domingo, 12 de diciembre de 2010

Un comentario para recordar (de Alfonso)


El fuero interno de la Iglesia Católica, Oceánida, ha sido siempre el mismo. Otra cosa es que la dejen que campee a sus anchas, que es lo que hoy no puede hacer como quisiera, como ha sido y sigue siendo su ambición.


La Iglesia Católica es una organización cuya estructura ha sido creada, y así sigue manteniéndose, para seguir expandiéndose e influir decididamente en todos los ámbitos de decisiones sociales, incluidas las políticas y, como no, las económicas. Para ello necesita poder e influencia, y para conseguir el poder y la influencia, en todos los tiempos, se ha basado en la expansión imperialista y la consecución de bienes y dinero para llevarlas a cabo.


La Iglesia Católica, históricamente y salvo en las primeras épocas compartiendo terreno con otras sectas cristianas, hasta el emperador Constantino, no ha basado su actividad de intentar influir espiritualmente en las gentes a través de los preceptos genuinamente evangélicos, sino que compitió con los poderes terrenales establecidos y guerreó con ellos para seguir consiguiendo más poder y más influencia. Y cuanto más grande se hacía en el ámbito de la acumulación de riqueza y poder más se olvidaba del espíritu que la animó. Del "si quieres ser mi discípulo, vende lo que tienes, dáselo a los pobres y sígueme", pasaron al "roba todo lo que puedas a los pobres, mantenlos controlados con toda clase de miedos y a gozar que son tres días".


Tu te empeñas en querer demostrar que la Iglesia de hoy no es la de ayer. Y no es así. La jerarquía actual, igual que la de antaño, mantienen a un monstruo que no se ha renovado en siglos, y que para alimentarlo necesitan hacer y conseguir de todo menos aplicar las máximas evangélicas. Si realmente hubiese voluntad de ajustarse a las enseñanzas de Jesucristo la revolución de cambio necesario sería radicalmente opuesta al actual sistema de cosas.


Otra cosa, Oceánida, son las pequeñas comunidades de base que siempre han existido y con la que tú te identificas. Todo es muy bonito, muy bucólico y uno se llega a creer que realmente se está en sintonía con el Evangelio. Pero mantenéis una actitud de total y acrítica sumisión a las directrices que os llegan de quiénes creéis que por sus condiciones de obispos, cardenales, incluido el papa, son infalibles en su magisterio, pero no mueven ni un dedo para dotar a la organización religiosa de un auténtico espíritu cristiano. Realmente no les interesa. Si así fuese no tendrían influencia en los centros de poder y toda su actividad quedaría relegada al mero pastoreo espiritual donde todos son hermanos y comparten solidariamente sus bienes porque no los acumulan, los distribuyen.






No es resentimiento ni rencor, es realismo, Oceánida. Ni yo, ni nadie de los que puedan opinar como yo, guardan odios ni rencores a la Iglesia Católica. No es eso, es cautela y sentido crítico de su historia. Los que quieran vivir engañados por creer que esta organización es la heredera del evangelio de Cristo, y así se comporta, allá ellos, pero en mi caso, lamento mucho que realmente no haya dado ejemplo histórico de esa afirmación y sigan sin poder demostrar que, efectivamente, está en su ánimo dar un giro copernicano como para renovarse internamente y ajustarse a las auténticas esencias del mensaje crístico.


No es solo que las personas que pertenezcan a cualquier organización cometan errores, eso es muy normal y humano. Pero lo que siempre ha ocurrido en el seno de la Iglesia no son errores, son actitudes e intenciones que están perfectamente establecidas y se llevan a cabo con total impunidad, porque así ha convenido. Luego, cada cuatro o cinco siglos, "lamentarán" lo mal que se portaron con ciertas ideas y los "errores" que cometieron. Y aquí no ha pasado nada.


Así que no te preocupes en que mi pensamiento sobre la Iglesia me llegue a hacer daño porque mantenga resentimiento y rencor. Repito que no es eso. La Iglesia será católica, pero no es cristiana. Y a la vista está la aseveración. Me da la sensación que el Cristo del Evangelio no se sentiría muy a gusto si de repente apareciera en el Vaticano. Sus palabras de no os preocupéis sobre que tenéis que vestir, rechazando lujos y ostentaciones, el ser el último en los banquetes y la actitud de servicio desinteresado hacia el prójimo evitando a los poderosos, por no hablar ya de poner la otra mejilla si son criticados, me parece que no casa mucho con la realidad. Y lo que es peor, volverían a crucificarlo. Esta Iglesia Católica es lo más parecido al clan sanedrita de los tiempos de Cristo. Incluso adoptaron toda la parafernalia iconográfica externa de la simbología farisea y saducea.

12 comentarios:

ANITA dijo...

MAGISTRAL SE PUEDE DECIR MAS ALTO PERO NO MAS CLARO.

Isaak dijo...

A medida que paso tiempo en ésto del blog, como apenas tengo principios -sólo los fundamentales- y ninguna idea fija, empiezo a percibir una de sus funciones más prácticas como bloc de notas; un lugar donde situar todo cuanto te parece digno de tener en cuenta y a mano para recordar.

Por éso he incluido este comentario de Alfonso.

Gangrol dijo...

buena política Isaak... que los comentarios se pieden en el tiempo, las entradas perduran. Y cuando un comentario es de ese calibre, hay que hacer lo que sea para mantenerlo en un lugar especial.

Un Saludo Felino
Miau

Alfonso dijo...

Váis a hacer que me ponga colorao... XDDD

calimeroesmalo dijo...

¡ IM- PRESIONANTE!
Joer, lo has bordado Alfonso...Más claro el agua!
Una verdad como un templo .
Saludetes...

Oceanida dijo...

No deja de seguir siendo tu opinion Alfonso, y la de los demas comentaristas creo tambien. Hay muchas personas que piensan y tienen experiencias diferentes. Todo el mundo tiene razones para pensar o creer una cosa u otra.

Y me alegro de que no guardes rencores y no odies a la Iglesia Catolica. Yo no se como escribiran o que blogs tendran los que lo hagan...de todas maneras eso es algo que solo afecta al que lo padece.

La Iglesia Catolica se levanto asi: "Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia" y eso no es que sea mi opinion es que esta en Las Sagradas Escrituras.

A veces me siento apabullada aqui, he de reconocer que hay temas de los que tengo que estudiar mucho y profundizar mas con mi guia espiritual, con lo cual no se las respuestas exactas, lo reconozco. Pero mi Amor por Dios y por todos mis hermanos no necesita de evidencias.

«Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído.» - JUAN 20:29

Y me puedes llamar "borrega", pero me encanta mi rebanyo.

Isaak dijo...

En todo caso, eres una monada de "borrega", Oceánida (piropo pa relajar el ambiente ;-D)

Que tengas buen día, y llégate más a menudo, mujer!

Alfonso dijo...

No te llamo, ni te llamaré borrega, Oceánida. No lo eres.

Podré discutir contigo lo que haga falta sobre las cuestiones de índole religiosa, escuchándote y dándote mi opinión al respecto, pero no dejo de reconocer los aspectos positivos que el hecho religioso puede ejercer sobre algunas personas.

Me doy cuenta, que por encima de todo eres sincera y tratas de hacer lo que crees más conveniente para tu realización como persona. Para ello has elegido un camino y esa opción la respeto. Aunque no esté de acuerdo con ello, pero, repito, lo respeto por encima de todo.

Cada uno ha de hacer el camino en la vida que crea más conveniente para satisfacer sus sueños y aspiraciones. Y por encima de los medios que se utilicen, que siempre pueden ser criticables como tales medios, está el mutuo respeto debido entre las personas. Y si además de respeto hay afecto, mejor.

Y puedes estar segura, Oceánida, que aunque a veces me ponga borrico, te tengo afecto. Como a todos los amigos de este blog.

Buenas noches y hasta mañana. Un beso.

Oceanida dijo...

Jaja, si Isaak, monada cuando tenia 20 anyos que no tenia que hacer absolutamente nada para serlo. Ahora, si yo te contara...jajaja.

Un abrazo.

Alfonso, yo tambien te tengo afecto, porque siento que eres una persona buena. Se que mucha gente no entraria aqui ni por todo el oro del mundo, yo misma a veces me voy corriendo pero la necesidad de mostrarme a mi misma de que podemos relacionarnos a pesar de nuestras diferencias e ideas me puede. Si se pone la voluntad necesaria y sobretodo buena voluntad, el ser humano puede llegar a hacer cosas increibles, impensables o complicadas.

Fuera de Internet, me suele pasar lo mismo aunque un poco mas suave. Trato de limar asperezas con todos y necesito hacerlo aunque a veces los demas no quieran. No entenderme con la gente es algo que llevo muy mal, y si bien aqui no nos entendemos en el aspecto religioso, creo que en el humano hemos llegado a saber o al menos asi quiero creer, que hay un puente que nos une. Y estoy convencida de que con algunos de vosotros me llevaria muy bien si os conociera.

Otro beso Alfonso.

ANITA dijo...

Probablemente Oceanida seguro te llevaras bien con mas de uno, lo cortés no quita lo valiente y eso que estoy algo molesta contigo porque no me contestas.

Oceanida dijo...

Anita, en cuanto tenga tiempo me voy a los comentarios que decias y te contesto. Andamos como locos, aun estamos de mudanzas, osea que, esto es el caos total...El ordenador lo tenia hasta hoy en la mesa del comedor, aun estamos esperando el sofa que no llega, y una pila de cajas que aun no he abierto sin contar las que estan todavia en la antigua direccion. Contigo me llevaria muy bien estoy segura, porque creo que tienes una calidad humana increible y lo poco que he sabido que haces, es lo que necesita el mundo. Gracias por ello.

ANITA dijo...

Vale Oceanida entiendo el lío de las mudanzas porque yo ya he tenido tres hasta que por fin tuve mi casa y la verdad es un caos.