domingo, 26 de septiembre de 2010

Por gentileza de Lisístrata.
"La nación inventada. Una historia diferente de Castilla."
Arsenio Escolar/Ignacio Escolar.



Cuesta encontrar en la historia de España un falso mito más repetido y evidente que el de la tumba de Santiago el Mayor, ese apóstol que se sabe que murió en Jerusalén y que dicen que está enterrado en Galicia. Alrededor de tan obvio disparate se ha construido, durante siglos, toda una serie de artificiales evidencias destinadas a probar una leyenda que sólo se sostiene, y con dificultad, desde el punto de vista místico; desde la óptica de los milagros. Hace ya tiempo que no queda historiador que aún defienda que los huesos que descansan en la catedral de Santiago de Compostela son los del apóstol Santiago. “Pese a todos los esfuerzos de la erudición de ayer y de hoy, no es posible alegar en favor de la presencia de Santiago en España y de su traslado a ella una sola noticia remota, clara y autorizada”, escribió en 1971 Claudio Sánchez-Albornoz. “Todo hombre moderno, dotado de espíritu crítico, no puede admitir, por católico que sea, que el cuerpo de Santiago el Mayor repose en Compostela”, sentenció Miguel de Unamuno ya en 1922. Sin embargo, como tantas otras mentiras en esta historia, la falsa tumba del apóstol es de una trascendencia muy real, de una importancia mayúscula. No se entiende ni Castilla ni la Península sin el Camino de Santiago, sin la ruta de peregrinación y los tremendos cambios sociales, económicos y políticos que provoca la fe ciega en la reliquia. Pero antes de analizar sus consecuencias, vayamos primero a la leyenda. Seguir leyendo..."

9 comentarios:

ANITA dijo...

Menudo trabajo han hecho, me gustó mucho leer.
Hay mucho mitos de los cuales se sacan provecho y huesos que a saber de quien son. Yo no me meto en la veracidad o no porque total me importa un bledo, he estado en Santiago y me he maravillado de la catedral,he entrado dentro y la verdad no hago cola para darme con los cuernos como hacen el resto. La fe mueve montañas dicen, mucha gente hace el camino por otros motivos que no son religiosos y seguro que son la gran mayoría, al menos da de comer a mucha gente y todos compramos la concha de recuerdo.

Isaak dijo...

Ni investigaciones, ni pruebas fehacientes, nada excepto una simple, infundada, insustancial e inválida "bula papal" fue suficiente para certificar que el cuerpo del apóstol reposa en Santiago de C.

Claro, como Sus Santidades son infalibles... por éso se han pasado los tres últimos papados pidiendo perdón por las atrocidades de sus antecesores...

ANITA dijo...

Isaak de sobra es sabido que utilizar el método milagro, reliquias y miedo le han servido a la iglesia para tener atados a sus fieles y con la vida de las personas y su fe no se juega. Pues no puede influenciar ni nada todas estas cosas, hasta el punto que si a un gallego creyente en plena plaza del Obradoiro le preguntes ¿pero realmente Santiago está aquí? Y te responda, esa pregunta solo la hace un subnormal de forma muy altiva y energúmena. Y no estoy metiéndome con los gallegos que soy fan de esas tierras y sus gentes, es un ejemplo de un aferrimo que se cree todo lo que le dicen, lo que pasa que la pregunta se la hice a un señor de allí.
Sus santidades desde tiempos memorables han cometido pecados de todas clases, ya en su día hice varios post con vídeos de la vida de los papas bien documentados y recibí toda clase de adjetivos que no quise publicar. La peña se da por aludida muchas veces por saber escuchar.
Besitos

ANITA dijo...

Por no saber escuchar quise decir

Alfonso dijo...

Mitos al por mayor. La iglesia catolica, como todas las demas religiones se sostienen a base mitos. Ademas, esa es su razon de ser. Si la fe dejara de serlo por un proceso secular de racionalizacion comprobada el sostenimiento de la iglesia se derrumbaria estrepitosamente.

Siempre he pensado que si el C.V.II no se ha llevado a efecto con todas sus consecuencias de desarrollo posterior es por el proceso de desmitificacion que emprendio. Pero la jerarquia no es tonta, y aunque saben que todo el tinglado se sostiene en mitos, no permiten se desmonte del todo el caracter magico-esoterico del cuerpo doctrinal. Perderia el poder de lo numinoso, de lo misterioso, de lo que esta mas alla de cualquier razonamiento.

La iglesia, para mantener ese estatus de institucion supraterrenal, necesita seguir alimentando mitos y los ritos con los que los adorna.

Ahora ya no tanto por la "asepsia" introducida en muchos rezos y actos de piedad, pero fijaros, en lo que suponia el rezo del rosario antes (y en muchos sitios, ahora tambien) del Concilio.

Un ejemplo: La iglesia como lugar cerrado, congregacion de un buen numero de personas en dicho lugar donde habita el ser supremo. Semipenumbra, velas quemando cera, incensarios repartiendo humo a tuti plen. Y el rezo de un mantra. Porque eso es el rosario, un mantra. La repeticion constante de padrenuestros y avemarias y sobre todo la jaculatoria final del "ora pronobis", dicho repetitivamente y casi sin respirar, la concentracion de dioxido de carbono en la expiracion, superior al oxigeno respirado, velas quemando, incienso, etc. deja al mas pintado en un estado de "extatica" consciencia, aderezada con la predisposicion a la que se presta.

¿Como va la iglesia a "eliminar" estas practicas si es el entontecimiento del metodo quien las mantiene, para que el fiel vea su alma elevada a lo mas alto?

Por eso a nuestros catolicos particulares les gustan tantos toda la parafernalia de ritos, actos y celebraciones. Y cuanto mas barrocas, mejor. Si todo se redujera a "cree y punto", sin el acicate de toda la parafernalia ritual se quedarian como desnudos, como si su fe estuviera falta de contenidos.

Ponga un buen mito en su vida porque creera mejor.

ast dijo...

¡¡Secreto papal al descubierto!!!!


http://2.bp.blogspot.com/_faKJ0v_HBgY/TB8WnWB3czI/AAAAAAAACz0/hIhj9QxSsgw/s1600/image.axd.jpeg

ANITA dijo...

Joerrrrrrrr ast joerrrrrrrrr hasta a mi me parece una pasada el montaje, que susto me di oye esto no se puede ver tomando el colacao.

calimeroesmalo dijo...

Me ha gustado mucho el enlace que ha patrocinado Lisistrata. Interesantísimo.
La iglesia lleva siglos viviendo de mitos. Mirad el del tipo ese que reparte amor y felicidad en los que creen en él y que todo lo sabe ( lo weno y lo malo) y que es omnipotente y puede estar en todos los sitios a la vez . hablo de Santa Claus.
Aparte de eso , la iglesia mantiene un importante negocio con todas estas cosas y no le conviene que su rebaño de borregos empice a pensar por sí mismos.
AST, cojonuda la foto!!!
Gracias Lisistrata por el enlace!!!!!!!!!

Johnny dijo...

El camino de santiago, no es mas que la utilización de otro que ya existía en la antigüedad, lo que pasa que se inventaron lo del santo para utilizarlo el catolicismo como medio para dar esperanza a los católicos de aquel entonces.

Ese camino, fué utilizado por infinidad de creencias mágicas mucho antes de la llegada del catolicismo a Europa.

El principal problema de aquel entonces (pensó el papa) es que los musulmanes tenían dos ciudades islámicas muy importantes y sagradas, que fueron córdoba y la meca, por contra, el catolicismo no tenía ninguna, entonces se inventó todo lo referente a santiago para poder convencer a los incrédulos.

No tiene mas misterio, el catolicismo hace mucho que utiliza estos recursos.

La estrella de belen, el 25 de diciembre, el día de San Juan etc... no es mas que la utilización de algo pagano para su propio interes.