miércoles, 23 de febrero de 2011

Los obispos europeos admiten, tácitamente, que la oración es una actividad inútil.




O así se desprende de la petición efectuada a la UE por los obispos integrantes del Comité Conjunto de Conferencias Episcopales Europeas, que han exigido a la Alta Representante para Asuntos Exteriores y Seguridad de la UE que se trate la libertad religiosa en la reunión de ministros de exteriores europeos a celebrar el próximo lunes.

Rezar el rosario en comunidad parece surtir efecto a la hora de exorcisar las perniciosos efluvios emanados de un puñado de homosexuales que se besan frente a la catedral de Lima, y poco más. En asuntos serios, reales, los obispos se dejan de chorradas, echan la llave a la sacristía y acuden a los recursos materialistas, mundanos y relativistas que en su discurso diario deploran incansablemente: cirujanos, policía, abogados y, como en este caso, protección política y/o militar.

No obstante, los obispos, conscientes de su misión divina, han sacado pecho y apostillan que "la libertad religiosa no puede significar relegar la dimensión religiosa a la vida privada, una opción que, a su juicio, favorece el relativismo y rechaza toda creencia." Por el contrario, defienden que "la libertad religiosa es «un derecho y un valor que toda sociedad democrática debería estar abierta a promover y salvaguardar»"

En Lima, Perú, la libertad de expresión, los derechos y valores de una docena de homosexuales sí puede ser relegada a la vida privada, su forma de vida sí puede ser coaccionada sin tregua desde todos los frentes eclesiásticos, su derecho a exponer sus puntos de vista en los espacios públicos sí puede ser coartada por las fuerzas policiales, mientras que doscientos católicos cerraban un círculo mágico de mantras y ensalmos a su alrededor, protegiendo así el sagrado edificio catedralicio de los malignos efluvios gays.

Dentro de un mes, esos mismos ciudadanos homosexuales y muchos millones más  de toda especie, tendrá que mostrar el máximo respeto a las marchas idólatras católicas que discurrirán por las avenidas de miles de ciudades.

Los pobres y perseguidos católicos, no verán sus desfiles y manifestaciones callejeras de fe rodeadas por enjambres de ateos y agnósticos entorpeciéndoles, protegiendo la neutralidad de los espacios comunes.

Pero claro, ellos no son maricones y tortilleras enfermas. Son personas de pro, gente de bien. Lo suyo no son perversiones: son valores universales.



5 comentarios:

ANITA dijo...

"la libertad religiosa es «un derecho y un valor que toda sociedad democrática debería estar abierta a promover y salvaguardar»

Y LA LIBERTAD DE DECIR QUE NO SE QUIERE RELIGIÓN NI RECHAZO POR NO ACATAR IMPOSICIONES ¿donde está?
Una parte de la masa humana va aclamar o rezar o a lo que sea con rezos o esperando pase algún pez gordo y alabarlo y si un grupo de gentes que reclama tolerancia que no se mete con nadie va a mostrar su cara ante tanto rechazo sin pedirlo porque solo quieren vivir en paz y los dejen tranquilos, son vapuleados, es cojonudo.
Los que no toleran nunca dijeron que la religión es mala, es la religión y sus seguidores quien empezó atacar primero conductas que ven indeseables. Lo normal que el grupo de "indeseables" como ellos los tratan protesten de alguna manera. Pedir los dejen en paz no es delito y están en su derecho, si la iglesia no hubiera empezado con su intolerancia no había necesidad de decir ESTAMOS AQUÍ SOMOS PERSONAS CON DERECHOS IGUAL QUE VOSOTROS.
Sale la señora diciendo que en Perú no se les persigue ni se les trata mal juas juas para luego soltar que quieren acabar con un principio moral, igual no se oye como se contradice ella sola.
Gritos "viva la iglesia católica que triunfará" si el examen de estupidez lo tiene ganado ya desde luego.
La próxima vez que me encuentre un grupo de esta gente enalteciendo la visita de un clérigo con rolex y no me dejen pasar llamaré a la policía para que los aparte ¿vendrán?
MOSCAS COJONERAS COÑO

Isaak dijo...

Jajaja... Anita, ya pasé por éso. Intenté pasar, educamente, entre una multitud que idolatraba una estatua de madera en la intersección de dos calles, y se negaron a dejar un paso mínimo pegado a la fachada. Me insultaron, me acusaron de irrespetuoso, y me "invitaron", como dicen los obispos, a dar un rodeo de casi dos kilómetros. Todo ello con gritos, malas maneras y actitud agresiva.

Y la policía estaba allí, sorda y ciega, como siempre en estos casos.

Me acojoné, la verdad sea dicha. Si abro la boca, me la parten. Esos tipos piadosos, buchones y malhumorados no estaban de broma.

Alfonso dijo...

Faltó el Auto de Fe y la hoguera...

Y en Lima, de parte de la iglesia católica,tradición en esos menesteres, no le falta.

Por lo demás, pues ya lo sabemos. Ellos son los tocados por el dedo de Dios. Los que están llenos de la gracia divina. Los soldados de Cristo. Los garantes de la moral y las buenas costumbres (¡ay!, si pudiéramos mirar por un agujerito). Los más chachipiruli en todos los sentidos. Y, como buenos sectarios, todo lo que no pase por el tamiz de sus ideas son reos de oprobio y condenación.

Y yo me pregunto: ¿Oceánida también hará esas cosas?... ¿de ponerse en rezar en grupo en plena calle para alejar las asechanzas del maligno?

Isaak dijo...

Me gustaría que alguno me explicase qué diferencia hay entre rezar el rosario portando en la mano un artilugio formado por cuentas hiladas con la seguridad de que un ente suprahumano protegerá un edificio contra influencias o energías consideradas negativas, y cualquier práctica de magia negra o blanca en la que se utilizan igualmente objetos con un supuesto poder y se recitan encantamientos, letanías compuestas de frases de las que se espera efectos sobrenaturales del tipo que se solicite, que serán atribuidas igualmente a seres sobrenaturales.

Por más vueltas que le doy, no veo la diferencia.

ANITA dijo...

Pues yo Isaak pasé al final eso si, mi coche se llevo unas cuantas patadas y con un acelerón quemando embrague los acojoné, y me paro la policía y me puso una multa jajajaja que recurrí y aún espero me la manden jajajajajja.
Por supuesto accione el cierre desde dentro intentaron abrirme la puerta, y me pregunto ¿quien es la bestia?
Oceanida se ha debido cansar Alfonso o se hace desear jejejej ya no se la oye, es una pena pero estoy segura que debe pensar que no merece la pena decir nada porque no tenemos remedio alguno.
Igual está rosario en mano pidiendo por nosotros. La echo de menos