto entre todas las partes."

Es decir, si en el seno de ese diálogo que tan cínicamente añoran, alguien plantea la cuestión de la veracidad de lo narrado, el ponente pasa a ostentar la condición de antirreligioso y anticlerical.


El llamado Atrio de los Gentiles es sólo una iniciativa macro-apostólica más, dirigida a conducir al universo de la razón a una ratonera, un callejón sin salida en la que emplearse a fondo en el despliegue de todo el arsenal de artes y artimañas en cuyo uso son maestros y con las que logran, contra todo pronóstico lógico, mantenerse a flote.


Similar a esas invitaciones que se envían a parejas con determinado nivel económico, en las que se las invita a un fin de semana en un hotel, a cambio de asistir a la breve presentación de un producto comercial. Si un diez por ciento pica, el esfuerzo se considera amortizado.


Pues este tipo de reuniones tupper-ware de crucifijo, igual.

2 comentarios:

Alfonso dijo...

Sencillamente encantador.

"Hablemos, porque hablando se entiende la gente" ¿no?. Práctica, que como todo el mundo sabe, la iglesia católica ha defendido desde sus orígenes. Siempre que han surgido voces crítica y/o discrepantes, la iglesia, como la buena madre que es, ha establecido líneas de diálogo, comprensión y tolerancia con los sostenedores de esas quejas.

Y Benenito 16 reinventa el "patio de los gentiles" para que vayan todos a jugar a él. Posiblemente, cogidos de las manos cantarán: "El patio de los gentiles no es particular, cuando llueve se moja como los demás, ¡agáchate!"... Y en cuanto te agaches y pierdas la concentración te darán por donde amargan los pepinos...

La iglesia es la madre de todas las falacias. Y para llevarte al huerto de sus intereses ideológicos inventará, reinventará y se sacará de la manga todos los trucos de los que sea capaces de usar para, como buena encantadora de serpientes, hacerte creer lo buenos que son ellos, y que tú, en el fondo, no eres tan malo... ¡y, ves, ya nos vamos entendiendo!

ANITA dijo...

No me creo ná.
Una artimaña mas de manipulación escondida detrás de un falso dialogo y así no me tocas los cojones y yo a ti si, si no te callas.