sábado, 14 de mayo de 2011

El cura Fortea: Vanidoso y mentirosillo...

Seguimos con el “exquisito” y melifluo cura Fortea. Todo un personaje que vive y disfruta los placeres de la vida dentro de un excelente estilo de barroquismo renacentista que para sí hubiesen querido los Borgias y toda su corte vaticana.

Fiel a esos principios de “cuanto más a gusto esté, mejor”; con la excusa de estar realizando en Roma estudios para su doctorado en Teología desde hace ya dos años, el sibarita cura no se priva, y así además lo difunde, de los pequeños y grandes placeres que su muy tranquila y acomodada existencia le ofrece. Y es vanidoso como él sólo.

Como muchos/as habéis podido comprobar, su blog contiene una más que extensa galería de fotos donde siempre sale él, y que titula con un no disimulado narcisismo, como “Galería de fotos fortenianas”. En su último post, donde sigue contándonos las excelencias de su fácil y más que estupenda y llevadera vida de curita en Roma, publica una foto a todo color de un bebé de pocos meses y nos dice que es él. Concretamente, titula la entrada:

Éste soy yo de pequeñito, cuando era un bebé: el pequeño Padre Fortea



“El pequeño padre Fortea”… Impagable. Así mismo ya se atribuye con, presuntamente, un par de meses de edad, la condición diferencial de cura católico. Vamos, que nació para eso y desde su más tierna infancia ya estaba elegido por dios y revestido del sacro carácter sacerdotal.

Y digo más arriba “presuntamente” porque lo curioso es que la foto tiene como identificación de archivo el nombre de: “beautiful-baby-rs.jpg” (lo reduzco, aunque es más largo, pero es al final donde sale el nombre puesto al archivo).

A mí me da lo mismo que este buen señor nos cuente que su vida tiene poco de heroica, y si que tenga, y mucho, de exquisitamente anodina. Vamos, que no es un misionero comboniano entregado en “cuerpo y alma” a redimir negritos pasando mil y una penalidades en plena selva africana, y su único cometido y mérito consista en:

-una buena comida
-un buen paseo
-una buena película
-una buena cena
-la lectura de una buena novela
-un buen desayuno

Y algunas cosas más que tampoco hace falta revelarle a sus fieles. Hay que contar lo justo para no escandalizar. Pero que todo el mundo se entere, y de eso se encarga día a día de contárnoslo en su blog, de que vive como un príncipe de la iglesia.

Pero es que esto de la foto de cuando era chiquitín no cuela. Se atribuye una fotografía que, a todas luces, está hecha con cámara digital (este buen hombre nació en 1968). Hay parámetros físicos en su rostro que no coinciden con sus fotografías de adulto (si tenéis curiosidad os lo explico), y no tuvo siquiera la picardía de cambiarle el nombre al archivo, porque no creo que la foto la titulara ¿“beautiful-baby”?. Lo normal sería que la llamara “el pequeño padre Fortea”, o algo así, ¿no?.

Ya digo, vanidoso y mentirosillo como él sólo. Quiso ponerse tierno y candoroso para sus fans y acudió a una fotografía actual que se encontró en Internet, y que se atribuyó utilizándola sin ningún pudor. Pensó que no sólo el rebaño es tonto y no se darían cuenta, sino también todos los demás.

Y habrá quien se lo crea. Siempre es una cuestión de fe.

Pero que delicada es la nube en la que vive este hombre.

9 comentarios:

Dani Ruiz dijo...

Debería de haberlo Titulado: Estoy soy yo con mi pequeñito ...

calimeroesmalo dijo...

¡ Esto es digno de CUARTO MILENIO! ( programa a donde ha ido ya el Pater)...
¡ La 1º foto digital la sacó él antes de crearse y encima era una bebe hermoso para afearse de cujons después!
La opinión de Dani me encanta...¡ Si es que curas y niños.....! jajajajaja

Efectos Especiales dijo...

Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo...

Un saludo azul

ANITA dijo...

Un gilipollas.

calimeroesmalo dijo...

Hablando de curas:

En el sermón dominical (homilía), el curica del pueblo -muy enfadado-

se apoya en el púlpito y dice con tono muy grave:

- El sermón de hoy se lo voy a dedicar a ustedes, ¡ladrones!, porque

ayer sábado me robaron la bicicleta. Cosas como éstas no pueden suceder en este pueblo, y menos en esta comunidad, en la que todos nos conocemos desde pequeños y donde Dios ha sembrado su semilla de dicha y felicidad. Pero eso no quita, ni minimiza, lo que han hecho el día

de ayer: ¡¡ME HAN ROBADO LA BICICLETA!

- El primer mandamiento dice. 'Amarás a Dios, sobre todas las cosas',

pero ustedes no aman a Dios, porque el que roba NO ama a Dios.

¡Ladrones de mierda!

- El segundo mandamiento dice: 'No usarás el nombre de Dios en vano',

pero el que roba reniega de Dios, pues sin mi bicicleta ahora tengo

que andar bastante para llegar a los otros pueblos y poder predicar su

Palabra.

- El tercer mandamiento dice: 'Santificarás las fiestas', pero ustedes

no santifican nada porque son unos ladrones, sacrílegos de mierda, que

se han robado mi bicicleta sin ninguna consideración.

- El cuarto mandamiento dice: 'Honrarás a tu padre y a tu madre', pero

ustedes parece que no tuvieran ni uno ni la otra, pues si no, les

hubieran enseñado a no robar.

- El quinto mandamiento dice: 'No Matarás', pero ustedes han matado la

ilusión que tenía con mi bicicleta nueva, de manera que ahora mismo me

van diciendo quién fue el pedazo de hijo de puta que me robó mi

bicicleta.

- El sexto mandamiento dice: 'No Fornicarás'...

En eso, el cura se queda pensativo unos segundos y dice sorprendido:

- ¡Ostias!... Ya me acuerdo dónde dejé la bicicleta...

ANITA dijo...

Jajajajja Cali que bueno jajajjajjaja, ya puestos otro pero de monjas.
Una monja que la mandan a un convento en Cadiz en un pequeño pueblo, se llamaba Sor Rita.
La monja estaba harta de lo mal que sonaba su nombre con acento andalú, zor-rita y un día ya cansada habla con la madre superiora.
Madre mire o entiendo que ustedes hablen mas con la z que con la s pero mi nombre suena muy mal y estoy acomplejada ya ¿podría cambiarme el nombre por otro para no dar a confusiones y sorna?
Y la madre superiora le dice que si.
Reune después de la misa dominical a todas las monjas y propone escribir todas un nombre nuevo para la monja recién llegada y meterlos en una urna, meter la mano en la urna y sacar un nombre nuevo para la hermana.
Se reunen todas y escriben sus nombres y los meten en la urna.
La madre superiora remueve bien todos los papelitos y saca uno, lo estira y dice en alto.
Hermanas a partir de ahora la hermana Zor-rita pasará a llamarse Raimunda, Zor-raimunda. ajajjajja

Anónimo dijo...

Uyyy!!
Pensé que eran más creativos.
Cómo que criticar lo que escribe otra personas. ná ná.
Utilizar más el cerebro es lo que vale.
Ná que el curita, ná que el exquisito, eso que?
A quién le importa.
Que decepción de blog!!
No aporta nada, nada!
No volveré a entar!!
Se ven chavales!!

ANITA dijo...

Anonimo hola y adiós normal no te aporte nada el blog es para gente con cerebro.

Alfonso dijo...

Lástima, anónimo, que no hayas querido identificarte para saber cuando vale tu cerebro y las enjundiosas aportaciones de tus ideas.

Y no seas mentiroso y no digas que no vas a entrar más. Suele suceder lo contrario. El morbo es el morbo...