martes, 17 de agosto de 2010

EL FIN DEL MUNDO... ¡POR COJONES!

Si su Padre no lo remedia, pronto veremos, segun los deseos de sus mas fanaticos y fervientes seguidores, a Jesuszilla dandole meneos a los rascacielos de las ciudades del planeta mas pecaminoso de toda la galaxia.


Todos los fundamentalismos religiosos necesitan de una amplia iconografía mágico-mística en la que creer a pies juntillas. En ese aspecto, no les otorgan a sus dioses ni la más minima posibilidad de que la fe depositada en ellos, y en sus actos, puedan transcurrir por caminos sencillos, prácticos y racionales. No. Si esa fe no va aderezada de milagros varios, apariciones a tutiplen, mensajes del dios tronante, aterradores y estrambóticos, y toda suerte de “señales” de intervenciones celestiales, parece como si esas creencias no tuvieran validez, como si realmente faltara algo.



El buen cristiano necesita estar cagado de miedo, contándose unos a otros las calamidades profetizadas por todo un ejército de iluminados e iluminadas que compiten entre ellos a ver quien suelta la destruccion más gorda y quien es capaz de acojonar más.



Creo que esto sucede porque se han fabricado un dios a su imagen y semejanza. Y, como tal, totalmente antropomórfizado le atribuyen las mismas emociones y sentimientos humanos de cualquiera de ellos.



Como el buen cristiano ve error y pecado por todas partes, y eso le produce desasosiego en su psiquismo dualista y maniqueo, incapaces de aceptarse a si mismos como seres integrales, es decir, asumiendo y aprovechando el potencial escondido en aquellas cualidades, también humanas, que rechazan como negativas y pecaminosas, realizan entonces una proyección de esas emociones propias, transformadas en reprobaciones, advertencias y castigos, hacia ese “dios” ideal que a lo largo de la historia han ido creando en sus esquizofrenicas mentes. El dios inmutable, omnisciente, todopoderoso, y, sobre todo, identificado con el sublime amor y la misericordia infinita, lo convierten en un ser, dotados de poderes, si, pero al servicio de una mezquindad de carácter que lo mutan en una entidad desagradable, colérica y vengativa. Ya no es el dios transcendente y puro, el que no necesita de atributos para ser identificado en su esencia, sino que nos encontramos con un dios hecho a la medida del psiquismo humano, que se comporta como resultado de la creación y proyección de las propias miserias que lo manejan. Por ello, siempre he entendido, que no hay cosa mas falaz y absurda que pretender hablar en nombre de Dios, expresar cual es “su voluntad” y ser “transmisor” o “mensajero” de sus ideas e intenciones. Un dios que “necesite” todo ese circo de videncias, apariciones, juegos del escondite, amenazas de aniquilación de siglos y se desgañite lanzando anatemas a través de una caterva de histéricos iluminados y santurrones, no me merece el reconocimiento de tal apelativo.



Decía Jung que prefería ser un individuo completo antes que una persona buena. Y entiendo que esto es así porque todo lo que reprimimos nos debilita, hasta el momento en que descubrimos que aquello que rechazábamos como “intrínsicamente malo” también constituía una parte de nosotros mismos, de nuestro ser integral.



Pero nuestros amigos de la factoría católica, con el coco lleno de demonios empeñados en complicarles la vida y dioses cabreados dispuestos a machacarnos, solo mantienen una unilateral y pobre idea del concepto de Dios. Y, ademas, de lo mas siniestro, por mucho que quieran revestirlo de dulzonas palabrerias.



Lo que viene mas abajo es una prueba de ello.



Incluso, en sus comentarios, la propia “guerrera”, dándose cuenta, inconscientemente (pero no asumido), de la sarta de barbaridades vertidas, advierte sobre las risas que ello va a provocar en ciertas gentes. Pero, fiel a su estilo, enseguida advierte también, que esas risas desaparecerán de nuestras bocas en cuanto “su dios” empiece a pegar palos a todos los reprobos que "se meten" con ellos y con sus verdades celestiales. Relame su venganza, en un gesto muy propio de quien tiene en su cabeza a un dios personalizado (que no personal) que la va a satisfacer con ese desagravio.



Ahí tenéis una muestra mas, como no, sacada del blog del obsesionado con el diablo, Juanjo, donde se refocilan a gusto con el inminente Apocalipsis profetizado por el padre Pio. Acompaño algunos escritos sobre el mas que posible fraude que constituyo sus famosos estigmas.



Un poco largo todo, ya lo se, pero bueno, es verano y se dispone de algo mas de tiempo, ¿no?.



Las Profecías del Padre Pío

Profecía 1

Precedido de tormentas, vientos desencadenados y terribles terremotos, que abrirán la tierra y la harán temblar, yo vendré una noche, durante los fríos meses de invierno, a este mundo cargado de pecados: rayos y centellas, salidos de incandescentes nubes, encenderán y reducirán a cenizas todo lo que está contaminado por el pecado. La destrucción será total. El aire envenenado de gases sulfurosos y levantando asfixiantes humaredas, será llevado a grandes distancias por las ráfagas del viento. Las obras levantadas por el hombre con espíritu loco y atrevido de adoración a sí mismo, queriendo demostrar su ilimitado poder, serán aniquiladas.

Entonces la raza humana comprenderá que hay una voluntad muy superior a la suya, que destruirá sus vacíos alardes de vanagloria. Rápidamente, cerrar vuestras puertas y ventanas, tapar toda vista del mundo exterior durante el más terrible de los acontecimientos; no profanéis vuestra vista con miradas curiosas porque santa, santa es la ira de dios. La tierra será purificada para vosotros, los restos del fiel rebaño.

El mundo os llamará fanáticos, locos y creaturas miserables; amenazarán haceros vacilar en vuestra constancia con su elocuencia engañosa. Y los tramposos intrigantes del infierno intentarán ganaros con sus astutos engaños. Luchad con humildad y silencio; combatir con las almas de las buenas obras; oración, sacrificios y con la convicción interior del deber. Buscad refugio en la madre de la gracia, para que el flagelo inevitable resulte una victoria sobre el infierno y para que mis ángeles puedan dar la bienvenida en las eternas venturas del padre a las ovejas penitentes . . .

Profecía 2

Mensaje tomado de su testamento y hecho distribuir por los sacerdotes franciscanos a todos los grupos de oración católicos en el mundo, ya desde la Navidad de 1990:
La hora del castigo está próxima, pero yo manifestaré mi misericordia.

Nuestra época será testigo de un castigo terrible. Mis ángeles se encargarán de exterminar a todos los que se ríen de mí y no creen a mis profetas. Huracanes de fuego serán lanzados por las nubes y se extenderán sobre toda la tierra.

¿Temporales?, Tempestades, truenos, lluvias ininterrumpidas, terremotos cubrirán la tierra. Por espacio de tres días y tres noches la una lluvia ininterrumpida de fuego seguirá entonces, para demostrar que dios es el dueño de la creación.

Los que creen y esperan en mi palabra no tendrán nada que temer, porque yo no los abandonaré, lo mismo que os que escuchen mis mensajes. Ningún mal herirá a los que están en estado de gracia y buscan la protección de mi madre.
A vosotros, preparados a esta prueba, quiero dar señales y avisos. La noche será muy fría, surgirá el viento, se oirán truenos.

Cerrad todas las puertas y ventanas. No habléis con ninguna persona fuera de la casa. Arrodillaos ante vuestro crucifijo.

Arrepentíos de vuestros pecados. Rogad a mi madre, para obtener su protección. No miréis hacia fuera mientras la tierra tiembla, porque el enojo de mi padre es santo. La vista de su ira no la podríais soportar vosotros.

Los que no presten atención a esta advertencia, serán abandonados e instantáneamente matados por el furor de la cólera divina.

El viento transportará gases envenenados que se difundirán por toda la tierra.

Los que sufran inocentemente serán mártires y entrarán en mi reino.
Después de los castigos, los ángeles bajarán del cielo y difundirán el espíritu de paz sobre la tierra.

Durante estos tres días y tres noches de tinieblas, podrán ser encendidas sólo las velas bendecidas el día de la candelaria (2 de febrero) y darán luz sin consumirse."

Es menester que avisemos ahora que estamos a tiempo, es mejor que nos vayamos preparando, por qué esto es tremendo, espantoso, hasta los Ángeles del Cielo, dice nuestro Señor, qué se asustan sólo de pensar lo que nos espera.

(Algunas de las intervenciones de la entrada)

Guerrera de la LUZ dijo...

Pues hala, el próximo 2 de febrero todos con una caja de velas a que nos las bendigan (yo ya la tengo desde hace dos años)

Va a ser duro, pero sabiendo que la Virgen nos va a proteger dulcemente bajo su manto poderoso, no puedo dejar de alegrarme por el regalazo de Misericordia que Dios nos va a hacer.

Chiquito chollo que por fin desaparezcan todos los malos de la tierra. Que ocurra cuanto antes.

Gracias por difundir estos mensajes Juanjo, muchos se reirán de ellos y nos insultarán por creerlos. La risa se les quitará de golpe cuando empiece verdaderamente el movidón.

Recemos y pidamos Misericordia para todos.

Besos.

4 de marzo de 2010 16:06

BloggerGuerrera de la LUZ dijo...

Los que sufran inocentemente serán mártires y entrarán en mi reino.
Después de los castigos, los ángeles bajarán del cielo y difundirán el espíritu de paz sobre la tierra.

Un sentimiento de inconmensurable gratitud se apoderará de los que sobrevivan a esta terrible prueba
.


A mí es que me parece maravilloso lo que va a ocurrir. Hay demasiada gente en el mundo haciendo un daño salvaje a los demás impunemente. Ya está bien, no me extraña que Dios esté hasta las mismísimas narices, yo creo que si no es por María que le sujeta constántemente hace siglos que le habría pegado ya una patada a este mundo desquiciado y con toda la razón. Igual es una barbaridad lo que estoy diciendo, pero yo lo veo así.

4 de marzo de 2010 16:11

BloggerCRUX dijo...

Vivamos Siempre bajo el Amparo de nuestra Madre del Cielo, arropados por su Manto Inmaculado bajo la cascada de Gracia y Misericordia que preparan todos los días nuestro corazón para recibir a su Hijo en la Eucaristía.

No conocía estas profecías. En las Biografías del Santo Padre Pío no las he encontrado. Recomiendo mucho que se tenga a tan Gran Santo en Cabecera junto con S.Teresa de Jesús y S.Teresita,S. Francisco, S.Domingo, S.Ignacio, S.Juan María, S.Alfonso, S.Juan de Ávila, S.Tomás de Aquino... y claro está que con S.Faustina, S. Teresa y el inminente JPII santo por Aclamación del Pueblo de Dios en todo el Orbe.

¿porqué cree usted que se revelan los acontecimientos de esta destrucción parcial con señales y avisos tan concretos, el tiempo del Paso del Ángel,la luz de las candelas es material? más bien parece referirse a algo espiritual...

BloggerJuanjo dijo...

Gracias todos por vuestros sabios comentarios.

Angelo: efectivamente, estas profecias, se han repetido mucho a lo largo de la historia por diferentes videntes. Los tres dias de oscuridad, etc, es una constante en el mundo cristiano.

Guerrera Mia: Gracias por recordar de nuevo el tema de las velas bendecidas. Es un dato fundamental para tenerlas a mano y estar preparados.

Oceánida: Al final el bien triunfará y todos lo veremos con claridad. Para entonces hay que haber escogido bien. Dios simplemente vendrá a suprimir lo que ya hay de malo en el mundo y no está haciendo daño en este mismo instante. Piensa que, sin Dios y Su Justicia, millones de tropelías y abusos quedarían sin castigo en este mundo.

Raquel: Efectivamente al final todo se sabrá. ¿No temes que llegue es día y TODO se sepa?.

Crux: Su última cuestión no le he entendido demasiado bien. Perdone mi ignorancia. Pero en cualquier caso le diré que la repetición de una misma profecía (el tema de los tres dias de oscuridad, no hablar con nadie, etc) es algo recurrente desde la edad media hasta hoy.

En parte como dice usted, será algo espiritual pues habrá un momento en que la existencia de Dios se haga patente para todo el mundo y el grado de pecado de cada hombre será conocido por cada uno el suyo.

Y en parte efectivamente creo que habrá una purificación del pecado durante esos tres dias.

8 de marzo de 2010 22:20

El Padre Pío representó, por muchos años, la forma más gráfica del misticismo.

El monje capuchino italiano se había hecho famoso por la estigmata, un fenómeno según el cual, algunos privilegiados muestran en las manos y los pies las llagas de Jesús en la cruz.

El monje fue canonizado por Juan Pablo II en 2002.

Pero hoy el historiador Sergio Luzzatto está por poner en duda la capacidad de Pío de imitar a Cristo.

En su libro Padre Pio Miracoli e Politica Nell'Italia del Novecento, Luzzatto pone en duda la validez de la estigmata del monje.

La versión de Luzzatto se basa en el testimonio de una boticaria, María de Vito.

Pedido sospechoso

De Vito viajó en 1919 a San Giovanni Rotondo, cerca de Foggia, en el sur de Italia y se pasó un mes con el monje, en un peregrinaje destinado a consolidar su admiración por un hombre que, para ella, representaba el sufrimiento mismo de Jesucristo.

"En vísperas de mi partida a Foggia, el Padre Pío y con gran secretismo me pidió que no le dijera nada a sus hermanos, y me entregó personalmente una botella vacía (...) para regresarla de Foggia a San Giovanni Rotondo con cuatro gramos de puro ácido carbólico", dice el documento.

"Él me dijo que el ácido era para desinfectar jeringas y también me pidió un calmante (llamado) valda".

Según la misma misiva, el mismo pedido se repitió un mes después, incluyendo cuatro gramos de un calmante llamado veratrine.

Al darse cuenta de que no lo tenía en su farmacia, le hizo el pedido a su primo, el mismo que se negó porque sospechaba que lo usaría para fingir la estigmata.

"Creo que el ácido carbólico puede ser usado por el Padre Pío para irritar las heridas de sus manos", sentencia la carta de María de Vito.

Dudas

Lo más grave de las acusaciones del libro de Luzzatto es que este testimonio fue presentado ante las autoridades vaticanas encargadas de estudiar los milagros de los candidatos a santos.

Pero el Vaticano rechazó ese testimonio y realizó su propia investigación. Según esta pesquisa, las llagas son auténticas.

El problema es que no se trata de una conspiración de enemigos del monje. Dos papas, Juan XXIII y Pablo VI mostraron sus dudas sobre la presunta santidad del fraile.

Francesco Forgione tomó el nombre de Fray Pío cuando entró a la orden de los Capuchinos en 1903, como homenaje al papa Pío V, santo patrón de su nativa Pietrelcina, en el sur de Italia.

Desde muy joven, Pío pareció insinuar que algo extraño le estaba ocurriendo.

Señales

"En medio de las palmas de mis manos aparecieron marcas rojas del tamaño de un centavo, acompañadas de un dolor agudo en el medio de las llagas", le escribió a su asesor espiritual, el Padre Benedetto.

Cuando su mentor le preguntó si tenía visiones y si experimentaba los dolores de los azotes y de la corona de espinas, que son elementos vitales de la estigmata, el padre Pío se apresuró a decir que sí.

Por supuesto que quienes siguen al pie de la letra la versión oficial, han reaccionado con mucho enojo ante el libro de Luzzatto.

"Queremos recordarle al señor Luzzatto que, de acuerdo con la doctrina católica, la canonización lleva en sí la infalibilidad del Papa", advierte la Liga Católica contra la Difamación.

Muchos católicos se sienten incómodos con el concepto de la infalibilidad papal, por considerar que ni el propio pontífice se salva de cometer errores en cuestiones de fe.

Al mismo tiempo, las dudas expresadas sobre la autenticidad de los estigmas del Padre Pío, que los protegía con mitones de los que rara vez se despojaba, no son nuevas.

Lo que hace el libro de Sergio Luzzatto es sumarse a quienes consideran que es tiempo de dejar de alimentar a la iglesia de mitos improbables.

Pero el padre Pío es un símbolo en la historia italiana de la posguerra, un imán poderoso para quienes creen que el fraile capuchino es un interlocutor entre lo terrenal y el cristo que murió en la cruz.

La fascinación persiste.

El cardenal Saraiva Martins, en declaraciones a Radio Vaticana, ha asegurado que el hecho de que un cuerpo no se mantenga incorrupto, como es el caso del Padre Pío, no altera el juicio de la Iglesia sobre la santidad. Ante el estado del cuerpo, el diario italiano La Repubblica explicó ayer que los expertos del Madame Tussaud, el famoso museo de cera de Londres, habían enviado una máscara facial que ha sido colocada para la exposición del santo ante los fieles.

El delegado de la Santa Sede para el santuario y las obras del Padre Pío, Domenico D'Ambrosio, ha precisado que no había "señal alguna de los estigmas" que supuestamente le aparecieron por vez primera al Padre Pío a finales de 1911 en las manos y los pies y que se mantuvieron a lo largo de toda su vida.

El Padre Pío nació en Pietralcina, una aldea en la sureña Benevento, el 25 de mayo de 1887. Durante su adolescencia, según sus seguidores, tuvo visiones y desde los 31 años aparecieron estigmas -llagas similares a las de Cristo- en su cuerpo, que al parecer desaparecieron sin dejar huella poco antes de su muerte, el 23 de septiembre de 1968. Fue proclamado santo por el fallecido papa Juan Pablo II el 16 de junio de 2002.

Durante estos años han surgidos informes y libros que dudan de la veracidad de sus estigmas. Entre ellos, el informe médico realizado en 1920 por el religioso Agostino Gemelli, medico, psicólogo y asesor del Santo Oficio, que, tras visitar al Padre Pío, le calificó de "sujeto enfermo" y "místico de clínica psiquiátrica". También destacan las declaraciones de un farmacéutico que aseguró que en 1919 el Padre Pío adquirió ácido fénico, una sustancia fuertemente irritante, con la que se provocaba las heridas de los estigmas.

19 comentarios:

ANITA dijo...

Cuando iba leyendo lo de bendecir las velas lo primero que me vino a la cabeza es que gussi luz seguro ya las tenía por kilos jajajja y acerté jajajaj. Bueno acojonar acojonan mira tu si cuando pase ,se piensan se salvan y resulta que alguno cae al hedor de los sulfuros jajajja.
Por todo lo sagrado no dudes nunca de que las heridas del Pio fueran falsas, si te hechas ácido te salen de verdad pero no son estigmas son heridas por gilipollas jajajjaja.
Encima se corrompe el cuerpo puffff lagarto lagarto.
A lo largo de la historia se ha profetizado el fin varios profetas lo han vaticinado. Todos coinciden en lo mismo gran destrucción y solo se salvan unos pocos. ¿Y una tribu de la selva que no conocen a cristo y no hacen nada malo?
Porque aún existen tribus perdidas que no matan ni saben que es lo bueno o malo simplemente cazan y crían a sus hijos, nadie de estos iluminados tienen narices de ir llevarle enfermedades y decirles se pongan bragas y sujetador y besen la cruz. Solo ellos son los justos los que proclaman a los cuatro vientos que desean pase ya porque son medio santos, o medio retrasados.
La salvación queridos es para los corazones puros que muchos sin creer y riéndose de vuestras tonterías ,no de Dios, también hacen cosas buenas, y no están deseando ver como se ahogan en lodo o azufre o se los come la tierra a los que piensan no son como ellos.
Se está jugando con el nombre de Dios para justificar cualquier soplapollez y metiendo miedo injustificado. Aún esperamos tantas cosas, igual Dios está harto de vosotros por poner en su boca y actos tanta absurded.
¿Como se come que sea tan misericordioso y luego a la vez tan vengativo? Eso es lo que a esta gente le pone creerse sus patrañas verbeneras.
Lo mejor cuando dicen que se está conteniendo Dios gracias a la virgen que le sujeta la mano juas juas mas vale os sujetara a vosotros otra cosa.
Pues ea chicos comprar velas por si acaso yo las voy a poner negras jajajjaja.

Alfonso dijo...

Desde luego, es "conmovedor" como la "acaparadora de velas" le pide a Dios que cuanto antes mate a todos los malos, que no son otros que aquellos que no estan en su estupido y exclusivista entorno. Es decir, millones de catolicos y el resto de la humanidad estan condenados a sufrir la ira de Dios porque estos idiotizados fanaticos asi lo quieren.

¿Que haras con las velas, guerrera de pocas luces, cuando veas dentro de 30 o 40 años que siguen sin usarse para el fin que las compraste?. Mejor que aproveches algun apagon de Endesa y las hagas servir ahora, seguro que su luz sera mas cierta que la que pretendes tener.

Efectivamente, Anita, en esas cosas me baso cuando afirmo que contemplan a Dios como si fuera el iracundo vecino de enfrente, que vive con su madre. Si no fuera porque la madre trata de aplacar sus malas pulgas el resto del vecindario ya habria sufrido las consecuencias de su mal caracter.

La burda caricatura "humanizada", pero que creen a pies juntillas, que hacen de Dios, supera, con mucho, las bromas que con sentido del humor desacralizado podamos hacer de la corte celestial.

Estan totalmente dentro del pensamiento medieval, de que si Dios interviene arrasandolo todo con su dedo y en la refriega se lleva a unos cuantos de ellos por en medio, tranquilos, que El reconocera a los suyos y seran salvos. A los demas que les den por culo, por "malos" y por pensar con la cabeza.

Isaak dijo...

Sólo he tenido tiempo de leer tu escrito, Alfonso, pero aún dejando para luego el resto de lectura, he de decirte que tu reflexión es de lo mejor que he leído en mucho tiempo en relación con este asunto. Te rogaría lo envíes a unos cuantos periódicos para que lo publiquen como mejor les convenga.

Si la inspiración divina existe, te ha tocado a tí, compañero. Un abrazo.

ast dijo...

ya vale de meterse con la pobre Patricia no?

con lo buena que es

Isaak dijo...

¿Quién c*ñ* es Patricia? Como no sea la del diario...

calimeroesmalo dijo...

Pos yo tengo candelabros, linternas, velas y antorchas bendecidas porsiacaso que si lo dice el Padre Pollo ese debe ser cierto.
La cosa es que ¿ Al final es de fijo que es este Febrero?.
Y lo que me sorprende de verdad es las palabras de amor y simpatía que destila la Guerrera.
¡ Que weno que va a morir tol mundo malo, que alegría y como me congratula! ( amos y con eso ella se salva xke estudia Teología y es toda bondad, Juanjo se corre de gusto pensando en que Almodovar arderá con la boca llena leche y los gilipollas que leen a la Guerrera comprando velas y asintiendo diciendo que Dios es bueno y amoroso , si no te pilla llendo a por el pan).
¿ sabeis lo que realmente me llama la atención y dejandome de ironias chorras?.
Que esta tipeja, se bravuconase de llevar listados de los comentarios que la hacían a la guardia civil , en delitos informáticos y dijese que si tenía controlado lo que ponía y la leche y viendo lo que pone y dice, conozca casos de madres a las que le han quitado las crias por pensar que estaban mal de la cabeza xke no cambiaban de ropa a sus hijas y esta está esperando a comprar velas y encerarse en casa y esperar una lluvía de fuego xke lo ha pronosticado un santo y lleva asegurando la muerte de 2/3 de la humanidad desde hace la tira.
Que entre luego sus seguidor@s a decir que faltamos. ¡ Que no lo ven!
¡ Un abrazo!

Isaak dijo...

Se van a morir tos los malos, Cali, y tos los moros, tos los moros, también...

calimeroesmalo dijo...

Lo que me sorprende es el nivelazo de gente wena que se va apuntando a salvarse......
Vamos...Unos benditos jajajajajja

Alfonso dijo...

Isaak, lo expuesto es de cajón. Y solo se comprende cuando se es capaz de considerarlo sin dividir la realidad, quedándose únicamente con la sesgada interpretación del adoctrinamiento dogmático y sectario, cuando no se tiene la capacidad de abordar las cosas desde un autentico manejo del autoconocimiento, es decir, el mayor conocimiento posible de la totalidad del individuo, tanto para lo que se considera bueno, como para lo que se considera malo, como partes intrínsecamente constitutivas de nuestra propia naturaleza.

Pero sucede, que muchas personas son tan inconscientes de sus propias posibilidades de autoconocimiento que suelen ignorar totalmente su propia capacidad de elección y buscan ansiosamente en el exterior normas y reglas que puedan orientar su conducta. Gran parte de la responsabilidad de esta situación reside en la educación recibida, otras en “conversiones” impactantes, consecuencia de las contradicciones no superadas de viejos miedos atávicos, orientada exclusivamente a repetir viejas generalizaciones establecidas, además, como verdades inmutables, pero totalmente ajenas respecto de los secretos de la experiencia personal. De este modo, individuos que ni viven ni vivirán jamás de acuerdo con los ideales que proclaman, enseñan todo tipo de creencias y conductas idealistas sabiendo de antemano que nadie va a cumplirlas y, lo que todavía es mas grave, nadie cuestiona siquiera (entre ellos) la validez de ese tipo de enseñanza.

Saludos para todos/as.

Alfonso dijo...

No lo ven, Calimero, no lo ven. Ni sabrán verlo, porque sus condicionadas mentes, como sucede en la novela de Aldous Huxley, "Un mundo feliz", están sumergidas en un “mundo ideal” donde todo esta perfectamente jerarquizado y discernido. Incluso tienen su “soma”, la “droga” que, tomada a diario, o una vez a la semana, les facilita evadirse de las mil contradicciones y vacilaciones, que, a veces, su ser pensante, les pone delante de las narices.

Al contrario. Los que se sorprenden son ellos porque no somos capaces de ver las “verdades” que ellos contemplan, gracias a la gracia (sirva la redundancia) de Dios. Y rezan, para que ese dios nos ilumine y lleguemos a comprender que los equivocados son todos los que no se someten a las verdades establecidas por el dogma católico.

Alfonso dijo...

(sigue) Decía Wilhelm Reich que existen seres humanos que por efecto de sus creencias se revisten de autenticas corazas que le aíslan del resto de las cosas, y distorsiona de tal modo la realidad que conceptos genéricos como el mal proceden siempre del exterior. Según Reich, la persona acorazada se aísla de la naturaleza y levanta toda clase de barreras contra los impulsos vitales que brotan de su propia psiquis y de su propio cuerpo. De ese modo, el cuerpo acorazado se tensa y se insensibiliza parcial o totalmente a los sentimientos y a las sensaciones provenientes del interior de los demás, considerando también las propias como enemigos a batir.

Este terapeuta creía que toda entidad, todo ser humano, tiene un núcleo, un corazón, en el que se origina el movimiento pulsátil de la vida. En la persona relativamente libre de ataduras ideológicas y religiosas, ese movimiento pulsatorio puede alcanzar fácilmente la periferia sin perturbaciones y entonces el sujeto se expresa, se mueve, siente, respira y vibra naturalmente. En la persona acorazada, en cambio, entre el núcleo y la periferia parece existir una barrera, una muralla. En este último caso, cuando los impulsos vitales chocan con las fortificaciones de la coraza la persona se aterroriza y no piensa más que en suprimirlos porque teme que si lograran emerger a la superficie correría el peligro de ser aniquilado por el líder o el dios de turno. Para estos individuos las sensaciones, especialmente las sexuales, son terribles, sucias, malas y pecaminosas. De ese modo, cuando los impulsos agresivos que surgen de ese núcleo golpean la coraza del individuo tiembla de miedo y, en el caso de que consiga atravesar esa especie de barrera, quedara completamente aterrado porque no puede aceptar sus sensaciones, porque no puede tolerar el movimiento y la vida que brota de su interior, con toda su amalgama variopinta de sentimientos, emociones y deseos.

No llegan a darse cuenta, Calimero, de que lo verdaderamente aborrecible y odioso es su coraza psíquico-corporal, ese estancamiento que les aleja del núcleo mismo de la vida. La coraza escinde al ser humano y separa a la mente del cuerpo, al cuerpo de las emociones y a las emociones del espíritu.

La coraza puede terminar convirtiendo a un ser humano en un místico que ignora que el verdadero dios esta en su interior. Para el Dios es alguien que esta “fuera” y, consecuentemente, se dice: “Si rezo, hago penitencia, cumplo con tales y cuales preceptos me purificare y de ese modo resolveré todos mis problemas”. Pero esto es imposible porque quien pretende dedicarse a lo espiritual sin haber trabajado sus facetas negativas, sus defensas y sus resistencias egoicas, quizás consiga volar alto como Icaro pero cuando se aproxime al ardiente sol se desplomara pesadamente de nuevo en el mar, en el mar de la vida, donde terminara ahogándose.

Por otra parte, seguía pensando Reich, la coraza corporal puede transformar a la persona en un monstruo de crueldad (¿os suena de algo?) y en tal caso el individuo se aterroriza porque cree que si percibiera sus verdaderos sentimientos y deseos podría perecer aniquilado.
Bueno, Cali, podría seguir opinando sobre el pensamiento de este interesante autor al respecto de lo que nos ocupa, pero creo que lo mejor seria que lo convirtiera en una entrada próxima sino este post se haría demasiado largo.

Un abrazo, compañero.

Alfonso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alfonso dijo...

Lo siento, pero el ordenador me funciona mal y he repetido dos veces, sin querer, la continuacion del post.

Saludos.

Isaak dijo...

Gracias a "Dios" y a la gente de su alrededor, mi tía (una de ellas) ha acabado en un siquiátrico. Le mandaré un sms para que vaya haciendo hueco, que van más para allá en breve. Saludos cordiales.

ANITA dijo...

Chicos he preguntado a dos personas de iglesia hombre y mujer sobre esto, si conocían las profecías de Pio y lo de las velas y si están preparados . Y ninguno había oído hablar de sus profecías. También me han dicho que no es obligatorio saberlo todo, que ellos con la oración y sus actos procuran agradar a Dios y esto sirve.
Por cierto uno de ellos, la monja ha visto los blogs variados de gussi y amigos y por supuesto opina que una cosa es la fe y otra llevarlo al extremo del fanatismo y se ha escandalizado de leer muchas cosas, sobre todo cuando en ocasiones nos han dedicado flores.
Que clase de cristianos desean el mal y esperan ansiosos el final para verlo.
Acaso saben si solo por poner oraciones y exorcismos condenatorios e insultar se van a salvar ellos solos. Tan seguros están que su Dios( porque el de ellos no tiene nada que ver con el mío) los tiene en el ojo derecho siendo como son. Igual tienen mas condena que el resto por prepotentes y orgullosos.
Destilan Narcisismo por todos los poros y eso solo tiene un camino PSIQUIATRA.

Alfonso dijo...

Isaak: Este lamentable asunto de tu tía por causa de la paranoia religiosa, que con el tiempo y la falta de poder "diluir" toda la carga de condicionamiento psíquico que comporta, lleva a muchas personas a la esquizofrenia, me hizo recordar la situación que viví hace ya muchos años, siendo estudiante de segundo de filosofía.

Acabado el curso y no teniendo otra cosa mejor que hacer me dejé "seducir" por la invitación que me hicieron varios estudiantes, condiscípulos míos, para pasar un par de semanas en el Monasterio de Guadalupe, regido por frailes franciscanos. Estos estudiantes amigos míos eran novicios de dicha orden que estudiaban en Salamanca y, como yo entonces, rondábamos los 19 - 20 años.

Disfruté de la estancia en muchos aspectos porque entre otras cosas pude contemplar las obras pictóricas de Zurbarán, que decoran la sacristía del monasterio. Por lo demás, siendo un invitado, no estaba obligado a asistir a los diferentes oficios religiosos que esta comunidad de frailes realizaban. Por curiosidad, alguna vez hacia acto de presencia para verlos en su salsa.

Paseando una mañana por el claustro me topé con un fraile ya anciano, sentado en un poyete, cabizbajo, moviendo rítmicamente la cabeza de arriba abajo como si tuviera la obsesión de que alguna cosa le preocupaba. Al verme, se levantó de golpe, titubeó sobre que camino tomar (ahora me recordaría a "Chiquito de la Calzada") y erráticamente recorrió unos metros para ir a sentarse a otro lugar. Movido por la curiosidad volví a acercarme a él, y el fraile, desconcertado, se levantó de nuevo impulsivamente y haciendo el mismo gesto anterior, de medio taparse la cara, huyó en otra dirección. Pensé que no debería importunarlo más porque me daba cuenta que el fraile aquél no estaba muy bien de la sesera.

Cavilando en esto, me crucé con uno de los estudiantes y le pregunté que qué le pasaba al fraile mayor que me había encontrado por el claustro. El muchacho se echó a reir y empezó a explicarme que había sido un profesor bastante apreciado en su docencia, muy devoto, de ideas fijas en cuanto a la observancia de doctrinas y dogmas, pero que desde hacía ya algún tiempo andaba desquiciado porque estaba obsesionado con haber ofendido a la Virgen y por causa de ello se iba a condenar al infierno. Ni consejos, ni confesiones, ni ninguna otra indicación de sus superiores conseguían sacarlo de ese estado de postración psíquica, y vagaba por las dependencias del convento huyendo de la gente y tapándose la cara porque estaba convencido de que su "pecado" lo llevaba escrito en la frente.

Pero este hombre tendría que estar en un psiquiátrico, le dije al compañero. "Pa qué", me contestó el estudiante, a este hombre ya no hay quien lo arregle, aunque viniese el mismo papa a intentar solucionarlo.

Aquello me hizo reflexionar mucho, dándome cuenta a dónde puede llevar la irracionalidad de un fanatismo religioso sin las oportunas "válvulas de escape" que, al menos, hagan llevadero el sentimiento religioso con todas las demás cosas de la vida.

"Era un tío muy normal", me decía mi amigo. Si, hasta que dejó de serlo. Hasta que su psiquismo quedó atrapado entre preceptos y normas que ya no supo digerir y que le arruinaron la vida.

Creo que será un poco lo que le ha pasado a tu tía, Isaak. Parece mentira que estas cosas no acaben dando enseñanza a los que tienen la oportunidad de vivirlas. Quizás al contrario, y aun crean que están en el auténtico camino de "santidad" y que la sociedad los toma por locos.

Saludos.

Alfonso dijo...

Anita, tú lo has dicho en pocas y acertadas palabras. "Que clase de cristianos desean el mal y esperan ansiosos el final para verlo."

Sólo el cristiano (o de cualquier otra religión), con la mente totalmente idiotizada en un fanatismo cruel e irracional, puede estar deseando que su dios se dedique a masacrar a todos aquellos que no son de su cuerda. Hay que ser muy mezquino y tener un nulo sentido de la caridad que tanto pregonan para ir "recogiendo" supuestos mensajes divinos de otros tan idiotizados como ellos y usarlos como armas arrojadizas en el intento de acojonar al personal y obligarlos a su conversión. Lo podríamos comparar con aquellos "conquistadores" que evangelizaban indios a base de espadazos. O aquellos curas, durante la guerra, que con pistola al cinto se liaban a hostias con los prisioneros rojos para obligarles a confesarse antes de pegarle un tiro.

Por eso titulé así esta entrada. Lo tienen que hacer todo por cojones. No vale el ejemplo y la persuasión. O te conviertes o te descalabro con un buen fin del mundo.

Conozco al párroco de mi barrio, con el que mantengo a veces amistosas diatribas ideológicas. Puedo decir que es una persona conservadora en el aspecto doctrinal. Le di las direcciones de los blogs de la factoría católica para que les echase un vistazo y me diera su opinión. Cuando lo hizo y nos vimos al cabo de unos días le pregunté qué le había parecido. Me dijo: ¿te doy mi opinión argumentada, o en simple román paladino? En lo segundo, le dije, que será más corto. "Están como una puta cabra", me contestó. Seguro que no tuvo que confesarse por eso.

Ya lo dice "gusiluz", Anita, ellos pertenecen al "clan de los escogidos". Pues que sigan así. Estarán todos "escogidos" en un psiquiátrico dentro de unos años si no lo remedian.

Un beso, guapa.

calimeroesmalo dijo...

Y acabo de terminar de leer vuestros nuevos comentarios...Y pensar que suele divertirme de escandalosas que suelen ser las ocurrencias de esta gente y he acabado con los pelos como escarpias con lo que narrais.
Entre lo sucedido a la tía de Isaak y lo que narrais Anita y Alfonso sobre lo que debería ser un Cristiano y el extremismo de un creyente, joder, se me ponen los pelos como escarpias....
¡ Un abrazo gente!

Isaak dijo...

Lo de mi tía, alguno puede pensar, que es un ejemplillo inventado o "acondicionado" de oídas. Hay que aclarar en honor a la verdad, que su huida de olla se ha debido a los Testigos de Jehová, no a la IC. La alienaron, la estafaron y robaron y la hundieron en la más absoluta miseria espiritual y material. Y así sigue, y así, ya a estas alturas, morirá.

Es cierto que existe un arquetipo de personas que sufren tendencia a llegar a estas situaciones. Pero aún así, es como permitir el apaleamiento de una persona con movilidad reducida sólo porque no tiene posibilidad de huir.

Con las religiones, es un sálvese quien pueda. Actúan sobre los débiles mentales y los arrastran a las situaciones personales y sociales más penosas y humillantes.

Cualquiera que venda un paraíso inexistente, sean cuales sean las condiciones, debería ser juzgado por delito contra la salud pública si no puede demostrar con tubos de ensayo y reactivos que lo que ofrece, es rigurosamente cierto.