jueves, 10 de febrero de 2011

DEDICADO AL "ANGEL" DE ESTE BLOG: ANITA

LOS COROS ANGÉLICOS

EL PRIMER CORO: LOS ANGELES CUSTODIOS

Los ángeles custodios toman a su cuidado las almas que se les confían. El número de ángeles es tan grande, que ninguno de ellos ha tomado a su cargo un alma, vuelve a ser destinado a cuidar otras, si ha llevado la primera a la salvación.

Según la afirmación hay más ángeles custodios que almas a custodiar. Realmente es un derroche de funcionarios celestiales sin ocupación aparente. Más o menos como en cualquier ministerio español.  Menos mal que ni comen ni beben ni generan gastos de representación y mantenimiento, sino el Cielo como empresa sería un auténtico desastre. Por otro lado, como gestores de almas en proceso de salvación son una auténtica nulidad, porque si hemos de hacer caso a la sucursal terrestre llamada Iglesia Católica, que según ella la gráfica de calidad salvífica está por los suelos pues resulta que son pocos los que se salvan, así que no sé que es lo que custodian semejantes ineptos.

EL SEGUNDO CORO: LOS ARCÁNGELES

Estan subdivididos en varios órdenes. De este coro se derivan los 7 espíritus que están ante el Trono de Dios para ejecutar las órdenes del Altisimo. Los arcángeles asisten a los mártires y a los cristianos que sufren persecución.

Otros que tampoco es que tengan hoy día mucha ocupación que digamos. Yo no digo que al principio del cristianismo pues tuvieran bastante faena, por todos los mártires que pasaron por el circo romano para alimento de las fieras y esas cosas, y que además fueran víctimas de la afición favorita de los emperadores de entonces persiguiéndolos, pero, coño, si ahora la mayoría de los cristianos viven mejor que su dios, y mártires, lo que se dice mártires pues como que tampoco. No creo que darse un martillazo en un dedo por poner un clavo en la pared sea sinónimo de martirio, pero bueno, como que hay quien lo ofrece por la salvación de las almas de los pecadores pues a lo mejor le toca un arcángel de esos.

EL TERCER CORO: LAS VIRTUDES
Los ángeles virtudes forman el tercer coro. Dios da estos ángeles a aquellos hombres que con toda voluntad y perseverancia trabajan en su propia santificación y usan toda mortificación exterior e interior para lograr la salud y salvación de su propia alma. Algunos pecadores convertidos, reciben uno de éstos ángeles.

Yo tenía una tía que se llamaba Virtudes, pero de ángel tenía poco. Y por lo que leo también andarán escasos en su reparto porque si Dios los da a aquellos hombres (de las mujeres no dice nada) que con voluntad y perseverancia trabajan en su propia santificación pues no toca a muchos, la verdad. Así que sobrarán “virtudes” a porrillo. Si además, la otra condición es que estos hombres (las mujeres, como digo, están exentas) usan de la mortificación exterior e interior (por fuera con flagelos, por dentro tomando un purgante) para salvar sus almas pues aun se pone más difícil para que te toque un ángel de estos.

A Oceánida, seguro, que le habrá tocado uno, por ser pecadora convertida. Pero será un angelico pequeñito, pequeñito, porque los pecados de Oceánida no pasarán de haber dicho “¡mecachis!”, o “¡jolines!”, Sin embargo, a Gusiluz le habrán dado un puñao de virtudes de esos, porque para pecados gordos los suyos. Antes de ver la luz, claro.

EL CUARTO CORO: LAS POTESTADES

Con pocas excepciones, éstos ángeles sirven sólo a los sacerdotes. Delante de ellos huye el diablo. Ellos ayudan a los sacerdotes en sus ministerios. Especialmente en la recitación del breviario deben invocarse a las potestades. Los confesores de monjas tienen siempre un ángel potestad.

Como que el comentario sobre estos ángeles, las potestades, fue “potestad” de Anita, pues corro un coro más y paso al siguiente. Pero también es cierto que tampoco van sobrados de faena. Así están todos, con un lustre que para si quisieran muchos humanos. 

EL QUINTO CORO: LOS PRINCIPADOS

Cada parroquia tiene un ángel de los principados. Ellos ruegan día y noche de rodillas ante el Santísimo por los fieles de la parroquia. Ellos cuidan de que los enfermos reciban los Sacramentos y los niños no mueran sin bautismo. Conocen a todos los fieles de la parroquia. Ellos piden perdón a Dios por cada escándalo que en ella se produce. Interceden por la tibieza de los fieles. La veneración a éstos ángeles trae gozo en la oración y perseverancia en la plegaria.

He aquí un coro de ángeles interesantes: Los principados (no confundir con el de Andorra, o Mónaco).

De momento hay uno por parroquia que ya es algo. Y además los que tienen el curre seguro en cada parroquia, por lo que se ve, no descansan ni pa dios, porque pasarse día y noche de rodillas rogando por los feligreses tiene que ser duro de cojones.

Según parece cotillean en todas las casas de los parroquianos y están al tanto de que no falten los sacramentos a niños y viejos. Si lo que falta es el pan porque la feligresía no tienen curre lo sienten mucho pero ese no es su problema. Ahora bien, hostias y santos óleos los que quieran. Por otro lado, se dedican también a tapar las vergüenzas de aquellos parroquianos que no la tienen. Ingente trabajo, la verdad.

Estos ángeles en vez de “principados” se tendrían que llamar del “proletariado”. Porque currar, curran. Ya tendrían que tomar ejemplo los demás.

EL SEXTO CORO: LAS DOMINACIONES

Son los ángeles que da Dios a los que han de enseñar, bien en la cátedra, bien en el confesionario, cuando se trata de propagar el reinado de Dios sobre la tierra.

Son custodios de los abades y seminarios. Se les invoca para convertir a incrédulos y herejes, y también católicos tibios..

Según se ve los que estamos fuera de la secta no tenemos derecho a ángel alguno. Ni siquiera uno bajito, calvo y medio desplumao. O te haces cura o profesor de religión, sino, naranjas de la China.

Aunque éstos, por lo que se afirma, son los que se cuidan de convertir a incrédulo, herejes y demás bazofia atea. Pues, aunque se llamen “dominaciones”, no “dominan” bien el tema, la verdad, porque mucho éxito no tienen por estos pagos. Sin embargo, yo no sé lo que hay más: si incrédulos y herejes o católicos tibios. Menudo papelón que les ha tocado a los ángeles estos. O que se lo pregunten al obispo Munilla, que él de católicos tibios sabe un rato.

EL SÉPTIMO CORO: LOS TRONOS
Cada diócesis, cada reino, cada orden religiosa tiene un ángel del coro de los tronos, Ofrecen al Todopoderoso las preces de sus reinos. Todos los actos de abnegación, sacrificios, privaciones.

Insisto. O estás metido en la secta o no hay ángel. Aunque si los de dentro para tener un ángel “tronao” tienen que ser abnegados, sacrificados y llenos de privaciones voluntarias me parece que están sobrando la mayoría. Otro coro de ángeles que no dan un palo al agua.

EL OCTAVO CORO: LOS QUERUBINES

Son las espadas de Dios. Son la personificación del celo por la gloria de Dios. Junto al trono del Papa siempre hay 4 querubines. Un querubín echó a Adán del paraíso terrenal. Deben ser invocados en las tentaciones contra la Fe, contra la pureza y contra la castidad.

Este coro de ángeles es la “guardia pretoriana” de Dios por excelencia. A mala leche no hay quien los gane cuando blanden su espada flamígera por la gloria de mi mare… digo por la gloria de Dios. Así que ojo con meterse con el Papa porque tiene nada menos que un pelotón a su servicio: cuatro querubines y un cabo dispuestos a flambearte a la primera de cambio.

Faena, desde luego, tampoco les falta, pues si tienen que estar ocupados para evitar las tentaciones contra la pureza y la castidad del clero, y demás rebaño, no habrá querubines en el cielo suficiente para contener tanto despropósito hormonal.

EL NOVENO CORO: LOS SERAFINES

Honran, aman y alaban sin cesar a Dios. Son el coro mas alto. Arden eternamente sin consumirse. Han sido creados para amar al Todopoderoso por toda la eternidad.

O sea, que estos ángeles solo sirven para hacerle la pelota a Dios por los siglos de los siglos. Bueno, en cierto modo tiene su explicación, porque la vanidad divina en ese sentido tiene que ser superlativa, y para dar pábulo a un Ego tan enorme necesitará ingentes cantidades de ángeles que les esté alabando continuamente. Con todo, un poco cansado pienso que será estar eternamente diciendo: “¡¡¡Guapo, precioso, que eres lo más bonito del Universo. Viva la madre que te parió!!!...

Vamos, que por lo que veo y en general, ser ángel no es ningún chollo.

6 comentarios:

ANITA dijo...

Afonsooooooo gracias por la dedicatoria y por hacer el trabajo angeloso jajja lo has bordao.
Se disfruta leyendo tiene unos puntazos geniales.
Recordando darse un martillazo, si ofreces el dolor eres menos mártir que si el acto de darse el martillazo fue al clavar el clavo que soportaría el cuadro de algún nombrado santo para luego ponerle velas jajjja.
En el pueblo de mi madre también había señora que se llamaba virtudes y tampoco era un ángel precisamente XD XD

calimeroesmalo dijo...

El angelote mas malo y al que más quiero!!!! jajajaja

calimeroesmalo dijo...

Sin desmerecer a los demás!!! ( ella ya sabe por onde voy que nos conocemos) jajajaja

Isaak dijo...

Visto el nivel de desemplo querubinil y la escasa productividad de los que tienen algo de faena, habría que proponer al INEM que los desempleados pasen a denominarse, "des-angelados".

Digo yo si habrá quien degluta el truño éste de las corales sin rechistar.

Y otra: ¿quién "diablos" ha hablado con dios lo suficientemente largo y tendido, como para haber ofrecido detalles tan precisos sobre angelología?

El cura Jorge se ha inventado, evidentemente, lo de la ancianita que un medico malo quería asesinar por un golpe de tos, pero el que haya ideado el catálogo éste, ha batido el record de algo, seguro.

Mapuesto a que es el guionista de la serie ésta nueva, "ángeles y demonios"...

Alfonso dijo...

¿Ah, el cura se llama Jorge?... Pues yo le he llamado David... no sé por qué... serán cosas de la edad... XDDD ...

ANITA dijo...

Caliiiiiiiiii mi ángel.