martes, 2 de agosto de 2011

ATEOS: OBSESOS, QUE SÓIS UNOS OBSESOS…



Joder con el palomo... Así no hay "virgen" que se resista. (Esta imagen, como cualquier otra, hay que saber contemplarla con el suficiente sentido del humor como para exorcizar la rigidez mental en la que muchas veces nos encontramos por la excesiva "sacralización" de las ideas. Como decía Carl Sagan, la única verdad sagrada es que no existen verdades sagradas.)

Nuestra predicadora cibernética favorita, “Logos 77”, dentro de su línea habitual de sentirse la portavoz del dios creador del universo, vuelve, con la mala leche y el sectarismo que le caracteriza, a ofender a todos/as aquellos/as que no estén dentro de su especialísima interpretación del libro de instrucciones bíblico.

Por antonomasia todos los ateos (y aquí podríamos incluir agnósticos, librepensadores, miembros de otras religiones y los cristianos “tibios” de  las demás confesiones que no sea la suya) son unos degenerados sexuales por causa de la inmoralidad constante que en ese aspecto padecen. Es lo que tiene no ser cristiano de la tribu de esta señora, que si no es así te conviertes en un obseso sexual.

Esa es la conclusión a la que llega, con la gratuidad argumental que suele utilizar a la hora de meterse a exégeta, en su última entrada titulada:La generación mala y adúltera demanda señal, pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás” (toma del frasco, carrasco).

Lo de “generación mala y adúltera” expresada en el Evangelio por Jesús, en respuesta a los escribas y fariseos que le pedían una señal para así saber si realmente aquél paisano suyo era lo que decía ser (que menos, ¿no?) y que Jesús, dentro del estilo que le caracterizaba, en vez de levitar o de organizar un festival de fuegos artificiales o algo por el estilo para demostrar su poder, esta señora, extrapola esta frase para aplicarla en nuestros tiempos a la natural tendencia adúltera, libertina, degenerada y obsesa de todos los ateos y demás gentes de mal vivir. Hay que tener en cuenta que esta señora habla inspirada por el “espíritu santo”, así que en cuestiones de fe y moral es más infalible que el mismísimo Papa romano.

Como anécdota comentar que Jesús dijo, que igual que Jonás estuvo tres días y tres noches en la barriga del gran pez, así estaría él en el corazón de la tierra. Cosa que no es verdad pues si murió un viernes por la tarde, el domingo siguiente por la mañana tempranito ya estaba resucitado y fuera de la tumba. O sea, que no estuvo tres días completos y mucho menos tres noches. Pero, bueno, son minucias.

No es la primera vez que esta inspiradísima señora acusa de perversos sexuales a los que no son de su cuerda. Aprovecha cualquier cita bíblica que le venga a mano para interpretarla en ese sentido y recurrir siempre a la cuestión sexual como algo perverso, usándolo como arma arrojadiza contra los impíos y demás ralea.

“Ellos (los ateos y otras yerbas) creen que el ser moral es ser considerado, amable, buen padre, buen esposo, buen ciudadano, y ser trabajador. Hay otras cosas que creen, pero no les toques lo relacionado con el sexo, tienen una obsesión con ello.

“tienen una obsesión con ello” … Señora mía, creo que aquí la obsesionada es usted, que tiene que follar menos que el caballo de un retratista. Quien tiene necesidad de estar haciendo referencias constantes a la natural atracción sexual como algo malo, sucio, pecaminoso en todos los aspectos (menos en el matrimonio, claro, y esto último con reparos), castrándose física y mentalmente por causa de la auto-represión impuesta, tiene un problema, tiene una obsesión. Y eso, como se ha venido demostrando en los sórdidos y antinaturales ambientes religiosos, representa un peligro contra la integridad de otras personas. Sobre todo de los niños y niñas.

3 comentarios:

ANITA dijo...

El ojo que solo ve suciedad solo con nombrar la palabra sexo o ve suciedad en actos o reacciones humanas no es por la religión que profese o libro que se lea.
ES PORQUE CUANDO LA MENTE ES SUCIA Y SE TIENE REMORDIMIENTOS POR ELLO TODO LO VE SUCIO.

Hasta la mismisima breva (que limpio a diario y ensucio de noche) jajaja
estoy de ataques y acusaciones a quien no comulga con ruedas de molino con tanta religión tonta absurda y reprimida.

Alfonso dijo...

Así es Anita. Siempre me ha parecido absurdo que si la sexualidad es un "invento" de los dioses, no sólo para la procreación sino también para saber disfrutarla pues para eso da gustito, esos mismos dioses se dediquen después a reprimirla hasta límites tan extremos y enfermizos.

La religión suele ser, en muchos casos, el refugio justificativo de quienes les da miedo reconocer y sumir la enorme energía que el deseo del atractivo sexual provoca. Si además va unido a una educación mojigata y puritana de la que no se han podido zafar queda como caldo de cultivo para llevar una vida de represión y negación constante de esa cualidad, innata en todas las especies animales.

Usar como norma de conducta el sentido de la moralidad que tenían, hace unos miles de años, aquellas personas que escribieron los libros de la Biblia, siempre cagados de miedo por los presuntos castigos divinos que de ello de derivaba y extrapolarlos a nuestros tiempos pues me parece una soberana gilipollez. Pero como dice el refrán: cada uno con su pan se lo coma.

Un saludo Anita. Espero que las cosas que te preocupan se vayan arreglando.

Efectos Especiales dijo...

Así hemos convertido algo natural y placentero en una tabú, algo que no se puede-debe practicar libremente...

Lo de siempre!