martes, 4 de enero de 2011

EL QUE NO CREE EN UN DIOS ES PORQUE NO QUIERE




“¿Cómo es posible que alguien considere como una revelación lo que no es más que su propia opinión sobre las cosas? 

Pues éste es el problema del origen de las religiones: que siempre ha habido un individuo en el que podía darse este fenómeno. La primera condición es que creyera previamente en las revelaciones. Un buen día, le asalta de pronto una nueva idea, su idea, y lo que tiene de embriagador toda gran hipótesis personal que afecte a la existencia y al mundo entero, penetra con tanta fuerza en su conciencia, que no se atreve a pensar que él es el creador de semejante beatitud, y atribuye la causa y el origen de su pensamiento a su Dios, a una revelación de ese Dios. ¿Cómo va a ser un hombre el causante de una felicidad tan enorme? Se pregunta con una duda pesimista. Pero hay, además, otros impulsos que actúan en secreto: por ejemplo, se refuerza ante sí una opinión sintiéndola como revelación, borra su carácter hipotético, la sustrae a la crítica, a la duda incluso y la hace sagrada.” 

Esta reflexión de Friedrich Nietzsche, expone con simple y llana claridad, qué es lo que sucede en el pensamiento de las muchas miles de personas con obsesiones religiosas que a lo largo de la historia de la humanidad se han proclamado como receptoras de mensajes divinos e impelidos a la creación de credos religiosos de una u otra índole para la captación de adeptos y su práctica. 

Todas proclaman ser depositarias de mensajes auténticos que le llegan de lo alto, aunque los contenidos y postulados de dichos mensajes se contradigan entre sí, hasta el punto de que unas a otras no sólo se lanzan anatemas de repudio y condenación sino que, a menudo, guerrean hasta el exterminio. 
Siempre van a encontrar seguidores dispuestos a llevar a sus anodinas vidas el estímulo de grandeza suficiente como para motivar su voluntad y mantener creencias que, por el hecho de exhibirlas y practicarlas a contracorriente del resto de las inercias sociales en las que se desenvuelven, les hagan verse así mismos como auténticos héroes de la espiritualidad, creando en su fuero interno la convicción de estar ejerciendo y practicando la voluntad de su Dios, ser merecedores de su agrado complaciente y alimentando la esperanza de que todo ese esfuerzo de amor paterno-filial será finalmente recompensado con la anonadada contemplación eterna paradisíaca que sus dioses les han prometido. 

He leído por ahí, como alguien con acierto ha dicho, que la manera más rápida de crear escépticos es elegir un párrafo de la Biblia y pedirles a dos iglesias cristianas diferentes que lo expliquen.

Como suele suceder, los intentos de hacer razonar al acérrimo creyente  de una confesión concreta, intentado que lo haga desde posiciones críticas a la, muchas veces, maraña de absurdos dogmas y preceptos de sus credos, es inversamente proporcional al sentimiento de prejuicio y cerrazón ideológica que se opera en ellos. Cuanto más claras y contundentes suelen ser las propuestas de lógica y desmitificadora reflexión mayor es el enquistamiento de ciega obediencia al dogma. 

Oceánida, de hecho, tanto tú como yo somos ateos. La única diferencia es que yo creo en un dios menos que tú. Explícame (que seguro que tendrás argumentos para ello) por qué no crees en otros dioses y comprenderás, entonces, por qué no creo yo en el tuyo.

16 comentarios:

Oceanida dijo...

Mis argumentos te resultaran muy pobres, te podria empezar a hablar de historia pero no me quiero meter en lo que no conozco suficiente. Mi mejor argumento en creer en Dios y en la Iglesia Catolica no ha venido de nadie, ha llegado de Dios mismo, asi, simplemente, un buen dia. No necesito argumentos para creer en Dios, solo Fe y esa desbarata cualquier argumento Alfonso. Intento comprender porque no crees en Dios o en mi Dios, y a diferencia que tu, yo si que lo entiendo, porque Dios no te ha llamado aun. No soy yo quien para decirte que estas equivocado o convencerte de nada. Solo ofrecer mi testimonio, procurar ser hermana tuya en buena armonia y demostrarte que mi camino, aunque tu no lo quieras seguir no es mas que un camino de Fe y Esperanza, alegria y libertad.

pero vamos, segun tu ahora soy atea.

A veces, no logro entenderos. Un dia voy a hacer una lista yo, de todas las cosas que me pasan segun vosotros. Hay que ver...

Un abrazo.

Peace.

Alfonso dijo...

Oceánida, tu respuesta sigue siendo arquetípica. Y, sin querer, respondes con tus argumentos estereotipados perfectamente al enunciado de ideas expuestas en mi entrada. Por otro lado me hubiese sorprendido, a estas altura, leer la posibilidad de que realmente supieras situar en un plano de igualdad que todas las creencias que dan lugar a la creación de religiones tienen el mismo origen. Quiero decir con esto último, que ese origen sólo tiene dos causas: O todas las revelaciones (y son miles a lo largo de la historia) tienen una causa divina, o todas las revelaciones surgen de un estado anímico humano concreto.

Si la primera acepción es cierta, resulta que tenemos el cielo plagado de miles de dioses que se contradicen y cada uno va a lo suyo. Si es la segunda, el componente divino de revelación pierde esa cualidad.

De todas maneras, no hace falta que me esfuerce más en intentar debatir nada. Tú misma te declaras ignorante de la historia y receptora de esa revelación divina. Todo tu comentario con el "ha llegado de Dios mismo" rezuma de esa condición.

Y no te preocupes porque se perfectamente que ni el dios católico, ni ningún otro dios oficialista llamará nunca a mi puerta, porque hace tiempo que descubrí qué clase de inventados "dioses" son. Y eso, tampoco sabrás entenderlo.

Un beso.

Isaak dijo...

Yo sólo tengo una cosa que decir, Oceánida:

Si todos los adeptos a todas las religiones utilizan el mismo argumento (Dios les ha llamado, el verdadero Dios), y todos desechan a los dioses del resto de religiones como "falsos", ¿Cómo distinguimos, los agnósticos y ateos, cuál de vosotros está diciendo la verdad? ¿cómo sabemos que todos, o ninguno, padecen algún tipo de patología mental?

No te salgas por la tangente, porfa. Si Dios te ha llamado, debe haberte proporcionado una explicación medianamente lógica a esta cuestión tan simple.

Me ha llamado la atención tu afirmación de que "la fe desbarata todos los argumentos". Creo que, precisamente la fe, es la antítesis de todo argumento, pero en fin.

Abrazos.

ANITA dijo...

Alfonso en la respuesta de Oceanida te acaba de dar la razón en todo lo que escribes. Un ejemplo en vivo y directo.

"no es mas que un camino de Fe y Esperanza, alegria y libertad".
Fe lo puedo entender fe se puede tener en muchas cosas e incluso esperanza y alegría. Pero libertad dista mucho a lo que literalmente significa esa palabra. Porque lo primero que te quita esa fe es la libertad sobre todo de pensamiento.
No hace falta añadir mucho mas al respecto.
Y miedo denoto miedo a pensar por si mismos a los dicen tener esa fe, cuando dudan es pecado y buscan la explicación lógica y siempre es Dios que llama a la puerta, como la distribuidora de Avón.
Por cierto eso de la explicación de diferentes parroquias cristianas es mas que cierto.
Es fácil decir no me entiendes y no se como explicarlo, desde luego que no es fácil sobre todo explicarlo cuando la mejor escusa es no creer en si mismo y achacar todo a esa iluminación y renegar del resto.
En la mayoría de casos que intentas te expliquen y razonen el miedo a meter la pata y caer en pecado o dilaciones consigo mismo lo mejor es callar y salir por otros cerros. Miedo a sacar de si mismo lo que realmente gustaría decir aunque fuera inconscientemente y eso hace que muchas veces la conversación se haga repetitiva y sin ningún provecho.
La equivocación es creer que se quiere hacer decir algo que no se quiere o convencer de otra cosa y no es la pretensión, eso es síntoma de que no se tiene claro aún muchas cosas y se niega la evidencia a aclaraciones o posiciones claras del entendimiento.
Esto último es la libertad verdadera hablar sin tapujos ni miedos.
Pero pensar así para muchos es ser ateo y no ven la equivocación tan grande que supone eso.

Alfonso dijo...

Una cosa más:

¿De verdad no has entendido el sentido metafórico de la última frase que te dedico?

¿Verdad que tu no crees en ciertos dioses y eso te convierte en "atea" por la falta de esa creencia?

¿Cuando un musulmán te dice que eres una "infiel", en qué crees que está pensando? En que no crees en Dios. No en "su" dios, sino en Dios, ya que no hay otro dios que Alá, como ellos mismos dicen.

Un cristiano piensa, a la recíproca, de la misma forma, en que un musulmán está adorando al dios equivocado.

Ambos, musulmán y cristiano, creen que sus respectivas religiones han sido reveladas por su dios (y dejo aun lado la miriada de las otras religiones que también se atribuyen ser las únicas y verdaderas). Y no me digas que en el fondo se trata del mismo dios porque no es cierto.

¿Cuál de las dos revelaciones es la correcta? La mía, claro, dirás tú. Preguntémosle ahora al musulmán, o cualquier otro adepto. La respuesta también es obvia.

De ahí la metáfora de tu "ateísmo", y que por ese motivo, en el fondo, te pone a la misma altura del mío. Tú y yo no creemos en los demás dioses en los que millones de personas si creen, pero la diferencia es, que además, es que yo sigo sin creer en el dios de diseño que la iglesia católica a venido torneando durante siglos.

Pero, ya te digo, Oceánida, conque me digas que tu dios católico no me ha llamado (como nunca me llamará ni Alá, ni Yahvé, ni Jehová, ni Manitú, ni Zéus, ni... ninguno de los más de 3.500 dioses contabilizados en la historia, y todos auténticos para sus respectivos fieles), pero tú si has tenido la suerte de ser llamada y las sensaciones que te produce no las entenderemos nunca (te puedo asegurar que no es así) está todo dicho.

Para acabar. Te puedo asegurar que sin necesidad de ninguno de esos dioses de diseño mi trayectoria personal también es un camino de fe, esperanza, alegría y libertad.

Saludos.

Alfonso dijo...

Hola Isaak, Anita, veo que estáis conectados. Un saludo.

Oceanida dijo...

Bendita ignorancia la mia...

Lo que digo, una lista.

Pd.- Me vais a querer menos, por lo que diga, haga o deje de hacer? Por mi ignorancia? POr ser un borrego?

Un beso.

ANITA dijo...

Yo no voy a quererte menos por eso jajajaja graciosa has estado coño jaja.

Me voy a ultimar unas cosillas con los Reyes Magos juas juas. Mas bien a ponerme el puñetero disfraz jajajajaa. BESOSSSSSSSSSSSSSS a toitos tos.

Johnny dijo...

Bufff hablar de historia defendiendo cualquier religión, estaría bien ver esas defensas históricas, si señor.

Johnny dijo...

Por cierto, si alguien quiere conocer mas sobre la historia del siglo XX del catolicismo, en canal historia he visto uno muy interesante, sobre los "perón" en Argentina, el Vaticano y los nazis.

Creo que de ese documental salen unas cuantas cosas sobre el negocio del Catolicismo y su indiferencia ante la masacre de judíos, gitanos, negros etc... a parte de la experimentación con niños, a los cuales se les cortaban las piernas para ver si lloran, o se les inyectaban toxinas para ver como reaccionaban.

En fin....

Historia y defensa de religión (me refiero a religiones que se siguen por dinero, ej: catolicismo, judaísmo etc...) no pegan.

calimeroesmalo dijo...

Leí hace unos días, que el actor Leonardo DiCaprio se pasa al Judaismo por amor a su novia Bar Rafaeli.. ( a este por ejemplo no le ha llamado nadie, este su creencia es el amor a su novia no su auténtica convicción).
Y es algo que me resulta curioso...¿ Eso de sentir la llamada de Dios es algo tan sencillo?
A ver si me explico...
Si una persona X ( no quiero poner a Oceanida de ejemplo) recibe la llamada divina en Palestina ¿ se verá su dogma de fé alterado que si la recibe en Palestina o en el Tibet, en Arkansas, España o Laponia o India?
La verdad es que para tener un Dios verdadero , hay demasiados matices y demasiados retratos robots que no concuerdan ni con cola.
Y para muestra tuvimos a la amiga Guerre, diciendo que " todas las religiones acercan a Dios" y 5 minutos después escribiendo..." Pero la Musulmana es Satánica"...
( Ya con esas...)...
CONTINUO....

calimeroesmalo dijo...

Tengo un conocido, no sé si lo he comentado alguna que otra vez, que es sacerdote ¡ Y Friki! jajajaja Y hablando con él sobre las fiestas y comics y tal , le comenté lo del rollo de que en los USA, Sarah Palín y cía ( es su colectivo) quieren censurar una pelí , la de THOR, xke sale de secundario , un tipo haciendo de un Dios Guardian " Negro" , cuando ( amparandose en la Mitología Nordica y en los comics, debería ser blanco o " white").
A mí me la suda y a éste chico tb pero me contesta:
- ¿ Has visto los cuadros de Jesucristo? ¿ Los que venden y tiene todo el mundo con el señor con el pelo largo y tan divino? Pues es lo mismo, es más fácil aceptarlo así que pensar que realmente era más semejante históricamente a Osama Bin Laden, ¡ Como todos en esa época Ehhh Calimerillo! ¡ Que sí miras como eran en esa época todos eran de esa maneras! ¡ Como hoy en días por algunas regiones heterodoxas! ¡ Lo que pasa que se vende mucho teatro! ¡ Y se vende!

Y no pude menos que sonreir al recordar que cierta iluminada le comparaba con el prota de la saga CREPUSCULO...

calimeroesmalo dijo...

¬¬ ¿ Alguien recuerda ahora al " Padre Sonrisas" cuando sacaron la cara de Jesucristo y se cabreo xke decía que parecía un Neanderthal?
Hijo, no tiene xke ser wapo , ni feo, pero kien te dice que tenga que ser el del cuadro? K son todos iguales? Rigor científico de mis cojones!!
( sa es otra, religión VS ciencia)....
batalla que dura Siglos.... Y ya cae por su propio peso .. Y ojo! que servidor cree en Marcianos, pero si algún día veo uno no se me ocurre decirle " A tí te ha creado Dios" xke entonces fijo que me abducen y me meten en un zoo....
( ahora me empiezo a creer la gente que le meten sondas x el....)
¬¬

Gangrol dijo...

Por avivar un poco la polémica fijémonos en la historia y mitología clásicas:

Allá por el año 3.000 antes de Cristo un tal Horus (mitología egipcia) nació un 25 de diciembre de una mujer virgen. A su nacimiento acudieron 3 reyes para adorarlo como dios. Su nacimiento vino marcado por una estrella. Cuando cumplió 12 años se transformó en maestro de maestros. Con 30 se le consideró un gran iluminado así como "ministro" de la fe. Tenía 12 amigos que lo seguían y predicaban con él.

Allá por el 1.200 a.C. un tal Attis (grecia) nació un 25 de diciembre de una mujer virgen. Fue asesinado por el método de la crucifixión. Permaneció muerto por 3 días antes de resucitar.

Allá por el 1.200 a.C un tal Mithra (persia) nace de una mujer virgen un 25 de diciembre. En su vida gana fama por hacer milagros en compañía de sus 12 discípulos. Sólo permaneció muerto durante 3 días antes de resucitar.

Allá por el año 900 a.C un tal Krishna (india) nace de una virgen y una estrella en el cielo marca su nacimiento. Durante toda su vida hace milagros y a su muerte es capaz de resucitar.

Allá por el 500 a.C. un tal Dioniso nace de una virgen un 25 de diciembre. Durante su vida se dedica a hacer milagros y se le conoce como "Rey de Reyes" y "Alfa y Omega". Resucitó después de morir.

Allá por el 6 ó 7 a.C. un tal Jesús nace de una virgen un 25 de diciembre. Una estrella marca su nacimiento. Tres reyes acuden a su nacimiento. A los doce años es maestro de maestros. Durante su vida hace milagros. Se rodea por 12 amigos con los que predica por el mundo. Muere crucificado y resucita a los tres días.


------------------------

Ahora la pregunta que hago yo es:

¿porque una de esas historias es considerada verdadera y las otras falsas? La verdad es que todas ellas parecen la misma historia en distintas épocas. Pero una es "La Verdad" y el resto es simple "mitología".

Un Saludo Felino
Miau

Alfonso dijo...

Gangrol, la antropología cultural conoce de sobras esas leyendas que se suceden unas a otras, donde a lo largo de la historia se repiten como un calco hechos y circunstancias que determinan el nacimiento de muchas religiones a través de la intervención de distintos avatares en los que podrá cambiar el nombre del mismo y el lugar de nacimiento y hechos, pero por lo demás, repito, son historias que parecen copiadas unas de otras. Y, además, la mayoría murió colgado de una cruz, como expiación de los pecados de la humanidad.

Lo que ocurre, es que el entreguismo al dogma del creyente acrítico-católico es de tal cretinez que suele argumentar para justificar esas concordancias que las similitudes entre unas y otras historias de los nacimientos de los anteriormente autoproclamados "hijos de dios" ya formaba parte del plan divino para ir preparando a la humanidad a lo largo de la historia del nacimiento, vida, milagros, muerte y resurrección del auténtico hijo de dios, del único, del auténtico, useasé: Jesucristo. Es decir, que eso Dios lo hacía para que nos "fuera sonando" de por dónde iban a ir los tiros, pero que tengamos en cuenta que el hijo de dios fetén, el "number one", era el que iba a nacer en Belén de Galilea.

Vamos, que podría escuchar a través del tiempo, como un seguidor de Attis diría que éste es el auténtico hijo de dios, que no Horus. Como un seguidor de Krishna diría que tanto Horus, Attis y Mithra no son los auténticos hijos de dios, sino el que el adora porque es el auténtico resucitado. Unos centenares de años más tarde un seguidor de Dioniso se descolgará con el mismo argumento... y así hasta llegar a los actuales cristianos, que invalidan el carácter mesiánico de aquellos hijos de dios para concluir que Jesucristo es el auténtico. Y así, mito tras mito. Quien sabe si de aquí a 500 años nos "colocan" otro mesías (los judios aun lo esperan) y desbancan al actual.

Gangrol dijo...

Eso seguro Alfonso... dentro de poco un nuevo mesias (con unos retoques para asemejarlo a esta panda) para que de aquí a 500 años una nueva religión venga a exterminar a todos los de la vieja por "Herejes" y "Satánicos" y "Descreyentes".

Pues como bien expresas, el hecho de creer en una religión tiene como "verdad implícita" el que las demás son falsas y heréticas. Por lo que hay que convertirlos (por su propio bien, como lo de la actual ley "antifumadores") o bien exterminarlos. No caben medias tintas.

Sinceramente se vivía mucho mejor en la antigüedad, donde había múltiples dioses y convivían entre ellos (y ya puestos a matarse se mataban entre ellos). El gran error de la humanidad radica en el monoteísmo.

Pues si lo analizamos a nivel matemático (sé que me estoy pasando tres pueblos, pero bueno) sólo hay dos números "reales", el 0 y el Infinito. Cualquiera entre ambos tiene la validez que le da el aproximarse a uno de los dos.

Igual que universos, que si hay uno es porque hay más (o no hay ninguno o hay infinitos), pues con los dioses pasa lo mismo. O hay infinitos o bien no hay ninguno.

Y las matemáticas no mienten ;)

Un Saludo Felino
miau