sábado, 9 de abril de 2011

Científicos vs Brujos.

Cansado

Por manuelabeledo, de su blog "Ocurrencias Habituales".


Hace meses que no escribo.
Tengo poco tiempo. Vivo a seiscientos kilómetros de mi hogar. No he olvidado a mis amigos. Mi trabajo es absorbente pero por suerte apasionante. He conocido a gente interesante, otra no tanto, pero siempre tengo un plan a la vuelta de la esquina para no quedarme en casa. No es excusa.
La semana pasada comencé a escribir un artículo sobre el problema de los puentes de Königsberg y cómo Euler instauró las bases de la teoría de grafos al resolverlo. Tenía otros en cola, desde un análisis de la protección con canary en binarios hasta la enésima crítica del fundamentalismo religioso. Con este último me rendí. Cuando llevaba tres párrafos recibí el decimosegundo comentario en menos de una semana donde un enfermo mental con ínfulas de geniecillo frustrado se metía en aritmética básica para deducir la fecha de una catástrofe (a toro pasado, eso sí, porque a día de hoy estos imbéciles son incapaces de predecir algo que no haya ocurrido todavía), y aprovechaba, cómo no, para llamarme de todo y amenazarme, creo yo, con un final horrible al más puro estilo de los cristianos fundamentalistas y su tópico “los pecadores irán al infierno”.
Estoy cansado.
He dedicado los últimos años a escribir sobre ciencia y tecnología en varios blogs, a veces firmando con mi nombre, otras con un seudónimo. En éste me he centrado en el ateísmo y la denuncia de la pseudociencia y las religiones, con un estilo vehemente que, claro, ha encendido muchas pasiones. Tengo los huevos pelados ya, no me asustan ni las supuestas denuncias ni que cojan una foto mía y la pongan en un cartel de “Se busca”. No me molestan los insultos. No me amedrentan los violentos. Nadie me ha agredido y se ha quedado sin respuesta, ni aquí ni en la vida real.
Pero estoy cansado.
Cansado porque tengo poco tiempo, y no me refiero al diario sino al tiempo vital, a mi existencia. Estoy cansado de desperdiciar quince minutos elaborando una respuesta fundada en la evidencia cuando trato con gente incapaz de aceptar algo que vaya más allá de su obvia falta de miras. Los creyentes me cansan porque no se puede razonar con ellos, y “si se pudiese no serían creyentes”, que diría un médico televisivo. Quienes han predicho el fin del mundo media docena de veces desde el año 2008 también me cansan, porque yo no tengo su memoria de pez, no olvido, sé que han errado una y otra vez y siguen en sus trece, como si la única satisfacción en sus patéticas existencias fuese el instante en que otro les diga “tenías razón pero ahora vamos a morir todos, así que no importa”.
No me entristecen, no me asquean, no me encabronan. Me cansan, y estoy cansado.
Me voy a guardar ese tiempo para los que valoran mi trabajo, los que me ayudan a crecer personal y profesionalmente, los que se ríen conmigo, los nuevos y los viejos, que a estas alturas son tantos y tan variados que merecen que los cuide. Con esos me tomo una 1906, voy de juerga, hablo hasta que me quede sin saliva y saco las ideas más descabelladas.
Al final eso es lo que vale la pena. Cansarse no.
Y al resto, parafraseando a Adrian Cronauer y salvando las distancias entre sexos, que os la chupen bien chupada a ver si os sacan la mala leche. Ah, y un cerebro nuevo tampoco estaría mal del todo, limpiar los que ya teneis sería una tarea titánica…

Os recomiendo, no el post, si no el debate posterior desarrollado en Científicos vs brujos

11 comentarios:

Alfonso dijo...

Buen artículo. Y escrito, presumo, por quien tiene una buena preparación humana y académica.

Me quedo con la frase del final, donde con humor expresa que haber si con una buena mamada le sacan toda la mala leche que acumulan.

Estos paranoicos intransigentes no se dan cuenta del peligro real que corren ellos mismo y que es fácil de observar cuando con el paso del tiempo tienes la oportunidad de hacerlo.

Mientras el cuerpo y el psiquismo son aun relativamente jóvenes, gracias a la vitalidad y al empuje, todas esas mierdas acumuladas aun se llevan con mediana aceptación, pues no es difícil autoconvencerse de que en ello radica la "felicidad" en la que viven. Pero cuando se empieza a caminar por la vejez y las fuerzas fallan, tanto las físicas como las psíquicas, y esos convencimientos de felicidad voluntarios van dando paso a la realidad de la decadencia senil, entonces es cuando surge el auténtico drama del destroce que han hecho consigo mismo, y la demencia surge con toda su virulenta manifestación. Pero ya es demasiado tarde, no hay vuelta atrás. No hubo ocasión, cuando se pudo, de evitar la invasión de aquellas ideas que acabaron minando los procesos mentales de defensa naturales y lógicos.

He conocido gente así. Y es una verdadera pena como suelen vivir los últimos años de su vida.

Isaak dijo...

Contestación a Logos77 en "Moralidad Atea":

Vamos a ver. Mentir es un vicio muy feo, y las mentiras en un blog tienen las patas muy cortas. Se pilla antes a un creacionista que a un cojo. ¿O era un mentiroso? bueno, da igual.

Dios tiene la opción -porque tiene libre albedrío, obviamente- de presentarse ahora mismo en mi casa y decirme: "oye, soy Dios, o te retractas de tus herejías o..." Evidentemente, yo me acoj.. me asusto muchísimo, en primero lugar. Pero luego me invade una infinita alegria, porque sé que Dios existe, que todo ésto tiene un porqué, que soy su niño mimado y que por fín tengo la prueba definitiva para amarle: que me ha demostrado que existe.

En lugar de éso, según parece, Dios encarga la misión de darse a conocer a un montón de ineptos, gentes incapaces de convencer a alguien que no sea un crédulo redomado.

Logos77, ud. no es una persona coherente que me inspire confianza. Todos sus argumentos son huecos, cuando no contradictorios. Si Dios quiere que crea en Él, tendrá que buscar la forma de decirmelo él mismo.

¿Qué tenía Abraham que no tenga yo o cualquiera de nuestros contemporáneos? ¿porqué en la antigüedad no pasaba un día sin que realizase un prodigio y se mostrase directamente, pero hoy se sirve de gente sin don de convencimiento y razones para ello?

Pues éso.

Alfonso dijo...

Uyuyuyyyyy... Isaak, que te va a censurar a ti también. Que se lo va a tomar como un insulto y te va a poner en el dique seco, ya verás.

A ver, que me censure a mi, conociendo a la paranoia esta, lo entiendo porque llamé a su dios cabrón. Pero ya veo que está adoptando la táctica de no publicar todo aquello que ya se le vaya un poco de las manos. Está loca pero no es tonta.

Pero bueno, mientras te siga dando cancha, lo iremos viendo.

Isaak dijo...

Pues la ha publicado. Y ahí va la segunda, que también incluyo por si es la "refinitiva" jejeje

En realidad, Zero, es posible que sea incluso más simple que lo que conlleva tu descripción: es que, simplemente, en este universo no existen pruebras concluyentes, Y DIGO CONCLUYENTES, de que exista una inteligencia suprema detras.

¿Qué alguien ha tenido que hacer y ordenar todo ésto? puede que sí, puede que no. Los seres humanos estamos en ello. Estudiando en la medida de lo posible, en el tiempo libre que nos queda cada día después de nuestro intento continuo de autodestruirnos.

Nadie tiene pruebas irrefutables a favor de la hipótesis +D, y la posibilidad, aunque sea ínfima, de que exista un Dios tampoco se puede descartar por completo, precisamente por la finitud de nuestro conocimiento.

Lo fundamental no es que exista un Dios o no. Lo importante es que es el Dios cristiano el que no existe. Ni el islámico. Ni el judío. Esos dioses son invención de los seres humanos. Si existe un Dios ahí arriba, algún día lo averiguaremos, pero con los conocimientos y la tecnología del futuro, no con viejos libros del pasado escritos por novelistas aficionados.

ANITA dijo...

Me canso de leer tantos comentarios, largos aburridosssss. Y después de un finde tan jaleoso estoy cansina para leer tanto.
Lo que realmente es cierto que no se puede hablar con estos aferrimos religiosos que se creen con toda la verdad y no escuchan.
Chicos os traéis una con la 77 esa jajajja. Mi cerebro no me permite ahora ni entrar ni na de na.

Isaak dijo...

Bien, ya estoy censurado en logos77. Se ve que ya he dicho algo que no le ha venido bien... lástima, era una contestación punto por punto a su decálogo sobre el matrimonio.

ANITA, ¡ya estás mayorrrrr! ríndete, y pronto serás presa fácil de los blogpredicadores... XD

Isaak dijo...

A logos, en su decálogo matrimonial:

"Bien, me hace muy feliz que no hayas publicado mi contestación a tu extraño decálogo matrimonial. Significa que he acertado en el blanco. Sabes que tengo razón, y no lo publicas.

No estás bien de la cabeza, pero no esperaba que además fueras tan cobarde..."

Habra que dedicar un "especial" a logos77 XD

Anónimo dijo...

aferrimos ?????

no me viene

Alfonso dijo...

Pues sigue intentándolo anónimo... No sé, ¿quizás con las dos manos? ¿Y dos piedras? A lo mejor, así...

Alfonso dijo...

Pues si, Isaak, ya lo vengo pensando. habrá que hacer un "almanaque" especial, como los tebeos, cuando hacían una publicación mayor.

¿Tienes algo pensado?

Me pondré en ello, por "material" no es.

ANITA dijo...

Isaak no me rindo, estoy mayor eso si jajajjaja.
El día que vea a mis amigos como enemigos, el día que alguien me convierta a luz, el día que ore en este blog por vuestras almas, ESE DÍA CAMBIARÉ DE COCHE JAJAJJAJAJ.