jueves, 26 de agosto de 2010

A MI TAMBIEN SE ME HA “APARECIDO” LA VIRGEN

Imagen de un rostro aparente de mujer que he obtenido a partir de ciertas técnicas electrónicas de retroalimentación entre una cámara de video y un monitor de televisión.


Pues si, señoras y señores, así es. No me he vuelto loco, no. Ni tampoco resulta que soy un catolicazo camuflado, que se ha estado pasando por un irredento e impío ateo, para, ahora, demostraros que las apariciones virginales existen y que ahí están las pruebas graficas del sobrenatural fenómeno, vía electrónica, para la ocasión.


¿A ver quien me dice que la mujer de la imagen no es el vivo retrato de la Virgen María? Y no solo por su belleza innegable, sino por esa “actitud” de serenidad que sus cerrados ojos y la inclinada cabeza emiten, segun la iconografia catolica.


Venga, vamos a aclarar que es lo que estáis viendo, antes de seguir explicándoos que a lo mejor he sido tocado por el dedo virginal y resulta que llevo años sin enterarme.


Os cuento. A último de los ochenta, primero de los noventa me llamo la atención ciertas prácticas que se realizaban con aparatos electrónicos, cuyo uso metodológico conozco tras muchas (muchísimas) horas de dedicación, cuyos resultados se conoce como psicoimagenes, o transimagenes, como querais. La psicoimagen es a la imagen lo que la psicofonia la voz.


La cuestión es que comencé a obtener resultados que me llamaban poderosamente la atención, comprobando, por mi parte, que dichos resultados perfectamente identificables a la interpretación no tenían un origen, llamémosle, convencional.


Evidentemente, la pregunta del millón es: ¿Qué son estas imágenes reconocibles, interpretables y comparables con cosas que conocemos de nuestra vida real y que sin embargo no han sido emitidas por ninguna emisora convencional? como sigo insistiendo, y puedo, además, demostrarlo.


Y aquí, amigos y amigas, surgen las interpretaciones según la formación ideológica de quien maneja este tipo de información.


Si estas imágenes hubiesen sido registradas dentro, por ejemplo, del entorno de la factoría católica que todos conocemos, es la Virgen, seguro, que además aprovecha los medios técnicos y electrónicos que hoy día se manejan para hacerse ver.


Como estas imágenes, mira por donde, han sido obtenidas por un peligroso ateo y cristofobo, como se me tacha desde esos foros, también, seguro, que es cosa del demonio a pesar de la aparente inocuidad de las mismas.


Y vosotros me preguntareis: ¿Pero tu, Alfonso, que crees que es? Y yo os contesto: Pues no lo se.


Es cierto que puedo dar fe de cómo se crean y evolucionan a través de estas practicas electrónicas, pero no tengo ni repajolera idea de cual pueda ser la causa primera que logre “aprovechar” los diferentes elementos metodológicos que intervienen en la experimentación para formarla, si es que se puede hablar en estos términos. Solo puedo decir que están ahí. Nada más.


Os digo más. Como en un principio estos resultados llamaron la atención en según que ambientes llamados de “investigación parapsicológica” fui invitado a diferentes emisoras de radio y televisión para dar cuenta de ello. Indefectiblemente, todos ellos, buscaban: o la interpretación sobrenatural de una existencia post morten, o el carácter esotérico de la objetividad de entidades interdimensionales, o simplemente tomarte por el friki de turno y crear toda una expectativa de cachondeo irrespetuoso hacia lo que tu sabes es real porque conoces la técnica capaz de lograrlo aunque no estés en condiciones de poder asegurar nada, simplemente porque no lo conoces. Lo único que lograron es que los enviara a todos a hacer puñetas y pasase, como hago desde hace ya años, de todo ese circo mediático que lo que menos le importa son los mecanismo de utilización metodológica empleados, importándoles solamente la parte de las interpretaciones sensacionalista que interesadamente querían obligarme a emitir. Y, repito: El fenómeno es real, pero no se cual es la causa que lo provoca. Punto.


Así que ahí tenéis a mi “Virgen particular”. Conseguí otras muchas caras y otras imágenes que, si tenéis interés en verlas me lo decís. Si no, ahí quedan en mis archivos para el recuerdo. Pero no para que las manipule nadie tendenciosamente a su antojo.


¿Qué os parece mi “virgen”?... :-DDD

10 comentarios:

Isaak dijo...

¡ah, que recuerdos...! psicofonías en cementerios, con aparatos que en los ochenta eran futuristas -ahora también, para qué negarlo-, potentes amplificadores estéreo con varios micrófonos ultrasensibles, osciloscopios, medidores atmosféricos y algo parecido a un detector de nubes de iones, fabricado por un técnico de radio y televisión que fue el artífice de vernos convertidos en una especie de "cazafantasmas". Sin resultado positivo alguno, desde luego.

Personalmente, Alfonso, me gustaría muy mucho ver esas fotos, así que si te parece bien podrías incluirlas en un post, o en la forma que mejor veas.

ANITA dijo...

De acuerdo con Isaak yo también me incluyo para ver esas fotos Alfonso.
Tengo unas fotos que saqué el Lunes pasado y mira tu por donde cuando las pasé al pc en algunas salen unos destellos y una sombra originados por la luz del sol y el enfoque jajja y parecen los que salen de las fotos esas que nos quieren colar de apariciones, luego con una superposición poniendo una sombra o una cara difuminada tachannnnnnnnnnn cualquier santo puede ser dependiendo de imagen que pongas. En fin que hablamos en el mismo idioma, algunos engañan de mala manera sabiendo un poco de estas cosas y otros se lo tragan, otros se sugestionan y ven cosas que no ven, como decir que los destellos son mas fuertes cuando una vidente ve la aparición. Espero ver esas fotos Besotes

Alfonso dijo...

Pues "a peticion del estimado publico" publicare algunas de esas fotos y tratare de acompñarlas de algunas explicaciones tecnicas sobre su fornmacion que sean asequibles a su comprension.

Este es un tema complejo y controvertido, pervertido hasta la saciedad por los crapulas sacadineros de siempre, que ademas se atribuyen trabajos y resultados que nunca obtuvieron. Tuve la paciencia y la habilidad de conseguir resultados "aceptables", lo que nunca hice fue opinar en el sentido de lo que muchas gentes, incluidos los condicionados por ideas religiosas, querian escuchar. Cada uno que se forje sus propias ideas e interpretaciones en funcion de su propio universo de creencias.

Saludos afectuosos.

Isaak dijo...

Lo de la "retroalimentación" me suena a poner un espejo frente a otro con el efecto de multiplicación "infinita" de las imágenes, unas dentro de otras.

Llevado a la imagen electrónica, un televisor conectado a una cámara, y ésta enfocada a la pantalla del televisor, simularían el mismo principio, pero los resultados son distintos. Recuerdo haberlo hecho alguna vez y escuchar al "entendido" de turno sentenciar: "te vas a cargar el televisor, y la cámara".

Es un buen experimento. Ahora, con los 100 o 200 Megaherzios de los LCD y la HD de las cámaras, el resultado puede ser de arte y exposiciones ;-D

Mariconan, te vamos a hacer un santoral que te cagas. Ni en tus más atrevidos sueños "manga" habrás imaginado algo así. Palabra de Leonor.

Alfonso dijo...

Efectivamente, Isaak, ese es el principio básico, el efecto de espejamiento que se repite hasta el "infinito". Pero al hacerlo enfrentando una cámara de video a un tv., a una distancia determinada, con un grado de inclinación del objetivo de la cámara sobre la pantalla concreto, aplicando un juego de luces de una intensidad reglada, que interactúa en una posición también establecida con respecto a las de la cámara y del tv., el control de entrada de luz, brillo, contraste, intensidad, etc. y alguna prestación más de la cámara destinado a "estabilizar" el llamado efecto "cortina" de los flases de luz sobre la pantalla, da como resultado, si todas esas funciones dentro de un complejo puzle que se va descubriendo con la práctica, imágenes reconocibles, sobre todo, como caras.

Dices, que con los modernos televisores de LCD, de tropecientos megahercios y las super-cámaras de alta resolución actuales se podrían conseguir resultados que te cagas... Pues siento contradecirte porque es todo lo contrario. Curiosamente, tengo más que comprobado, que los tv. han de ser de los antiguos en blanco y negro cuyas pantallas iban recubierta de cristales de luminofósforos, que se "excitaban" sólo con acercar la llama de un mechero a la pantalla (ya iré explicando por qué, en sucesivas entradas, si estáis interesados en exponeros mis "observaciones experimentales"). Y las cámaras han de ser de las antiguas en las que todo había que regularlo manualmente. Las actuales, entre otras cosas, se vuelven "locas" por la falta de poder fijar automáticamente el objetivo sobre un objeto definido. Estamos hablando de enfocar la pantalla habiendo creado un sistema de retroalimentación que crea un bucle de "captación" y "devolución" de la imagen "infinito", como si el objetivo de la cámara se metiera dentro de la pantalla creando por el efecto de espejamiento multiplicativo causado por la reatroalimentación provocada por el acoplamiento de los aparatos en circuito cerrado, un fluido dinámico-luminoso que parece surgir de un punto infinitesimal o "pequeño agujero", que es la zona de incidencia del enfoque de la cámara de vídeo en la pantalla del televisor, abriéndose en abanico, en una trama de líneas divergentes, que tiende a regularizar en los vórtices turbulentos, que se van creando a tamaño finito y a través del desarrollo de un proceso de formación fractal, las imágenes aparentemente microscópicas. Lo curioso, también, de este sistema, es que las imágenes, como digo, se forman a través de una evolución fractal en una especie de "autosimiltud estructural", de modo que a partir de una imagen simple (como sucede con los hologramas) se van "entrelazando" unas con otras dentro de un factor de escala progresivo.

Alfonso dijo...

(sigue) Y aquí paro, porque muy posiblemente no estoy haciendo ni fácil ni comprensible cómo evoluciona el fenómeno de las caras reconocibles si no se está familiarizado con la geometría fractal y la dinámica de fluidos (en este caso, luminoso).

Dadme tiempo para revisar mis apuntes y tratar de poder hacer entender a qué me estoy refiriendo.

No sé, Isaak, si tú tienes algún conocimiento sobre fractales, como un ensamblaje geométrico complejo, de dimensiones fraccionarias dentro de un objeto donde las partes presentan una estructura fragmentada, porosa e irregular, pero análoga al “todo” del objeto representado. Pero es la "clave" de todo el proceso en la formación de las imágenes, como si éstas fueran "arrancadas" de un espacio que ya no lo es desde el punto de vista de nuestra percepción inmediata.

Bueno, lo dicho, dadme tiempo y trataré de ser preciso y conciso en la explicación de estas prácticas experimentales.

Pues si, como tú dices, Mariconan y compañía, porque el amigo Juanjo anda también obsesionado con estos asuntos, lo sé, aunque como es normal en él, navega dogmáticamente sobre ellos a partir de una información sesgada arrancada de aquí y de allí, mezclando churras con merinas, y sobre todo, advirtiendo a la grey católica, que, ¡cuidadín!, que estas cosas las carga el diablo y te condenas por un quítame allá esas pajas, digo, le vamos a facilitar toda una panoplia de información visual, que las "fotos milagrosas" de sus conmilitones aparicionistas van a quedar en meras anécdotas de lo que quieren, y no pueden.

Saludos.

Isaak dijo...

Pensaba en los fractales, precisamente, cuando lo he leído en la segunda parte de tu contestación. Poco es lo que sé y menos lo que entiendo de las ecuaciones de Mandelbrot, sólo lo que procuró iluminarme un genio matemático de 13 a quien oí hablar de ellas por primera vez.

Ignoro también si representan de alguna forma el modelo cámara-tv que comentamos, pero parte de su magia, artísticamente hablando, reside ahí.

Por cierto, tienes razón de más en tu apreciación de mi afirmación sobre los resultados mejorados si se utiliza última tecnología. Ahora me releo, y entiendo que ha sido un farol jejeje. El efecto "impresionismo" que se consigue con dispositivos antiguos de poca resolución, ha de ser forzosamente más artístico y sorprendente, porque la indefinición propicia justamente lo que se persigue, resultados que no respondan fielmente a la realidad de la que se parte.

Cuelga ya esas fotos, ditasea... ;-D

Alfonso dijo...

No, Isaak, tampoco es eso. No tiene nada que ver la "aparente" falta de resolucion de los aparatos antiguos para imprimir en los resultados un cierto "toque" impresionista. Tiene mas que ver con las "necesidades" de vehiculacion del fenomeno, que necesita de ciertos elementos de soporte para expresarse que los modernos aparatos no ofrecen.

Una sola pincelada, para que lo entiendas un poco, y dejo para las entradas su explicacion.

Como fenomeno visual que es, su soporte de manifestacion radica en la luz. Si las actuales pantallas tienen como efecto no reflejar la luz medioambiental para permitir un mejor visionado, lo contrario ocurria con las antiguas pantallas en blanco y negro, que quedaban solapadas ante cualquier fuente de luz. Y esta cualidad unido a otros elementos operativos es lo que hace que estas imagenes se reproduzca.

Pasa igual, pero esta vez con el sonido, en las llamadas psicofonias. Son mas operativos los antiguos magnetofones de cinta que los actuales aparatos que utilizan discos duros para su registro.

Te dire, sucintamente, por que pasa esto: Porque es necesaria resoluciones luminicas y auditivas de BAJA frecuencia, cosa que no sucede con toda la aparotologia moderna.

Pero, repito, paciencia que mi ordenador va como culo (ya ni puedo escribir con acentos, y se queda mas colgado que ciertas videntes marianas). Tengo que acudir al de mi despacho de trabajo para poder hacer algo correctamente, sino no hay manera.

A ver si el domingo puedo ya anticiparos algo, aunque sea con un minimo de explicacion. Luego, ya preguntareis lo que creais mas conveniente.

Saludos.

Isaak dijo...

Alfonso, bien está que la aparatología analógica sea de 25 años para atrás, pero los computadores... mejor de 386 para acá ;-D

Entiendo la explicación sobre las bajas frecuencias y la comparto absolutamente. Creo que no soy el único que "percibe" cierta vida en el vinilo, que no encuentro en el CD. Onda sinusoidal, onda cuadrada.

Próximo artículo: Nuestra Señora del Vinilo, o La Reina del Tocadiscos. Un abrazo.

ANITA dijo...

Joer joer que entre los calores y tanto tecnicismo me estoy volviendo tarumba coño. Ahora pienso que la que menos sabe soy yo jajajaj y mira que estaba aprendiendo hacer montajillos y me creía una máquina jajajja. Bueno cuando nos deleites con el primer post sobre el tema igual aprendo algo.
Me voy hacer tortillas y pinchos variados que de momento es para lo que tengo tiempo chicos.
Besotes a los dos