miércoles, 19 de enero de 2011

La familia la inventó Jesús

Gracias Lisístrata ;-)

9 comentarios:

Alfonso dijo...

La familia la inventó Jesús... ¡¡¡de puta madre!!!...

Otra que es católica, apostólica y romana por inercia y porque el mundo le ha hecho así... Se quedó traspuesta, además de con cara de asco, cuando le dijo el chico que se casaba con otro hombre. Todo aderezado con una buena dosis de ignorancia, arrobas de prejuicios, intolerancia católica a raudales y descortés en grado sumo. ¿Cómo que me has visto en Lavapiés?... ¡¡¡Por Dios, que asco, imposible que me hayas visto en un barrio obrero... yo, mezclada con esa chusma!!!

El canal de TV "Intereconomía", como no podía ser de otra forma, donde se reune lo más carca, rancio y reaccioanario del nacional-catolicismo de este país.

¿A que en tu comunidad no son así, Oceánida?... ¿O, si?...

Antes, como todo el mundo sabe, no habían familias. Y no habían familias porque no eran cristianas, queda claro.

ANITA dijo...

Pues si solo la cara que puso la interfecta que no quiero nombrar decía todo y claro no le puede poner una canción jjejej que mal disimula, igual si se la ponen esos directivos fascistas y homofobos de la cadena la despiden. Esta cadena me da asco sobre todo porque en su justa medida escogen a sus trabajadores.
Una panda de pijos retrogrados y faltos de toda caridad y humanidad.
LA familia la inventó Jesús.
¿QUiennnnnnnn?
Que yo sepa la familia viene de mas lejos, pero dejando esto aparte la faltó decir y la bendice el Papa.
Los den por donde amarguen los pepinos joputas redomados.

Josefo el Apóstata dijo...

Es de lo mejor que he oido hace tiempo jejeej.

La familia la inventó (y la patentó) Jesús, un hombre judío,soltero y sin descendencia, hijo de una mujer virgen, casada con un padre putativo, que fue fecundada por un palomo. Vamos, el prototipo de la familia cristiana...

Oceanida dijo...

esta mujer no tiene ni idea de lo que dice, yo tampoco la soporto y por supuesto en mi comunidad y la mayoria de todas las comunidades catolicas esto no es asi.

Os dejo un articulo en el que podreis comprobar lo que digo a traves de un Obispo.

“¿Quién inventó la familia?”. Responde el cardenal Herranz

En el contexto actual, quiero comenzar observando, o más bien recordando, que el Cristianismo no ha creado la familia. La familia la encontramos en todos los pueblos y culturas, de todos los tiempos. La milenaria cultura jurídica greco-romana, que da cimientos a nuestra sociedad occidental, es un ejemplo patente de la esencial importancia de la familia en cualquier mundo civilizado. La familia, unión del hombre y la mujer en matrimonio con la consiguiente procreación y educación de los hijos, está inscrita en la naturaleza humana y por ello es común a toda la humanidad. La familia es pues una institución natural. Es más, en la familia está ya en germen la sociedad, y ésta se fundamenta sobre la familia. Resulta por tanto que ni la Iglesia, ni tampoco los pueblos, han inventado la familia. Es su propia naturaleza la que lleva al hombre a vivir en familia, y en familia a constituir sociedades.

Veamos algunos aspectos de la familia como núcleo central donde se realiza la sociabilidad humana. El hombre y la mujer se atraen mutuamente por naturaleza, de hecho, en la común e igual dignidad de personas, su diversidad se muestra complementaria, en vistas de una plenitud que alcanzarán por medio de la donación recíproca. Esta complementariedad entre varón y mujer que viene dada por la naturaleza y que sólo se da entre un hombre y una mujer, es el primer elemento necesario para la edificación de una sociedad, y el primer fundamento ontológico de la tendencia humana a vivir en sociedad. Además, la familia es el lugar insustituible para la transmisión de la vida, futuro de los pueblos: el hecho es que sólo es fecunda la unión del hombre y la mujer.

Y la unión de hombre y mujer en orden a la procreación de nuevas personas, necesita la estabilidad de un hogar para el bien de los hijos. Los niños, en efecto, tienen el derecho de nacer y ser educados con la referencia segura de un padre y una madre comprometidos entre sí para siempre por el matrimonio. Los esposos –el padre y la madre– con su mutuo amor enseñan a los hijos lo que es el verdadero amor; y viviendo fielmente unidos, les enseñan a ser responsables y fieles: porque la fidelidad es un aspecto del verdadero amor, quien ama de verdad, ama para siempre.

Desde otro punto de vista: sólo transmiten al hijo esa seguridad, sólo viven entre sí esa fidelidad, el hombre y la mujer que han constituido el hogar por medio de una donación mutua, de una entrega leal y para siempre. Y eso es el matrimonio.

El matrimonio, en fin, tiene lugar entre quienes son libres para casarse. Si uno ya está casado, por ejemplo, no puede contraer un nuevo matrimonio: el matrimonio es de uno con una y para siempre.

Todo esto son realidades obvias. El Cristianismo lo que ha hecho es darles mayor luz y confirmarlas, de modo que se ve con más claridad lo que ya la recta razón nos dice de la familia, de lo que ésta es por naturaleza. Y la fe que profesamos los cristianos nos lleva ciertamente a defender pública y privadamente la familia; también porque sabemos que cada fiel cristiano puede hacer mucho en favor de la familia, y que ninguno debe quedarse cruzado de brazos. Menos aun en países democráticos que tienen el deber de poner en el centro de sus sistemas jurídicos los verdaderos protagonistas: la persona humana, con su dignidad inviolable, y la familia, con su verdadera identidad antropológica.

http://blogs.periodistadigital.com/desderoma.php/2006/07/04/iquien-invento-la-familia-responde-el-ca

Oceanida dijo...

Perdon, no es Obispo, es Cardenal!

calimeroesmalo dijo...

Una cosa que me encanta es cuando un cura pide prohibir a Buenafuente....
Luego en el otro extremo de la balanza está...ESO...
Y es que lo que ella opina y piensa, es un sentir y pensar generalizado por unos cuantos....
La cara que pone cuando oye lo de me caso con otro hombre ya lo dice todo!!!
OCEANIDA, me anda el ordenador kili kolo, en cuanto pueda le arrojo un vistazo a ver k pone....

Isaak dijo...

En mi opinión, la "recta razón" será lo que el Sr. Obispo, que es quien utiliza el término, quiera que sea. Pero la familia no tiene nada que ver con el matrimonio.

Parejas heterosexuales "no casadas" de ninguna forma que conviven durante parte o toda su vida, son una familia. Guste o no, es la realidad. Ellos así se consideran, y así son. Tengan o no tenga hijos.

Sería buena idea ir tomando conciencia de que los monopolios morales no suponen un argumento inapelable, más bien al contrario.

Hasta dos parientes de primera línea de cosanguineidad (hermanos con hermanos, padres con hijos, incluso abuelos con nietos) forman una familia si conviven sin perspectivas o deseos de emancipación mutua.

Por supuesto, ésto incluye desde luego a parejas homosexales que se han decantado por la estabilidad.

Diga cuca-pijo-pilila lo que diga, y el Sr. obispo también.

ANITA dijo...

Hombre al menos el Cardenal del que pone ejemplo oceanida reconoce que la familia no es invento del cristianismo cosa cierta viene de tiempos. Que en teoría es de lo que va la replica a la petarda de la tele pitititititi. Me hace gracia porque dice el cardenal que lo que ha echo el catolicismo es darle luz o ensalzarla jajajjajaj. Pero solo entre en parejas del mismo sexo y con matrimonio antes.Pues para ser familia es bien sabido no hace falta matrimonio, ni ser de diferente sexo, eso ya si es invento.

Oceanida dijo...

Sabia yo...

Bueno pues os dejo deliverando a ver ahora que es lo que integra una familia, yo desde luego con los comentarios en vez de aclararme me lio mas, una familia es una familia hombre, lo demas son derivados...lo digo con todo el respeto del mundo, que conste, porque conozco uniones asi y les va muy bien pero de ahi a decir que es una familia como la de mi padre y mi madre. Vamos, creo yo que no...pero ya digo que no se, con estos tiempos que corren sera que si...