viernes, 11 de febrero de 2011

Tenemos cura nuevo en la oficina...

Juro por lo más sangrado que no los busco. Me los encuentro, como decía aquél. Éste, que responde al nombre de "Jorge", es un cura. Otro cura bloguero. Le leo con cierta asiduidad. Comenté favorablemente la primera vez que le leí, y tuve que rectificar minutos más tarde, cuando continué leyendo aleatoriamente algunas de sus entradas.

Es el tipico tratante de esclavos, el típico predicante de la humildad y la obediencia para con los obispos, pero que cizaña e incita a la rebelión contra las leyes orgánicas y civiles. Contra el gobierno terrenal, en definitiva.

Leo y callo, por una especie de respeto a la opinión y libertad de expresión ajenas, y porque el papel de troll no está entre mis preferidos. Pero esta vez ha pisado cierta línea imaginaria que todos trazamos a una prudente distancia. Cuando publique este post, comentaré en el suyo, porque ni puedo ni debo callarme.

La eutanasia de doña Angustias


32 comentarios:

Isaak dijo...

Como la moderación de comentarios está activa en dicho blog y todos sabemos lo que ocurre en algunos casos, pego la contestación:

Su relato es una invención, supongo. A partir de un texto ficticio, Ud. inventa y plantea como cierto “qué haría un medico partidario de la eutanasia” en el caso de su personaje teatral.

Llegado el caso, la eutanasia no se aplicaría, desde luego y Ud. lo sabe, a enfermos con gripe o bronquitis. En todo caso a enfermos terminales o con muerte cerebral diagnosticada.

Si lo sabe, que lo sabe, lo que ha hecho con este artículo constituye una inmoralidad impropia de lo que la Iglesia publicita que debe ser un sacerdote. Falacia e intento de manipulación de la opinión pública, como haría el propio PSOE.

Gangrol dijo...

Este es el comentario que les he dejado yo (no creo que pase la criba de la moderación... aún cuando he sido bastante moderado, la verdad)

-----------------
Antes de nada decir que yo soy partidario de la eutanasia, para dejar las cosas claras ya de buenas a primeras.

pero siempre con sus limitaciones. No estoy a favor de una eutanasia "impuesta" por un tercero, sólo de aquella que la propia persona desea (o deja escrito que desea).

Sobre los textos que pone sobre casos reales, decir que ningún médico que conoza (y conozco muchos, pues yo mismo soy profesional sanitario) aboga por la eutanasia ni por su aplicación coercitiva (como parecen los casos que comenta), sino por aquellos en los los que el final es definido (y sí, estoy hablando de términos científicos, no religiosos, pues los "milagros" no entran dentro del concepto "ciencia") y se sabe que el dolor y sufrimiento de la persona serán tan grandes que es más "piadoso" y "humano" otorgar la posibilidad de que la persona tenga una muerte digna y en paz. Pero la decisión SIEMPRE es de la propia persona (o de familiares directos, en caso de que ésta no pueda decidir por sí misma).

No se asesina a nadie, esa es una gran mentira. No se mata. Se adelanta algo que iba a pasar de todas formas, en un plazo corto de tiempo. O en casos de muerte cerebral y vegetales, es algo que ya había pasado (la persona está muerta a todos los efectos), y que se mantiene viva artificialmente.

por lo tanto cuando en su catecismo se habla de:
"2276 Aquellos cuya vida se encuentra disminuida o debilitada tienen derecho a un respeto especial. Las personas enfermas o disminuidas deben ser atendidas para que lleven una vida tan normal como sea posible."

Una vida normal... ¿cómo se puede definir normal? Una persona que no está viva ni muerta, que sólo ocupa sitio... ¿eso es vida? y peor aún ¿es vida normal?.
Una persona a la que le quedan un par de meses de vida, que empezará a inchar, a caer el pelo, a sufrir constantes dolores por todo el cuerpo mientras por dentro se está pudriendo... ¿eso es vida? o peor aún ¿es vida normal?

"2277 Cualesquiera que sean los motivos y los medios, la eutanasia directa consiste en poner fin a la vida de personas disminuidas, enfermas o moribundas. Es moralmente inaceptable."

¿Es moralmente aceptable disfrutar del dolor ajeno? ¿Es moralmente aceptable hundir en la miseria a la familia de una persona que ya no está viva ni muerta y a la que no se le da el consuelo final?

Será que la "moral" tiene muchas acepciones que no conocía, algunas incluso antónimas entre sí.

En los dos siguientes, 2278 y 2279, resulta que se me da la razón... ¿No es un poco incongruente que en los dos anteriores se hable de esto con tanta saña y en los dos siguiente se diga que hay "excepciones"?

Yo soy un profesional sanitario. Sé lo que es la vida, la muerte y el "intermedio". Sé lo que es el sufrimiento. He visto a muchas familias, que por culpa de las ideas inculcadas por la religión católica han hecho sufrir durante años y años a familiares (los cuales eran vegetales a todos los efectos), al tiempo que ellos mismos sufrían también. Y también he visto como familias (católicas ellas) querían tomar cierta decisión, pero que no lo hacían por el problema religioso asociado.

La vida y la muerte no pertenecen a nadie más que a la persona, y es en ella misma en quién hay que confiar para este efecto. Nadie va a "matar" a nadie por un catarro, por una bronquitis o por un esguince. Pero sí se va a eliminar sufrimiento por algo que no tiene cura.

Un Saludo Felino
Miau

ANITA dijo...

Isaak si lo juras así me lo creo jajajjaja. Vengo del blog de esta nueva adquisición en la oficina, y si, os ha publicado los comentarios.
No se si lo habré dicho alguna vez pero también soy profesional sanitario por desgracia en paro y especializada en geriatría y me ha molestado especialmente lo que intenta decir y como intenta desprestigia a los profesionales,igual se piensa que solo tienen ética profesional los católicos, me estomaga, es otra vivora mas del elemento iglesia.
Le he dejado también mi comentario os lo pongo aquí:

Buenas tardes. Soy profesional sanitario y mi especialidad es la geriatría. Llevo años trabajando con enfermos mayores de 65 años porque son los que trato y cuido.
JAMÁS, ME ENTIENDE ,JAMÁS he visto que ningún médico religioso o no, opte en un caso como el que describe por la eutanasia, usted supone y de una suposición no puede afirmar que el caso de esta señora si da con un médico de ética diferente la ayuda a morir.
Usted calumnia sin darse cuenta (eso espero) a los profesionales sanitarios. El caso que cuenta no es para nada comparable con lo que quiere decir vamos con lo que directamente ha dicho. JAMÁS, JAMÁS he visto familias religiosas o no pedirlo.
No se equivoque, este caso no precisa lo que dice ni se haría. Una persona por muy mayor que sea en plenas facultades con una neumonía se le trata e intenta sanar siempre. No diga que por un problema respiratorio a una señora tenga la edad que tenga la van a dejar morir.
Otra cosa es que el médico te diga ante el inminente fallecimiento: Señores si la conectamos durará unas semanas si no la conectamos unas horas. Esto no es eutanasia es alargar la vida y el sufrimiento. ¿Porque se lo cuento? Para que vea la gran diferencia de lo que usted escribe.
Y referente a las preguntas que le hace a uno de los comentaristas ¿que es un enfermo terminal? Una persona que debido a una enfermedad y agotadas todas las vías de curación y tratamientos no se puede curar y la muerte es inminente. Gracias a la ciencia y la experiencia médica se sabe de sobra cuando un enfermo es terminal e inicia el camino a la muerte y cuando puede acontecer. No se puede hacer nada y créame que vivir en algún caso conectado a una maquina es alargar un sufrimiento y yo no pienso en la familia pienso en el paciente. Y misma tengo mi testamento vital donde dice en caso de accidente o enfermedad donde pierda todas mis facultades no me alarguen la vida. Eso no es eutanasia es dejarme morir en paz.
Lo decide el enfermo con testamento vital si lo requiere, la familia si no lo hizo y no es recuperable el conocimiento. El médico da el diagnostico y lo que precede, por su cuenta nunca desconectaría a nadie.
Le rogaría no ponga en entredicho a los sanitarios y profesionales de la sanidad solo porque es cura y todo lo ve mal si no lo dice la santa madre iglesia. Y repito este caso no es ejemplo valido para intentar demostrar "asesinar" como propone.
Saludos

Isaak dijo...

Otro comentario:

David, al contrario que Ud., estoy convencido que el tema eutanasia es muy simple:

a) En primer lugar está el paciente que, no peligrando su vida por motivos naturales, opta por morir si sus condiciones de vida no le resultan satisfactorias. No hagamos extrapolaciones extrañas a este respecto, que lo veo venir. Hablamos de enfermedades postrantes que apenas le permiten a uno parpadear.

b) En segundo lugar, enfermos que padecen enfermedades tipo cáncer terminal, estados de muerte cerebral, etc.

c) En tercer y último lugar, los estados de coma indefinidos.

En el caso a) y casos muy prolongados de c), sí se podría hablar de eutanasia, ya que se trata de provocar la muerte a petición del enfermo (nunca por prescripción facultativa, por supuesto), ya sea porque lo permita su nivel de consciencia o por testamento vital.

El a) sería, básicamente, el único con potencial suficiente para generar polémica.

En el caso b), se trataría únicamente de cuidados paliativos, suministrar drogas que minimicen el dolor hasta que sobrevenga el fallecimiento por las causas patológicas y, en caso de inactividad cerebral progresiva o no, la decisión de desconexión de los sistemas artificiales de mantenimiento de vida. Se excluirían, en términos generales, los estados comatosos comunes.

El médico que cita el autor en el caso de la paciente "Angustias" se haría acreedor de la expulsión del cuerpo médico, inmediatamente.

Alfonso dijo...

La cultura del miedo, el dolor y los métodos que lo provocan están hondamente asentados en la historia social del cristianismo, y especialmente arraigado en lo más profundo del imaginario de la iglesia católica. Para el cristiano no existe angustia más horripilante que estar por toda la eternidad sufriendo el inenarrable dolor de ser constantemente quemado vivo en el infierno. Por eso, la iglesia, enseña que si quieres evitar ese dolor extremo e interminable en el más allá, has de sufrir otros dolores, físicos y psíquicos en el más acá, que servirán, convenientemente encauzados, para purgar las faltas y pecados que se cometan según su muy particular canon moral. Por eso, desde los púlpitos, sobre todo, se proclama la manera de reconducir el fenómeno del sufrimiento humano como un mal necesario, de ofrecimiento a Dios, por la imitación de la pasión de Cristo que, como la misma iglesia sostiene, se entregó al suplicio en remisión de los pecados de la humanidad, pasados, presentes y futuros. Y es comparado como el cordero que llevan al matadero: "este es el cordero de Dios que quita los pecados del mundo" dice usted por ejemplo durante el "sacrificio" de la misa, antes de proceder al acto de teofagia.

En el delicado debate de la eutanasia y sus repercusiones sociales, subyace ese criterio asumido culturalmente por parte de ciertos sectores de la representación eclesial, y no pocos feligreses que fueron formados en esos conceptos. Si el enfermo terminal, irreversible en su patologia, sufre porque mantienen su vida a toda costa, están "obligados" a asistirlos de manera que ese dolor y sufrimiento "no caiga en saco roto", que sirva para algo, que sea ofrecido para mayor gloria de Dios, pues esa es su voluntad. No importa, entonces, tanto lo que se sufre, sino si ese sufrimiento como expresión inevitablemente vital está encauzado dentro de los valores del sacrificio y la resignación que secularmente el judeo-cristianismo ha ido exigiendo a sus fieles, como ejercicio de purificación grato a los ojos de Dios ante la creencia de que con ello no sólo gana puntos para su alma sino que también libera a otras por la reducción de las penas del purgatorio. Casi todas las religiones se han dotado de esas prácticas y en el catolicismo no es ninguna excepción. El santo sacrificio de la misa requiere del ara del altar como elemento propiciatorio para llevar a cabo lo que modernamente se llama el "sacrificio incruento", donde el animal a sacrificar se ha cambiado por las especies de pan y vino que se convertiran en el rito mágico de la transubtanciación en el cuerpo y sangre de un dios que después será comido por sus seguidores. Nada nuevo bajo el sol.

Hay que ser por lo tanto muy lerdos para creer que la práctica de la eutanasia, sin el control de la moral católica, se convertirá en un ingente proceso criminal masivo legalizado de personas sin posibilidades de cura. Creo que, en general, la deontología médica aplicará, como ha hecho siempre, criterios de racionalidad en ese sentido teniendo en cuenta todos los aspectos que rodean la realidad de la situación, aunque siempre, como viene sucediendo desde tiempos inmemoriales, van a tener enfrente la oposición de los que abogan por la prolongación de una vida en sufrimiento (no solo físico) porque esa es la voluntad de Dios, ya que es Él el que da la vida y nos la quita. Con todo, no deja de ser una singular paradoja de justificar ese atributo que se deja en manos exclusiva de la divinidad proclamada por quienes, durante siglos, han estado disponiendo de las vidas y haciendas de miles de personas. Muchos de ellos creyentes en el mismo dios de sus verdugos pero que sostenían matices doctrinales diferentes.

Si es cierto que somos semejanza de Dios y por tanto podemos otorgarle de alguna manera cierta cualidad emocional humana, creo que estará avergonzadísimo de la cantidad de crímenes de toda laya que se han cometido en su nombre.

Alfonso dijo...

El post de arriba se lo he dejado en el blog del cura David. He seguido vuestro método por si las moscas.

Oceanida dijo...

Que si los ha puestoooooo

Alfonso dijo...

Y espero que los siga poniendo, Oceánida. Pero ya verás tú que en cuanto se "caliente" la cosa la cuestión puede variar.

Así que no te privamos de que en el fondo te lo pases bien... ;-D ...

Mene dijo...

Es lista Oceánida... va al rebufo del blog, y de paso se va enterando de sitios que apuesto a que le resulta muy interesantes... ¿a que sí? :-D

Isaak dijo...

Oceánida, muy cándida tu respuesta en el blog del cura Jorge, para no variar. Pero me temo que, pese a nuestros buenos deseos (yo también me alegro que "Dña. Angustias" esté ya en su cas), Doña Angustias es un personaje de ficción, inventado por el cura para ilustrar y potenciar la idea que quería transmitir:

Que hay que estar prevenido y alerta contra los médicos nazis que disfrutan finando ancianitas.

Ya te contaré la historia verídica de Don Genaro, un cura que violaba monaguillos mientras se colgaban de la cuerda del campanario para llamar a misa.

No te digo jajajaja

Alfonso dijo...

Así es Mene.

Por cierto, haber si siembras algún melón y así sabemos que gusto tiene... XDD ...

Saludos.

Oceanida dijo...

Perdona no, los listos son ellos que saben quien miente y quien dice la verdad y se quedan tan panchos...

Eso si, me encanta conocer blogs y sitios. Supongo que eso no es pecado Mene, me voy a visitarte a ver de donde has salido tu....

Un abrazo a todos!

Oceanida dijo...

Ya decia yo... y Alfonso que dice de melones??? jajaja

Alfonso dijo...

Me asombras, Oceánida, de veras.

Si el cielo está lleno de cándidos, a ti te reservan el primer puesto. No sólo por lo que dice Isaak ante la inventiva del clero, cosa que han prácticado en todos los tiempos para aleccionar al rebaño, sino por tu falta de perpiscacia.

Venga, Oceánida, vamos a reirnos juntos. El blog de Mene, aun sin entradas, se llama "El Melonar". Metafóricamente, le sugiero que siembre un melón, es decir, que escriba una entrada. Así sabremos el gusto que tiene ese melón, es decir, como piensa. ¿Te has enterado ya?

Pues si, Oceánida, como seas para todo igual, no digo el cura Jorge, cualquier monaguillo será capaz de hacerte comulgar con ruedas de molino. Ahora entiendo tu predisposición a tragarte todo lo que te cuentan en el "lado de la luz", porque como los demás estamos en el "lado oscuro" no somos de fiar.

Lo que tienes aun que aprender, y eso que ya tienes unos añitos...

Isaak dijo...

A veces me recuerda a aquélla a quien le decían "nena, tienes la cabeza llena de pájaros", y la ella contestaba, nerviosa y angustiada, "¡quìtamelos, quítamelos".

Acabo de leer un post en Océanos de Invierno que me ha gustado, y así se lo he hecho saber a Oceánida.

Y no me parece la misma persona que interviene en éste. Tanta perspicacia para defender a la Iglesia con textos de varios párrafos llenos de reflexiones, pero aquí no merece la pena pensar un poco y contestar con un mínimo de sentido común.

Oceanida dijo...

Madre mia, yo alucino con vosotros...

Isaak, gracias por tu comentario.

Alfonso, el ultimo comentario lo puse cuando regresaba de ver el melonar ese, y ya estaba enterada.

Tengo mis anytos pero me temo que nunca llegare a ser tan madura como tu. Sorry.
Y que siga aprendiendo siempre, sobretodo a no juzgar...que tropieze, que me caiga y me vuelva a levantar, que pueda ayudar a todos los que esten en mis manos con esta ignorancia mia, con todos aquellos a los que difamais siempre.

Yo no tengo idea como sereis, vuestras vidas y los problemas o felicidades, quien narices soy yo para decir como sois o como no??

Prefiero pecar de candida, prefiero tragarme todo lo "del lado de la luz" como dices, prefiero creer en Dios y en La Iglesia Catolica.

Prefiero ser como soy. Y cada dia mas.

Un abrazo psicoanalistas!

Alfonso dijo...

Eres una alucinada permanente, Oceánida. Característica, además, muy típica de los que sóis del lado de la luz.

Tienes que aprender a leerte para no contradecirte. No puedes decir que intentas no juzgar, para, en la misma frase, juzgarnos de difamadores. Pero bueno, ya sabemos donde va a parar todo aquello de me caigo, me levanto, me vuelvo a caer, vamos, sentirse pecadora en suma, y todo eso que caracteriza a una buena cristiana, digo a una buen católica.

¿Nuestras vidas? Tan normales como la tuya. Hay de todo un poco, como en botica.

Por último: ¿Tanta necesidad tienes de estar justificándote constantemente? Eres como eres y cada uno es muy libre de pensar y hacer lo que le de la gana.

Bueno, voy a ver que es lo que ha leído Isaak en tu blog que lo ha puesto tan tierno.

¿Tampoco te has enterado de lo de la cabeza llena de pájaros?... ;-))) ...

Gangrol dijo...

Mi último añadido (por si acaso, que en este me he "pasado"... de ingenuo)

_____________________
Yo tengo una duda, y me gustaría una respuesta, si no es mucha molestia.

He leído que "La vida pertenece a Dios y es Él quién la da y la quita", por lo tanto no existe eutanasia. Cuando alguien muere, sea por su mano, sea por el médico, sea por enfermedad, sea por asesinato, sea por X, es porque Dios así lo ha querido, de no haberlo hecho, no moriría.

De forma que, cuando un enfermo dedice morir y su médico (o familia, o amigos) lo ayuda, en realidad está obrando bajo la mano de Dios, pues de no ser así, da igual lo que haga, que no moriría hasta que "le llegue la hora".

Y no, no se trata de un sofisma o una paradoja, sino de una sincera pregunta.

Un Saludo Felino
Miau

Gangrol dijo...

Y eso que no he profundizado en la duda... pues si seguimos hacia ella... los asesinatos son porque "Dios así lo ha querido", las muertes en las guerras son porque "Dios así lo ha querido", las bajas civiles son porque "Dios así lo ha querido" y así sucesivamente.

Recomiento a todos los de aquí (allí sé que no me escucharían) que vean la película "La invención de la mentira", donde en un mundo alternativo, donde todo el mundo dice siempre la verdad y nadie conoce la mentira, un hombre es capaz de mentir... y crea a Dios... y la gente, que claro, se cree todo lo que dice (no saben lo que es la mentira), al final deciden que Dios (El Hombre que Vive en el Cielo) es cabronazo, pero en el fondo un buen tío... una ambigüedad propia de cualquier religión que "Humaniza" a una entidad superior.

Un Saludo Felino
Miau

Isaak dijo...

Ésta ha sido buena, Gangrol. No parece un sofisma, aunque puede serlo según qué punto de vista. No lo es más que los contenidos en cualquier pastoral o encíclica, tan dadas a los dobles filos y pseudorazonamientos engañosos.

De cualquier forma, se me antoja como "la pregunta del millón".

Isaak dijo...

ed2k://|file|La invencion de la mentira-comedia (Ricky Gervais) (V.O.Sub.Español).avi|737765376|1FC33D23A5DDCF46B6C1D644CA88AA34|/

Para bajar del emule. Yo ya la tengo en marcha.

Gangrol dijo...

Si bien esa peli es la típica "comedia romántica", es de las típicas de las que ya se conoce el final antes incluso de verla, de todas formas merece un visionado por todos los gags y coñas, los cuales están genialmente intercalados y, la verdad, bien desarrollados.

Pues ya puestos a recomendar, aquí queda otra, de otro género muy distinto, pues es seria (muy seria).

The man from Earth

Exclusivamente en Inglés (a lo sumo con subs, que aquí no se dignaron a traducirla... como suele pasar con el buen cine).

Poco presupuesto, pues tiene a pocos actores, poco decorado y ningún efecto especial.

El argumento es:
Una casa en el medio de ninguna parte. Un hombre (profesor universitario) está de mudanza pues se marcha. Sus compañeros de universidad van a hacerle una visita de despedida. Y allí, entre que llega y el hombre se marcha, se entabla una conversación entre ellos. Sobre ese hombre, pues confiesa que tiene 14.000 años.

Y son las preguntas y respuestas de cada uno. De como ninguno puede demostrar que miente... pero tampoco que dice la verdad. De como se vería la vida a través de los ojos de alguien tan viejo. De como el hecho de ser viejo no da inteligencia, ni sabiduría, sólo conocimientos. De como ve ciertos "hechos religiosos y milagrosos" alguien que estuvo allí (de ahí que en este blog pueda gustar incluso más).

Gran desarrollo y gran argumento. Altamente recomendada.

Un Saludo Felino
Miau

Oceanida dijo...

Alfonso, no creo que decir que difamais sea juzgaros, por favor, a estas alturas...eso lo puede ver todo el mundo cuando viene aqui.

Si, tambien soy alucinada, como los de la luz.

Un abrazo.

Oceanida dijo...

los pajaros constantemente pero en mi estomago tambien de lo enamorada que estoy de todo!

Isaak dijo...

Lo que son las cosas. Ahora, creo que eres tú quien difama, difundiendo que aquí se difama.

¿Algún ejemplo de fragante difamación, Oceánida? Es una grave acusación, y creo que nos merecemos al menos un botón de muestra.

Tu parcialidad es evidente. Al cura Jorge no te he leído acusarle de difamador por afirmar que los médicos intentan asesinar ancianas.

Lo que es la vida. La objetividad no es tu fuerte, Oceánida, al menos en este blog.

En absoluto. La burla y la mentira, sí. Aquí todos nos partimos el pecho intentando ofrecer argumentos y pruebas de cuanto afirmamos.

Tú llegas con tus manos limpias, tus vacuos "por favor" y tus monosílabos hirientes, y sentencias que "aquí se difama".

Estás haciendo aquí un trabajo mucho más sofisticado que el de la Guerrera de la Luz, criatura cínica y dañina donde las haya.

Quién iba a pensarlo hace unos meses, mosquita muerta.

Oceanida dijo...

Ni me voy a defender Isaak. Que empeno teneis en sacar cosas malas de la gente...

Oceanida dijo...

"Además, si la Iglesia Católica, organización de asesinos confesos, tiene a Cáritas, China puede igualmente tener sus departamentos especializados en obras sociales, o no?"

9 de febrero de 2011 11:08.

Esto no es difamar?? Es un pequeno ejemplo eh?

Oceanida dijo...

Como crees que se sienten los catolicos al leerte Isaak? Crees que no duele? Y sin embargo aqui seguis y nadie os dice ni mu, bueno, yo a veces pero pues siempre salgo escaldada...

Oceanida dijo...

Has buscado en el diccionario difamar???

difamar.
(Del lat. diffamāre).
1. tr. Desacreditar a alguien, de palabra o por escrito, publicando algo contra su buena opinión y fama.
2. tr. Poner algo en bajo concepto y estima.

Alfonso dijo...

Si un dictador perdura en el poder durante 40 ó 50 años, habiendo asesinado en un principio un número de personas para lograrlo, y una vez conseguido su objetivo rodeándose de los convenientes medios ya no tiene que matar a nadie más en los 40 años que le quedan de estar en el poder, ¿quiere decir que a pesar de esa aparente paz deja de ser asesino? Creo que todos/as estaremos de acuerdo en decir que esa cualidad no la ha perdido.

Si una organización religiosa creada hace 1.600 años, asesinó a mansalva a todo oponente para afianzarse en el poder, mantuvo una doctrina represora con la que encarceló de por vida, asesinó a quien estorbaba (también hubieron crimenes eclesiásticos de jerarcas contra papas, para después serlo ellos), que mató de mil formas, incluida la hoguera, a todo el que se movía de la ortodoxia durante siglos, hasta que los poderes civiles se desvincularon de su influencia y empezaron a ponerla a raya, pregunto: ¿Porque ahora "no mate" a nadie ha perdido esa condición de organización asesina?
Pues no, Oceánida, no la ha perdido, por mucho que tú, y millones como tú, quieran mirar para otro lado y hacerse la ilusión de pensar que la iglesia sólo es Cáritas, las monjitas que dan de comer, los curas que se van de misiones a evangelizar negritos, los que cuentan histórias apócrifas de Sras. Angustias que la iban a asesinar unos médicos despiadados, la de ese puñado de amigos tanto en la vida real como en internet, que os decís las mismas cosas simplonas porque en realidad no hay mucho que decir, la semana santa, el corpus, y los viajes del papa.

No, Oceánida, la auténtica iglesia, la que mueve los hilos de su permanencia, no la conoce ni Dios.

Alfonso dijo...

Oceánida, a mi no me inporta que juzges, que opines, que te cabrees, que te cages en lo que haga falta. Yo lo hago. Muchos lo hacen. Pero deja ya ese tono repetitivo de justificación hacia tí misma de que procuras no hacer esto, no hacer lo otro, que te caes, que te levantas, que yo no me meto con nadie, que hay que ver como somos...

Ya sé que es difícil que puedas sacarte el filtro de moralina que desde hace un tiempo tú misma te has impuesto, pero es que aquí no vas a demostrar nada a ese respecto. Se tú misma, y suelta lo que tengas que soltar, no hagas de monjita puñetera, de las que dan el pellizco y esconden la mano.

Y ahora que lo pienso, que buena monja se ha perdido el convento, si no fuera por la puñetera castidad, ¿verdad?... ;-) ...

Isaak dijo...

La iglesia es una organización de asesinos confesos. Ha perdido perdón por sus muchos crímenes, luego los ha cometido.

No he dicho que el Papa sea un asesino. Como bien explica Alfonso, es la Institución misma, que no ha variado un ápice desde la época en que se dedicaba a...

Todo esto es inútil, es insistir una y otra vez en hechos demostrados y consumados. Cansa.

Por cierto, tu actitud de "mártir" que va al despelleje sin defenderse se me antoja poco menos que ridícula.

Y como empiezo a conocerte, es TU ACTITUD la que me parece ridícula, NO TÚ. Porque lo siguiente será graznar que te he llamado ridícula.

Las personas rara vez cambian, las actitudes sí, con más facilidad y frecuencia.