viernes, 18 de junio de 2010

YA SEMOS BUENOS Y ESTAMOS TODOS DE BUEN ROLLITO

He aquí parte de la "orda roja ensotanada" que los caballeros legionarios de la Gloriosa Cruzada Nacional se llevó por delante por ser vascos, nacionalistas y fieles a la República. Gentuza así no merecen ser santos. Que digo santos, ni beatos siquiera. Sino que se lo pregunten a la jerarquía española.


Nuestra catoliquísima bloguera, que tira la piedra y esconde la mano, y así puede decir lo que quiera sin que ningún “maltratador de mujeres” de turno pueda herir su extrema sensibilidad religiosa, se nos ha metido a comentarista política y ha soltado, sensible ella, ya digo, una soflama que, a buen seguro, ha sido inspirada por el mismísimo espíritu santo paráclito (tiene que ser así, porque sino no se entiende).


Nos dice, en un arrebato de mística iluminación:


NUESTROS ABUELOS FIRMARON UNA LEY DE AMNISTÍA, PROMETIERON NO MIRAR HACIA EL PASADO, PERDONARON Y OLVIDARON LAS BARBARIDADES QUE UNOS Y OTROS PERPETRARON DURANTE LA GUERRA.

NO
DEJEMOS QUE NADIE NOS VUELVA A ENFRENTAR.

POR LA PAZ ENTRE TODOS LOS ESPAÑOLES.

¡YA NO HAY BANDOS!


Pero, “guerrerita” del alma mía, ¿de dónde sacas eso de que “nuestros abuelos firmaron una ley de amnistía, prometieron no mirar hacia el pasado, perdonaron y olvidaron las barbaridades que unos y otros perpetraron durante la guerra?”


Muerto el dictadorzuelo hubo una Ley de “Borrón y Cuenta Nueva” que pretendió vergonzosamente “pasar por alto” las graves responsabilidades que se derivaban del atropello fascista, y así le luce el pelo ahora a todas aquellas familias que siguen igual que en 1.939, es decir, sin reparación moral. Pero ni mis abuelos, ni los tuyos, ni los de nadie, sean de izquierdas o de derechas, firmaron nada, ni prometieron nada, ni mucho menos “olvidaron las barbaridades perpetradas”. Precisamente, mis abuelos maternos, estuvieron sufriendo esas “barbaridades” continuas a las que fueron sometidos (cárcel, expolio, marginación, impedimentos sociales, etc.) hasta el año 1.965 que fue cuando se murieron. Y mis abuelos paternos ni los conocí, porque cuando los cruzados por Dios y por España entraron en mi pueblo, con los moros de Alá por delante (parece ser que los dos dioses se pusieron de acuerdo para combatir a las hordas rojas), para acabar con la resistencia ciudadana que se enfrentó a ellos, les cayó en casa una “barbaridad” lanzada a discreción desde un cañón. A los defensores de Dios y de España les importó un comino que varias familias “que no eran de la guerra” acabaran destrozadas a fuerza de cañonazos. Por suerte, mi padre estaba en la calle, no le cayó ninguna “barbaridad” encima y me pudo engendrar con el tiempo.


La “barbaridad” global que fue la guerra civil ¿quiénes podrían haberla evitado, “guerrerita”? ¿Los que la iniciaron, verdad? ¿Y quiénes fueron los que la iniciaron a sabiendas de lo que iba a pasar? ¿La casta militar que no quería perder sus privilegios, verdad? ¿Ayudados por quién “guerrera”? Por la oligarquía financiera y la Iglesia que tú tanto veneras, ¿no es cierto?. Y la historia es tan terca en sus demostraciones, que por mucho que intenten maquillarla los “historietistas” que se han dedicado a lavar las conciencias de los “vencedores” (palabra y concepto repetido hasta la nausea durante 40 años) en los últimos años, no consiguen por ello ocultar las evidencias de los atropellos y “barbaridades” cometidos durante y después de la guerra. ¿Hubo necesidad de fusilar a casi 200.000 “abuelos”, de esos a los que te refieres, acabada la guerra durante el transcurso de los años 40? Pues parece que a ciertos “abuelos” si les convenía quitar de en medio (cristianamente, eh, que conste, porque los confesaban a hostias limpias en muchas ocasiones antes de descerrajarles un tiro en la nuca) a tanto rojo irredento. Y si no eran rojos, ni irredentos, pues también.


¿Qué no dejemos que nadie nos vuelva a enfrentar? Pues, cojones, parece ser que ese lema no ha sido escuchado por tus líderes espirituales, ya que han abierto la fábrica de hacer “mártires por Dios y por España” y la producción de beatos y beatas de la guerra civil se cuentan ya por centenares. Curiosa manera de evitar el enfrentamiento, ¿no?


¿Y los religiosos asesinados por los caballeros de Cristo? ¿Por qué sabrás que hubo un buen puñado de religiosos y sacerdotes vascos que fueron “depurados” (que fino soy) simplemente por ser vascos, nacionalistas y reconocedores de la legalidad republicana?

Como dice Manuel Montero, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad del País Vasco:

“Los primeros en morir fueron Martín de Lekuona y Gervasio de Albizu, que eran vicarios en la parroquia de Rentería (Guipúzcoa) y que fueron fusilados el 8 de octubre de 1936. El mes anterior las tropas de los generales alzados habían ocupado casi toda Guipúzcoa y llegaba la hora de la represión de las izquierdas y de los nacionalistas. Las convicciones religiosas, que se decía legitimaban la sublevación militar, quedaban en el segundo plano. De ahí que las represalias incluyesen a sacerdotes vascos, de filiación nacionalista y hondas actitudes religiosas. Así describía el escritor José Arteche a uno de los ejecutados: "Don Martín de Lecuona era el sacerdote cuya manera de ser más me sugería el ideal del ángel".

“Murieron después los siguientes: el cura y escritor José de Ariztimuño (Aitzol), Alejandro de Mendikute y José Adarraga, ejecutados en Hernani el 17 de octubre de 1936. El 24 de octubre fue fusilado en el cementerio de Oiartzun José de Arin, arcipreste de Mondragón. Ese mismo día se ejecutó a José Iturri Castillo, párroco de Marín, así como a los también sacerdotes Aniceto de Eguren, José de Markiegi, Leonardo de Guridi y José Sagarna. El 27, a José Peñaga-rikano, vicario de Markina. Celestino de Onaindía, cura auxiliar de Elgoibar, fue fusilado el día siguiente. Se sabe también que ese mismo mes fueron fusilados los padres Lupo, Otano y Román; el último era el superior del convento de los carmelitas de Amorebieta.”

No fueron los únicos religiosos ejecutados por el bando nacional durante la Guerra Civil, pero constituyen un grupo nítidamente identificable. El recuerdo de los 16 curas vascos que en 1936 fusilaron los franquistas resuena setenta años después y golpea en las desmemorias de la Iglesia de la que formaron parte, que los ha relegado al olvido y parece preferir que un velo cubra su recuerdo. Estos religiosos no merecen ser beatificados. Ni falta que les hace.

Y sigue diciendo el catedrático Manuel Montero:

La Iglesia, que sostuvo la idea de Cruzada Nacional para legitimar la sublevación militar, fue beligerante durante la Guerra Civil, aun a costa de relegar a algunos de sus miembros. Sigue siendo beligerante, en su insólita respuesta a la Ley de Memoria Histórica, acudiendo a la beatificación de 498 "mártires" de la Guerra Civil. Entre ellos no se cuentan los sacerdotes ejecutados por el ejército de Franco. Sigue siendo una Iglesia incapaz de superar sus posiciones de parte, de hace 70 años, y dispuesta a que tal pasado nos persiga siempre. En este uso político de reconocimientos religiosos se percibe su indignación por la reparación a las víctimas del franquismo. Los criterios selectivos sobre los religiosos que militaron en sus filas resultan difíciles de comprender. ¿Los sacerdotes que fueron víctimas de los republicanos son "mártires que murieron perdonando" y los que fueron ejecutados por los franquistas los olvida la Iglesia? Esta actitud brutal, que quiere además aprovechar el acto para una gran peregrinación de resonancias públicas, señala quizás la incapacidad de la Iglesia española para superar sus rencores del pasado.

El guipuzcoano José de Arteche, en su libro “El abrazo de los muertos”, de 1956, escribía: "Los hombres de mi generación no tienen remedio; nadie dice que hay que rectificar. Nadie dice que hay que pedir perdón. Uno llega a la conclusión de que en España no se reza el Padre Nuestro".

Cuando supo que habían ejecutado al cura José Joaquín Arín, sin formación de causa, Mateo Múgica, obispo de Vitoria, concluyó: "Mejor habrían hecho Franco y sus soldados besando los pies de este venerable sacerdote que fusilándole"

¿No dejemos que nadie nos vuelva a enfrentar?

¿Esta frase es ceguera, o cinismo, “guerrerita del Niño Jesús”? Creo que ambas cosas. Como no podía ser de otra manera, pues proviene de alguien absolutamente fanatizada dentro de un sector social que no ha hecho ni el más leve gesto por entonar un “mea culpa” por el grado de responsabilidad que indiscutiblemente le corresponde. Y gente como tú es incapaz de ver más allá de las narices eclesiales. La pleitesía a los dictados de la jerarquía se ejerce sin discusión ¿verdad “guerrera”?

Y por fin, todo se resume en la “aséptica” justificación de las “barbaridades que unos y otros perpetraron durante la guerra”, y todos tan felices y contentos.

Y toda exultante, por haber dado con la clave de la piedra filosofal, exclama:

¡YA NO HAY BANDOS!

Y tienes razón “guerrera”: “ya no hay bandos”. Ahora lo que hay son “bandas”. Bandas de mafiosos enquistados dentro de las mismas entretelas de la iglesia, que mantienen mentiras históricas para seguir haciendo el “caldo gordo” y tener así las conciencias del rebaño ocupadas con truculentas historias para no dormir. Mientras el cepillo se llene, todo vale. La fe mueve montañas… Y los bolsillos de los ingenuos, también: vaciándolos.

9 comentarios:

leonardomurguia dijo...

Ademas de hipocrita, es cinica, ciega, tonta y enferma de la cabeza.

¿Y ademas todavia cree que cristo va a venir por ella con los brazos abiertos, para llevarla con "su madre celestial", que de virgen tiene lo que yo tengo de piloto espacial?

Antes me daba pena por ella. Ahora me da risa.

Saludos.

calimeroesmalo dijo...

Mira, sin querer ser gracioso y lo puede leer su amiguita del alma, me la suda.
¡ Esta tía es subnormal! ¡ Con todas las de la ley!
¡ No es ya que le falten hervores o que hace mucho tiempo que no le llegue el riego sanguineo a la cabeza y eso le afecte a las secuencias motrices y al buen funcionamiento!
No voy a entrar en detalles sobre este tema, en esto, solo que me parece una ( PALABROTA A ELEGIR) que no tiene ni puta idea de lo que pasa en el puto mundo real porque vive en un mundo imaginario dominado por angelitos y Dios en la que ella es una enviada celestial que reparte el mensaje del amor ( curiosamente cargada de mala ostia y amenazas si la llevas la contraria o eres musulman o homosexual) y con una legión de seguidores que saltan como monos ante sus chorradas ( leer alguno de sus post rodeado de gente normal no ultrareligiosa y ver como cambia su expresividad facial no tiene precio, ojo que no digo que si haces lo mismo con el mio no digan que no sea una mierda).
Para abreviar, os veis la peli de Matrix y cambiais a Keanu Reeves pos la chorra de Mari Conan.
Lo que más me jode es que luego entran a decir que este blog es malo una seguidora y amiga de ella con buenas palabras pero poca sesera ( desde mi opinión no sectaria).
ainsssss.
¡ Un abrazo gente ( con muxa mala lexe la verdad)

calimeroesmalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
calimeroesmalo dijo...

Por cierto Mari Conan de los cojones, conozco a gente que está a favor de la ley de la memoria histórica y no están fomentando el odio, esa es otra de tus subnormalidades, entre las muchas que hay para elegir ya que lo único que piden es saber donde estan los restos de sus familiares y darles sagrada sepultura , ya ves tú.
Pero según tu lógica, podríamos ir donde los padres de , por ejemplo Marta del Castillo y decirles que se olviden de buscar donde yacen los restos enterrados de su hija y que se vayan a tomar unos vinillos tranquilitos porque solo estan fomentando el mal rollito y la mala baba.
( Curiosamente, si hablamos de victimas religiosas ya tu sermón cambiaría, que nos conocemos).
Mira, normalmente me suele hacer gracia las gilipolleces, es más me uno a cualquier payasada , pero esto es pasarte, aunque creo que de tanto santos y misticismo no distingues la realidad y tu mundo de fantasía ( en el que ya estan reuniendo firmas para echarte) cada vez se torna más y más extravagante.
Cuidate eso que creo que necesitas terapia.
¡ Un saludo a los demás!

ANITA dijo...

Si copiara el no mas enfrentamientos esta señora, seamos fisnos jjej, no dejaría como dejaba que despellejaran y ella misma hacía, a los comentaristas que entraban en su blog pensando diferente. Los abuelos no firmaron nada como bien dice Alfonso en su post, los que van quedando no olvidan las barbaridades, y menos las familias que lo sufrieron.
Hay cosas que no se pueden olvidar y dormir como rositas. Y no solo la guerra la posguerra fue casi peor.
La iglesia siempre ha sido hipócrita y no reconoce sus fallos garrafales y cuando lo hace es tarde, asesinar a curas por ser de otro bando y olvidarlos, beatificar al resto porque ya se sabe la iglesia de derechas entonces a favor del enano porque comulgaba.
Muy contradictorio, de eso mejor no habla que el discurso se le jode.
Y claro me creo lo que me conviene del resto ni quiero hablar, y encima seguro que somos mentirosos y la historia la damos la vuelta para rebatir jejejeje así no vamos a parte alguna.
En fin que siga a su bola, y sigan los que quieran la verdad es clara y no hay mas ciego que el que no quiere ver como dice el refrán.
Abrazos a todos

Isaak dijo...

A éstos les va el "diré para que no me digan". Nos conocemos de toda la vida, ya no tenemos secretos los unos para los otros. Sabemos de lo que van, y saben de lo que vamos. Sabemos lo que quieren, y saben lo que queremos.

El victimismo es el único recurso que les queda, perdidos como han todos los demás: el proselitismo, que ya no surte efecto; la violencia, que siempre se reservan como un as en la manga, así como los títeres que la ejercerán en su nombre en forma de dictadorzuelos desnaturalizados; y el chantaje político, que ni siquiera merece la pena comentar.

Seguirán fingiendo, como hasta ahora, que la prueba de que ellos son la luz es que los demás son la oscuridad.

leonardomurguia dijo...

" Los sacerdotes y las Monjas son algo excepcional que estan fuera de cualquier duda, pues estan en una dimension a la que nosotros desde aqui dificilmente podemos acceder "

¿que mas prueba podemos tener del aborregamiento tan profundo y sistematico de la feligresia, producido por una iglesia arrogante y corrupta?

Si este es el camino que seguirá la humanidad, QUE DIOS (soydiosytengounblog) NOS AMPARE !!!

leonardomurguia dijo...

Y le regalo mi lugar en el paraiso al que adivine de que boca salio tan inspirada frase...

Isaak dijo...

Dios nos libre del paraíso, Leonardo. Pero puestos a suponer, la frase debe pertenecer a alguien que sitúa al margen de toda crítica cualquier clase de meapilismo... reflexionaré sobre ello, porque ahora mismo no se me ocurre...

Monjas y Sacerdotes son algo excepcional, desde luego. Cuando pienso en una forma original de vivir a cuerpo de rey sin darle palo al agua, siempre me acuerdo del conocido y admirado Padre Fortea y le doy una vuelta a su blog, que es como el rincóndelvago pero en el ámbito laboral.