domingo, 12 de diciembre de 2010

Narnia, un "fake" católico.


"La tentación invade Narnia

Llega por fin a los cines la tercera entrega de Crónicas de Narnia: La travesía del viajero del Alba. Tras abandonar Disney el proyecto, los cristianos de la productora Walden Media han logrado que la Fox ocupe su lugar, dada su experiencia en el marketing religioso. En nuestro país el pre-estreno ha sido organizado por la Conferencia Episcopal, mientras que en otras partes está promovida por la Alianza Evangélica Mundial. El hijastro cristiano del escritor C. S. Lewis –Douglas Gresham– continúa siendo el productor ejecutivo, pero el director es ahora Michael Apted, un realizador británico que se confiesa agnóstico, pero que ha hecho la película sobre el evangélico Wilberforce, Amazing Grace. Gresham entiende que el libro de Lewis es una historia sobre la tentación." Seguir leyendo

2 comentarios:

Alfonso dijo...

El imaginario simbólico religioso ha estado siempre presente en la mayor parte de las películas. En algunas solapadamente y en otras con total descaro.

Desde que se constituyó el cine como adiestradora de masas ha sido utilizado profusamente como medio eficaz de propaganda, tanto político como religioso.

Saludos dominicales.

ANITA dijo...

Ya decía yo el porqué del poco interés que he puesto en verla jejeje.