viernes, 10 de diciembre de 2010

Los Comecocos

9 comentarios:

Alfonso dijo...

Actualmente parece que hayan bajado el pistón, o al menos yo lo percibo así, pero hubo un tiempo en que se convirtieron en auténticos moscones cojoneros.

Era imposible mantener un mínimo de diálogo coherente con, por ejemplo, una jubilada ama de casa, de escasa formación cultural, acompañada de un adolescente de 14 ó 15 años con el coco sorvido.

Todo se limitaba a la repetición mecánica de frases aprendidas supuestamente apoyadas en la Biblia sin que vinieran a cuento con las variables cuestiones que podía plantear. Eran la prueba más palpable de que no existía reflexión personal alguna, de que toda aquella jerigonza de citas bíblicas y frases prediseñadas se convertían en verdades inamovibles que tú, por narices, tenías que admitir como ciertas.

Porque así lo dice Jehová. Y punto pelota.

Isaak dijo...

En realidad, Alfonso, al pie de viñeta reza (jejeje) "Testigos de Jehová", pero salvando las distancias, igual vale para los católicos. Cuál es el fin último de toda actividad que llevan a cabo, sino es aumentar la envergadura del rebaño...

Aunque, bien mirado, a pesar de sus dos mil años de experiencia, son pocos los que, en términos absolutos, han conseguido convencer con razones.

La mayor parte de conversiones al catolicismo han sido forzadas.

Cuánto les queda por aprender, a los monosabios...

calimeroesmalo dijo...

Lo gracioso es que ningún testigo de Jehova te podía dar una descripción feaciente....Y mira que lo intenté cuando me llamaban a casa.....
¡ saludetes!

Oceanida dijo...

Esta vineta esta mal. El verdadero "comecocos" es el otrooo...Jaja.

Oceanida dijo...

Lo digo porque cuando se zampa la ficha no veas como espabila...

Alfonso dijo...

Me encanta tu ingenuidad interpretativa, Oceánida. De verdad, eres cándida con avarícia.

Te explico la viñeta. El comecocos, de acuerdo, va a lo suyo, como todo el mundo. Hace lo que tiene que hacer dentro de su cotidiana existencia. Pero detrás de él va un "fantasma" iluminado proponiéndole planes de salvación, interfiriendo y proponiendo cambios en la actividad normal del primero, que rechaza.

Moraleja: Déjame que haga lo que creo que tengo que hacer y no me toques los cojones con tus creencias.

Gangrol dijo...

Aún recuerdo la última vez que vinieron por mi casa un par de estos zagales (en realida zagalas).

Siendo como soy, al verlas tan interesadas en venderme su fe, las invité a pasar para charlar un rato (no sé que me dio, tal vez ese día estaba con ganas de coña).

Puede que fuesen las dos calaveras de la mesilla de entrada.

Puede que fuese la katana del salón

Puede que fuesen los dos originales de Hellblazer y Los Libros de la Magia enmarcados en la pared

Puede que fuesen las dos dagas colgadas

Puede que fueran los dragones que tengo por todos lados...

Pueden haber sido tantas cosas...

Lo que ocurrió fue que tan pronto com entraron, echaron un ojo, y se disculparon y se marcharon sin intentar convencerme de nada...

La verdad es que me dio pena... ese día tenía ganas de "guerra" XD

Un Saludo Felino
Miau

ANITA dijo...

Tal real como la viñeta jejeje. Pero estos van a puerta fría los otros de casa menos mal que no, ya solo faltaba eso.
No hace mucho vinieron a vernos a casa y nos pilló a todos lo conté en un post,me pillaron ese día de bajón porque los suelo dejar en bragas. Me explico: Se aprenden la lección de dos o tres versiculos al dedillo y las posibles respuestas a preguntas haciendo un recuento de la experiencia de sus visitas. Pretenden dejarte acojonado,por regla general poca gente les rebate o pregunta. Si los hablas o preguntas algo que se sale de la parrafada del principio que sueltan rápido igualito que cuando te llaman para ofrecerte el contrato estrella pal móvil jaja, los descolocas por completo.
Aunque pensando bien igualico también o casi parecido pero en otro sitio que no es la puerta de casa con los de casa jaja.

El Pupa dijo...

Realmente buenoo tu blog. Muy irónico sin duda, la verdad, me he reido mucho con muchas entradas!

Un abrazo , te sigo